8.12.13

Carrie, de Stephen King, ¿Sissy Spacek o Chloe Moretz?


Ni soy purista ni me las doy de nostálgica. Pero el remake de Carrie que ha dirigido Kimberly Peirce me parece de esas películas totalmente innecesarias. Comparándola con el Oldboy de Spike Lee, Carrie no se merecería ni esta entrada en el blog. Rodar de nuevo el thriller que hizo Brian DePalma sobre la historia de Stephen King se habría merecido al menos una vuelta de tuerca (como hace Oldboy), pero vemos imagen por imagen todo lo ya conocido. De hecho, me pareció tan tontuna esta versión que volví a ver la Carrie original intentando encontrarle algún significado a este remake. Nada. La Carrie de 2013 comienza con una secuencia original en la que vemos cómo la madre (Julianne Moore) intenta matar a su hija.

Las niñas en las duchas en bikini, la rubia top model más prota que Carrie

Es evidente que Kimberly Peirce intenta centrarse más en el papel de la madre (un poco lo que hace en televisión Bates Motel con la de Psicosis), pero sólo nos regala ese momentazo, tal vez lo que convenció a Jualianne Moore para meterse en este fregado, porque luego la madre desaparece (regresa como lo hacía en la original, de vez en cuando, aunque incluye alguna escena de autolesión) para centrarse de forma demasiado redundante y simplona en las chicas del colegio, como si esta versión de Carrie estuviese pensada exclusivamente para los espectadores de Glee. En esta época de corrección política, desaparecen los desnudos de la original, que no eran gratuitos, explicaban cómo Carrie no conoce su cuerpo, ni a sí misma.

Amy Irving (dcha.) y sus coleguis setenteras.

En este remake, Chloe Moretz se descubre mujer tapándose con una toalla. Me parece ridículo y muy poco valiente a estas alturas que una mujer directora tenga este tipo de miedos. Si la productora te lo prohíbe, es tu oportunidad para mostrar este peliguado momento de otra forma, pero no me lo ruedes igual quitándole toda la gracia. Y así es el resto de la película. Eso sí, cebándose en lo violento, que para eso no tenemos pudor ninguno. No hay un personaje tan desagradable como el interpretado por John Travolta, que es misógino y maltratador (tampoco vemos la famosa mamada), pero cuando la pandilla basurilla va a por la sangre del cerdo se me hace eterno, ya sabemos que son violentos y ya sabemos lo que es el bullying, no hace falta que nos muestres cada dos por tres que estas jovencitas son malísimas y que Carrie se ha echado una amiga estupenda. En la original era Amy Irving, futura señora de Spielberg, en ésta es la desconocida Gabriella Wilde que parece más protagonista que la propia Carrie, un anuncio de sí misma.

William Kat, el guaperas del insti con 25 años...
Por otra parte, no se entiende en pleno 2013 que haya una madre así, tan religiosa, tan enferma, o que el guaperas del insti vaya a ir contigo al baile. No está bien explicado con los tiempos que corren. De hecho en la original, el chico (que era nada menos que el prota de El gran héroe americano, William Katt), llega a enamorarse de Carrie, a la que besa. Chloe Moretz, no, simplemente se enfrenta a su madre en casa (que realmente es su talón de Aquiles), pero en el colegio no es capaz de hacer frente a estos pringados, hasta que no llega el esperado final. Cuando cae el cubo nos repiten la escena tres veces desde diferentes ángulos. Pero ya no interesa, porque lo que sigue a continuación es una escena tras otra de venganza contenida. Han pasado casi 40 años de la versión de Brian De Palma y no me creo que sólo se pueda hacer esto, con la pasta que se habrán gastado. Eso sí, ellas, Julianne Moore y Chloe Moretz, hacen lo que pueden, que no está nada mal para lo que les ha tocado interpretar.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con gran parte de tu comentario...pero para mi CHLOE supera ampliamente a una Sissy Spacek realmente de madera , aunque luego en su carrera se superó en su actuación y terminó demostrando lo buena actriz que es ...La chloe (y una Moore genial) salva esta pelicula con creces y aunque ninguna de las dos Carrie se presentan tal cual al libro ,al menos la Moretz representa mucho mejor a esa niña temerosa y acomplejada...cosa que Spacek jamas se metió tanto en ese rol actoral...Por otro lado te doy la razón...Peirce tenía la posibilidad de hacer algo diferente y mejor y lo único qu hizo fue seguirle el hueso a De Palma...saludos..

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con el comentario. Sin desmerecer a la primera versión, ésta no le tiene nada que envidiar, salvo en la escena del cubo de la sangre que en la primera tiene más suspense. Respecto a lo de la toalla me imagino que será por la minoría de edad de Chloe Moretz. Se supone que bajo la toalla no tiene nada y en un plano se puede ver claramente una braguita.

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo con es post. Sissy Spacek es insuperable. Y el que encuentre que Moretz está mejor en el papel, bueno, que siga viendo Glee.

Anónimo dijo...

deja de criticar mejor no sabes nada de cinamatografia y chloe moretz es la mejor a alcanzado gran fama a su corta edad y a de ser por algo.

El Cinéfago dijo...

Sissy Spacek fue, es y será siempre Carrie. Una actriz formidable a la que la Moretz, que me encanta, le costará superar. Muchos años le quedan por delante. Esta nueva versión es horrible