23.5.24

Elsbeth 1x9: claves, moda y cameos de los episodios del spin off de The Good Wife

(subida originalmente 18.4.24; esta entrada se ha actualizado)

Elsbeth Tascioni se merecía su propio spin off y aquí lo tenemos. En EE UU la CBS la estrenó el 29 de febrero, hizo parón y regresó el 4 de abril. En España, se estrenó el martes 23 de abril en Movistar Plus+, con doble episodio.


Hoy, episodio 9. 


DE QUÉ VA 'ELSBETH'
Tras The Good Wife y The Good Fight, Elsbeth Tascioni deja la abogacía en Chicago para ayudar a la policía de Nueva York en casos de asesinato. Es una suerte de Colombo. Esto es, un grano en el culo de los criminales con sus insistentes preguntas y su inquietante forma de recolocar las piezas de un puzle que en apariencia solo ella parece ver. Para darle más emoción, ella será la policía de la policía, pues la contratan por pequeños casos de corrupción que ha habido en el cuerpo. Por eso, Elsbeth no solo es el azote de los malos también lo es de los buenos (que podrían ser malos).

En vez de gabardina y puro, Elsbeth presume de vestuario colorido que parece tricotado por la abuela, pero que en realidad lo firman grandes marcas (porque Elsbeth maneja pasta), bolsos extravagantes (siempre de tres en tres, y talla XL, de marcazas como Kate Spade, el feo de los dos leopardos y el del metro) y un hambre voraz (ya que está en Manhattan a base de pretzels o kronuts). Lo que aparenta de pardilla e ingenua le sobra de inteligente y geniecilla. Elsbeth es capaz de saber quién es el asesino casi antes de que este vaya a cometer la tropelía. La mujer Minority Report pero con manoplas rosas. 

El espectador va por delante de la protagonista (a lo Poker Face), así que da bastante gusto atender a la resolución del caso (uno por episodio autoconclusivo) sin perder la sonrisa tonta. Desde el principio sabes quién es el asesino y su aparente motivación (aquí puede haber sorpresas). 

Junto a Carrie Preston, dos policías: Carra Patterson (Socios y sabuesos), como Kaya, y Wendell Pierce, como el jefe Wagner (recordándonos al policía de The Wire). El tono de los King aquí es altamente cómico gracias a ella (algo que se presuponía) pero también con algunos de los cameos de los invitados estrella (otro de los puntos fuerte de la serie). Como dato curioso: aunque Elsbeth pertenece al universo TGW y TGF, los actores invitados que aparecieron antes no repiten aquí el mismo papel, sino que interpretan a otros personajes diferentes. La intro parece de una serie animada, con el nombre de Elsbeth en rosa sobre los edificios de Nueva York dibujados. De hecho la sintonía se parece a la de Desencanto.

CAMEOS EPISÓDICOS


1. Piloto / estreno 29/02 (en M+: 23/04)
El primer caso transcurre en un teatro, toda una declaración de intenciones por parte de los King, con una estudiante muerta y el director bajo sospecha, que no es otro que Stephen Moyer, que vuelve a coincidir con Carrie Preston tras True Blood. El guiño a The Good Wife: Cary Agos se menciona varias veces.


2. A Classic New York Character - Un personaje típicamente neoyorquino / estreno 4/04 (en M+ es el tercer episodio: 30/04)
Recuerda a Solo asesinatos en el edificio. La víctima es la presidenta de un edificio (Linda Lavin, que ya apareció en TGW) a la que todos sus vecinos odian. La maquiavélica artífice de la conspiración contra ella no podía ser otra que una vendedora de pisos con la especulación como mochila (una desternillante, como siempre, Jane Krakowski). Pero en este episodio hay algo más. Una segunda lectura revela el por qué real de la venganza. Y lo que es más importante, descubrimos que Elsbeth investiga también a Wagner, en una suerte de Line of Duty. Así queda aclarado qué pinta Wendell Pierce que apenas tenía protagonismo. Me gusta que una de las pistas sea moda: un gran bolso negro tendencia o que la cámara se fije en los pies de Elsbeth cuando inspecciona el balcón y muestre unos zapatos verde de Manolo Blahnik (895dólares).



El abrigo lila de Whistles cuesta 1.700 euros aunque no lo parezca.

3. Reality Shock / estreno 4/04 (en M+ es el segundo episodio: 23/04)
En esta ocasión la asesinada es una de las (para entendernos) Real Housewives. Jesse Tyler Ferguson (Modern Family), que ya apareció en The Good Fight (episodio 5x10), aquí es el sospechoso como productor de un reality similar. Nadia Dajani (la fallecida) interpretó a Sara, una de las hermanas de Will Gardner en The Good Wife. Hay un buen guiño a Cócteles fuera de Serie con el arma del crimen: unos Margarita.



Carrie Preston con Retta. Carrie lleva aquí chaqueta roja de Alice + Olivia. Arriba, Elsbeth con vestidazo de Mara Hoffman y Claudia con uno de lentejuelas de Natalie Dress. 

4. Love Knocked Off - Abajo el amor / estreno 11/04 (en M+: 7/05)
Con Gloria Reuben (City on a Hill), como Claudia, la mujer socialité de Wagner (ella le invita a una fiesta al final del episodio), y Retta (Parks and Recreation), como una casamentera de ricos que vive en los Hamptons. Wagner por fin se percata de que tal vez Elsbeth le esté investigando. Hay un guiño a Cócteles fuera de Serie cuando Elsbeth se pide un Shirley Temple (cóctel sin alcohol) en la fiesta (le pega todo).



5. Ball Girl - La recogepelotas / estreno 18/04 (en M+: 14/05)
Con Blair Underwood (Quantico, Ironside), que ya salió en The Good Fight (episodio 7x17), interpreta al padre y entrenador de una estrella del tenis y es el principal sospechoso de la muerte del tenista que compite con su hijo por el podio. Elsbeth no lo tendrá tan fácil cuando la sospechosa parezca una de las jóvenes recogepelotas (esta tipa me recordó a la ayudante hija de papá de Hacks). El look tenista kitsch es total, en verde y rosa, la sudadera es de la marca Runway Athletics.

Elsbeth lleva un lookazo en este episodio: chaquetilla negra y dorada de Lela Rose (1.290$) y blusa naranja de Versace (1561$).

6. An Ear for An Ear - Oreja por oreja / estreno 25/04 (en M+: 21/05) 
Con Gina Gershon (Riverdale), como la antigua jefa de la víctima, una cirujana plástica. La actriz salió en The Good Fight haciendo de Melania Tump en el episodio 3x6. Curiosidad: el título es una pista en sí mismo para la resolución del caso. Más claves: la moda vuelve a ser protagonista, con unos zapatos negros, y la mención a Coldplay. Elsbeth sigue investigando a Wagner y queda con su jefe en la estatua de Alicia en el País de las Maravillas de Central Park. Hay una crítica hacía los milenials que atacan obras de arte para denunciar el cambio climático.

Camisa de Alice + Oliva.

7. Something Blue - Algo azul / estreno 2/05 (en M+: 28/05)
Con Keegan-Michael Key (Wonka, Schmigadoon!), como un asesor financiero sospechoso de haber matado al novio de su hija. La boda tiene lugar en un lujoso club de golf. De nuevo, la moda es una pista esencial para resolver el caso, en concreto, un reloj Cartier. Elsbeth cuenta que está divorciada y habla de su hijo gay, proclive a tener parejas que son malas influencias. Y celebra una fiesta en su nuevo piso, vestida con un mono de Zimmermann. Momentazo: cuando Elsbeth y el asesor financiero bailan Hot Honey Rag, del musical Chicago. En este episodio Elsbeth luce un kimono de Kobi Halperin (985euros), y de Alice + Oliva una blusa roja con la que baila y una camisa con dibujos de labios.

Elsbeth lleva una chaqueta floreada de Cinq a Sept (495$) y Quinn lleva un chaquetón de cuero de Zara (349$).

8. Artificial Genius - Genio artificial / estreno 9/05 (en M+: 4/06)
Con Elizabeth Lail (You), como Quinn la joven CEO de una App de alerta de crímenes llamada Cerberus que asesina a un periodista que la está investigando  y usa la aplicación para crear a un falso asesino. La IA, la inteligencia artificial, a examen. De nuevo la moda es una pista: esta vez la bandana que Quinn siempre lleva en la cabeza. Por cierto, el perrito que también es protagonista en la resolución, se parece al de Colin de cuentas y Apples Never Fall.


9. Sweet Justice - Justicia dulce / estreno 16/05 (en M+: 11/06)
Arian Moayed (Succession) es el propietario de un bar de cócteles llamado como él, Joe. Tras enterarse de que una de sus clientas fue acosada en la universidad por la que ahora es una antipática influencer decidirá vengarse en su nombre. Pero la cosa le sale mal y como novedad en la temporada, el asesino mata a quien no debe. Mientras, Wagner y Elsbeth de alían para liberar a Wagner de la sospecha (y lo consiguen, Noonan cabrón). De nuevo, una de las pistas está relacionada con la moda, aunque al final no tendrá importancia (la huella de un zapato). Hay mucho guiño a los Cócteles fuera de serie. De hecho el barman crea el cóctel Elsbeth: aquavit (alcohol escandinavo), zumo de remolacha, naranja ácida, coco tailándés y maca (ginseng peruano). "Es espumoso, colorido, pero complicado", le dice él. Pero Elsbeth que está intentando pillarle le dice que prefiere una cerveza negra, para tomar las cosas un poco más en serio. Reaparece Gloria Reuben. En moda: Elsbeth lleva una magnífica chaqueta blanca cuajada de perlas gigantes de Patbo. Cameo raro: reaparece tomando una copa en el bar Julie Ann Emery como Katricia (1x3). La frase: "If I wanted to be duplicitous and obstruct justice, I would've stayed a lawyer".

Debajo hilo en Twitter con los guiños cocteleros:

10. A Fitting Finale / estreno 23/05 (en M+: 18/06)
Con Laura Benanti (Younger). Cuando un fotógrafo de moda es asesinado en medio de un desfile, Elsbeth y su equipo sospechan de la ex del fotógrafo (y modelo principal del desfile) o de su celoso marido. Mientras tanto, el papel de Elsbeth en la comisaría queda en entredicho.

Series canceladas en 2024. Walker (CW)

(subida originalmente el 5 de enero; esta entrada se irá actualizando)

Arranco esta entrada con las series (algunas las echaremos de menos) que se despedirán con su última temporada. Estas son las series que dirán adiós en 2024 [ver las series canceladas en 2023]

Am I OK? (max) y otros carteles de 9 películas con gente llorando (alerta copia)

(subida originalmente 5.5.24; esta entrada se ha actualizado)

Abro entrada con posters de películas con personas llorando, esos primeros planos de la cara del protagonista con una lágrima recorriendo su rostro. Si conoces algún cartel más con gente llorando, cuéntame en comentarios y lo añado. La mayoría de estos carteles están protagonizados por mujeres que lo van a pasar canutas en películas de terror.

¿Estás bien? (Am I OK?). En el poster de esta película de Tig Notaro y Stephanie Allynne, es la actriz Dakota Johnson la que llora en primer plano, con unas lágrimas que corren por su rostro. De qué va: Lucy y Jane han sido muy amigas y creen que lo saben todo la una de la otra. Pero cuando Jane anuncia que se muda a Londres, Lucy le revela un secreto. Jane intentará ayudar a Lucy, pero su amistad se convertirá en un caos.

20.5.24

Mr Bates contra Correos, el peor error de la justicia británica convertido en miniserie

"¿Qué vamos a hacer?" / "Luchar". 

Mr. Bates contra Correos, miniserie de cuatro episodios de ITV que se puede ver en Movistar Plus+ desde el 21 de mayo. Con Toby Jones, Julie Hesmondhalgh, Monica Dolan, Will Mellor, Katherine Kelly, Ian Hart, Shaun Dooley, Adam James, Pip Torrens y Alex Jennings, entre otros. Creada por James Strong (Vigil, Sospechoso, Broadchurch).


Este en un caso real que ocurrió en 1999 cuando un fallo en el nuevo sistema informático llamado Horizon puso en entredicho algunas oficinas de Correos británicas. Ocurrió en pueblos tranquilos, con gente honrada, en la que todos se conocen y confían unos en otros. Mr Bates contra Correos (Mr Bates vs the Post Office) arranca con Alan Bates (Toby Jones) obligado por las autoridades a cerrar su oficina por fraude. Bates asume quedarse en la calle a regañadientes pero sabe que nada malo ha hecho. Tres años después, cuando Bates y su mujer Suzanne (Julie Hesmondhalgh) están intentando rehacer su vida, descubrimos que el problema contable con Horizon ocurre en otras sucursales. En concreto en otras dos, con Jo Hamilton (Monica Dolan), una mujer casada que vive con su madre, y Lee (Will Mellor) un padre de familia. 

Indigna ver cómo los propios teleoperadores de Horizon que sirven de soporte a los trabajadores de estas oficinas les dicen que lo suyo es un caso aislado, que no está ocurriendo en ningún otro lugar. Y esa es la clave de todo: hacerles creer que estaban solos, que ellos se habían equivocado, solo ellos. Nos muestran las tres elecciones posibles, y el espectador se puede identificar con cualquiera. Bates puede empezar de cero y pasa página, pero guarda toda la documentación por si acaso (otra de las claves del caso, que esta gente sí sabía de contabilidad y de hacer números, eran sus oficinas, sus ingresos diarios). Jo está desconsolada, no entiende los descubiertos incomprensibles que surgen sin más en su ordenador. Como no tiene dinero para pagar las sumas indecentes que le piden, contrata a una abogada. Lee está convencido de que algo va mal pero que la culpa no es suya, aunque no sabe a quién acudir e intenta contactar con otros. 

Cuando empiezan a cerrar locales y a detener a falsos culpables, cuando llegan las citaciones por robo y falsedad contable, comprendemos que los trabajadores llevan las de perder porque la denuncia llega a un juzgado propio de Correos, “desde hace 300 años”. Un sistema anquilosado en el pasado incapaz de enfrentarse a un error moderno (y efectivamente, beneficioso solo para una parte, claro, sin la policía de por medio, brutal). La burocracia cual muro en la que se parapetan las instituciones (cómo no vas a empatizar con esta gente si nos pasa a diario). Ese dinero que supuestamente se quedaron no existe, nunca se robó, pero aunque el sistema falla la responsabilidad es de ellos. El Gobierno juega con el miedo de estos inocentes, ya que no solo no tienen dinero para cubrir esas perdidas y pagar a abogados, es que no entienden lo que ocurre y los comentarios de los supuestos expertos a los que se enfrentan en el tribunal van a misa. Por mucho que intenten defenderse poco pueden hacer. 

Trailer

Cuando todo están en su contra, con familias arruinadas y rotas, surge la luz gracias a una periodista que investiga el caso. Emociona cuando la frágil Jo llega al tribunal en 2008 y los asistentes le aplauden. La comunidad le apoya, confía en ella. Pero Jo no es absuelta, el juez le anula la pena de cárcel porque se declara culpable y los testimonios de conocidos abalan su honradez. La periodista contacta con Bates. Hace cinco años fue Alan quien les llamó pero no le hicieron caso. Incluso si ganaba, le dijeron sus abogados que Correos continuaría litigando hasta dejarle sin dinero. Cómo luchar contra un gigante.

Aquí Correos es como los bancos, si pueden exprimirte lo harán, y Horizon parece el maléfico HAL 9000 de 2001. Fue una creación de Fujitsu, la peor opción de todas pero la más barata. Y lo barato les salió caro. Este es el precedente de lo que puede hacer la tecnología en manos de una gran corporación sin escrúpulos. Y aunque hayan pasado dos décadas desde que ocurrió nos siguen aterrorizando las historias tipo Black Mirror. Esta es una de ellas, qué no hará la inteligencia artificial si el ser humano no sabe enfrentarse a un sencillo fallo de software. 

Pero lo mejor de la miniserie de cuatro episodios (que no inventa la rueda en cuanto a estilo pues está narrada para comprensión fácil y su intención es esa, destapar el peor error de la justicia británica) es la pequeña investigación que une a todos ellos, casi 800 gerentes de oficinas, en la lucha por sus derechos. Lejos de rendirse ganaron porque hicieron piña y no perdieron la esperanza. Lógico cuando hablamos de los miles de libras que tuvieron que pagar de sus bolsillos (por no hablar de las penas de cárcel injustas y al menos un suicidio). Correos no contó con Alan Bates que tenía todo el tiempo del mundo para convertirse en una suerte de Sherlock (su mujer fue su Watson), buscando a todos los estafados. Le costó años, pero consiguió reunir a todos estos pobres incautos y en 2019 la mayoría de ellos ganaron un pleito contra la compañía (más de 65 millones de euros en indemnizaciones). Sus casos no eran casos aislados, no. Por eso, ninguno estuvo solo a partir de ese momento. Como en Fuenteovejuna, todos contra Correos.

Más sobre el caso real. En enero, cuando se estrenó la serie en Reino Unido, Rishi Sunak, primer ministro británico, anunció que el Gobierno "introduciría una nueva legislación para garantizar que los condenados como consecuencia del escándalo Horizon sean rápidamente exonerados e indemnizados". En marzo, se anularon las condenas y se confirmó una compensación monetaria a las víctimas sin necesidad de acudir a juicio.