28.1.18

Envíos con Amazon: mi experiencia

Hacía mucho tiempo que no hablaba en el blog de algún encontronazo con una gran empresa, tipo móviles, Correos, hostal cutre, etc. La cosa ha sido que he comprado por Amazon y, aunque me habían puesto sobreaviso cuando escribí un artículo sobre los comentarios en sus productos, la realidad ha superado a la ficción. Si nunca habéis comprado por Amazon esto es lo que os espera, y si lo habéis hecho alguna vez y os ha pasado lo mismo, por favor, compartid la odisea para que todos aprendamos.


Martes 16 de enero
  • Compro 5 artículos en Amazon. 
  • Amazon me pregunta cómo quiero recibir estos artículos si en un único envío o en varios envíos a medida que los vayan recibiendo. Confirmo en la web que sólo quiero que me hagan un único envío con los 5 artículos (no me corre prisa y prefiero estar a la espera un único día).
  • Amazon me envía un email diciéndome que los 5 artículos me llegarán el lunes 22 de enero.
El lunes me viene muy bien. No tengo prisa por recibir el pedido. Si me hubiera despreocupado, y, supongamos, me voy de viaje o planifico la semana con mil historias no hubiera recibido ni uno de los paquetes. Sigo.

Miércoles 17 de enero (al día siguiente del pedido)
  • Amazon me envía un email diciéndome que me enviará 3 de los productos por separado para proporcionarme “un servicio más rápido”. ¿Por qué Amazon decide enviarme mi pedido por separado? Me dio a elegir y la elección del consumidor les da igual.
  • Amazon me confirma que este primer envío me llegará el jueves 18 de enero (al día siguiente). 
Es decir, el jueves tengo que estar en casa, cambiar mis planes, no sé a qué hora me llegará. Cuando estoy reorganizando el tema, al cabo de unas horas, ¡tachán!
  • Me llega el primer envío a casa. Y menos mal que me pilla en casa porque NO LO ESPERABA. ¿Por qué Amazon dice que el paquete llegará mañana y me lo envía hoy? No tiene ninguna lógica.
Lunes 22 de enero (el día en que me tiene que llegar el segundo paquete)
  • Me traen los dos artículos que faltan ¡a las 8 de la mañana! Puedes decir, joder, pues genial, porque así ya no tienes que esperar más en todo el día. Pero, ¿a las 8 de la mañana, sin avisar? NO sé, sigo sin entenderlo.
Ahora va la segunda parte, la del reembolso de uno de los artículos y la compra de otro.

Miércoles 17 de enero 
Uno de los artículos del primer envío es un bolso más pequeño de lo que pensaba y compro otro bolso más grande. Amazon me confirma por email que este bolso me llegará el miércoles 24 de enero.

Viernes 19 de enero
Me llega este bolso sin que me avise nadie de antemano.

Martes 23 de enero
  • Decido devolver tres artículos y pido que me los recojan en casa. Parece de otra época tener que imprimir una hoja que Amazon te envía por email que tienes que colocar dentro de la caja. Yo no tengo impresora, tengo que pedírsela a alguien que trabaja en una oficina que me la haga. 
  • Amazon me explica por email que se pondrán en contacto conmigo para acordar una hora de recogida. ¡Menos mal, por fin! No me puedo creer que me vayan a indicar una hora de recogida cuando han venido a casa cuando les ha dado la gana.
Jueves 25 de enero
Amazon me envía un SMS (atención) en el que me dicen que tenga preparado el paquete porque en 24 horas laborables pasan a recogerlo. ¿En 24 horas laborables, me estás tomando el pelo?

Viernes 26 de enero
A las 15.15 pasan a recoger el paquete.

Lo que he aprendido después de esta experiencia es que:
  1. da igual lo que el consumidor elija en las opciones que ofrece Amazon que Amazon hará lo que le dé la gana. Yo pedí un único envío y me lo trajeron en dos.
  2. Amazon se publicita diciendo que es el servicio más rápido, pero de tan rápido que es llegará a tu casa cuando menos te lo esperes, sin avisar. Y a cualquier hora. La horquilla es acojonante.
  3. para que el envío sea satisfactorio y no te quedes sin él deberás estar en casa siempre, porque no tienes vida ni otra cosa que hacer que esperar un paquete.
Dio la casualidad de que en los días en que me trajeron los pedidos y tuve que hacer la devolución siempre he estado en casa, es decir, que he recibido y entregado todos los paquetes sin problema. De haber seguido las propias indicaciones de Amazon en sus fechas de envío y haberme despreocupado no hubiera recogido ni devuelto ni uno de los paquetes.

Bravo Amazon. Nos quitas las ganas de comprar ná.

4 comentarios:

Aránzazu Afonso Santana dijo...

Si vivieras en Canarias multiplica lo que te paso por 100 y añade cobros indebidos de los transportistas.

Mariló García dijo...

Qué fuerte!

PRG dijo...

Yo compro mucho por Amazon y reconozco que lo que comentas es cierto; casi siempre pido más de un producto para ahorrar en los gastos de envío y casi siempre los envían por separado. En cuanto a los plazos, a mi siempre o casi siempre me llegan mails, no recuerdo que me haya llegado ningún paquete sin avisar, pero eso sí, también siempre o casi siempre te llega un día antes de la fecha que ellos te dicen.

Yo ya, para evitar problemas, siempre pongo la dirección del trabajo para que me lleguen ahí o pongo la oficina de Correos como punto de recogida para recogerlo yo; al final es más sencillo.

Último ejemplo, precisamente ésta semana: he pedido dos artículos y me los han enviado juntos, pero me han puesto que me llegarán el jueves 1 de febrero. Pero correos ya me ha enviado un mail informando de que tienen el paquete, por tanto no me van a llegar el jueves, me van a llegar probablemente el martes, o incluso quizás el lunes.

Mariló García dijo...

PRG es curioso que tengamos que ser nosotros, los consumidores, los que les hacemos a ellos el trabajao más fácil, cuando tendría que ser al revés.