16.11.21

Cuando Tom Hanks imitó a Cary Grant en Esta casa es una ruina

En 1948 Cary Grant protagonizó Los Blandings ya tienen casa. En 1986, Tom Hanks tomó el relevo con Esta casa es una ruina, un pelotazo en la época. Ambas películas se basan en el libro de Eric Hodgins. Dos formas de contar una historia muy parecida. Una tercera versión fue la de Ice Cube.

Los Blandings ya tienen casa

Mr. Blandings Builds His Dream House (1948), de HC Potter, se inspiró en la novela de Eric Hodgins de 1946. Cary Grant y Myrna Loy interpretaban al matrimonio protagonista (la tercera vez que coincidían tras Alas en la noche (1935) y El solterón y la menor (1947). Grant es un publicista, vive en un pequeño apartamento en Nueva York con su mujer Muriel y sus dos hijas. La mujer, ama de casa, quiere hacer reformas y Jim prefiere invertir el dinero en una nueva casa en Connecticut, aunque esté en ruinas. La reforma pondrá a prueba sus nervios. A la pareja siempre les acompaña una criada negra (Louise Beavers) y un amigo de la familia, abogado (Melvyn Douglas), del que él desconfía en lo personal porque estuvo liado con su mujer. Ellos no sufren en sus carnes las reformas sino que se gastan la pasta contratando a un montón de obreros. Uno de los gags es que el publicista se queda encerrado en uno de los cuartos. Pero el publicista da de lado su trabajo y no se le ocurre ningún eslogan para el jamón Wham. Al final de la peli, la idea del anuncio se lo da la criada: "Si no coméis Wham, no coméis jamón". La última escena rompe la cuarta pared y se dirigen al espectador diciendo que los visitemos en su nueva casa. Cary Grant lee la novela en la que se basa la película.

Esta casa es una ruina

The Money Pit (1986), de Richard Benjamin, con Tom Hanks y Shelley Long, producida por Steven Spielberg. Esta es una de las comedias más divertidas de los 80. Anna (violinista) vive con Walter (abogado de grupos de rock) en la casa del ex de ella, Max (director de orquesta), en Nueva York. Él regresa y se tienen que mudar, aunque no tienen mucho dinero. Compran una mansión muy barata, una casa en ruinas, claro. En este caso, la pareja intenta arreglar la casa, pero las chapuzas no funcionan. Los fontaneros que reforman la casa son de traca, parecen sacados de una fiesta a lo Village People, y lo que hacen es destrozarla básicamente. Uno de los gags es que el abogado se queda encajado en un agujero en el suelo. Hay muchos más en los que Tom Hanks parece emular a Buster Keaton en El moderno Sherlock Holmes. Por otro lado, como Anna le pide dinero a Max Walter cree que ella le ha sido infiel, pero no es así. Al igual que la película con Cary Grant, el final es optimista.

Además…

George Washington durmió aquí

George Washington Slept Here (1942), de William Keighley, con Jack Benny y Ann Sheridan. La neoyorquina Connie adquiere una casa en ruinas en Pensilvania sin que lo sepa su marido. Él odia la casa. Pero se mudan allí con la hermana de Connie. Esta película es anterior a la de Cary Grant.

Una casa patas arriba 

Esta otra versión es la peor de todas. Are We Done Yet? (2006), de Steve Carr, con el rapero Ice Cube y Nia Long. Lo más raro de todo es que es la secuela de ¿Cuándo llegamos? - Are We There Yet? (2005), de Brian Levant.

No hay comentarios: