16.9.21

Vigil: conspiración nuclear: emocionante (y claustrofóbica) investigación policial con dos protagonistas femeninas

El nuevo drama más visto de 2021 de la cadena BBC, Vigil: conspiración nuclear, de los productores de Line of Duty, llegaba a Movistar+ creando altas expectativas. ¿Las cumple? Sí. Por muchos factores. 

El primero porque es un thriller claustrofóbico que transcurre dentro de un submarino en el que una policía se convierte en detective a lo Agatha Christie para descubrir al asesino de otro de los tripulantes. El suspense está asegurado, máxime si tenemos en cuenta que la investigación se topa con los muros de silencio que surgen de la propia ley no escrita que impera dentro de un submarino equipado con disuasión nuclear. Ante todo está la seguridad nacional pero algo le dice a la detective que el crimen podría ocultar una conspiración a gran escala. Todo el peso de la trama recae en Suranne Jones, a la que hay que amar por encima de todas las cosas. De Gentleman Jack he hablado en varias ocasiones en el blog. El hecho de verse atrapada en el submarino le hace reflexionar sobre su propia vida. En el exterior, para que resulte tan asfixiante, le ayuda la que fue su ex pareja (Rose Leslie), y en esta relación pivota también gran parte del encanto de la miniserie británica. Porque se trata una relación entre dos protagonistas femeninas y complejas en un mundo de hombres con unas reglas muy férreas.

En definitiva, Vigil: conspiración nuclear es una emocionante investigación policial que va desenredando algo más grande que el asesinato de un marine. La acción es trepidante a pesar del ambiente claustrofóbico que se vive dentro de un submarino. Y por supuesto hay que añadir los efectos especiales. Los productores de Line of Duty lo vuelven a hacer y enganchan al espectador desde el minuto uno. Retoman la idea principal de esta gran serie: la investigación interna a otros colegas. Al igual que en aquella, el criminal no es necesariamente alguien externo sino que forma parte de la organización, está entre nosotros. Y al igual que hace el submarino, el sospechoso permanece oculto, bajo el agua, esquivando aparecer en el radar. Ojo cuando se vea acorralado…

Leer más.


No hay comentarios: