19.6.20

Opinión. Bosque adentro, el enigmático (y mundano) campamento de Harlan Coben

(subida originalmente 29.5.20; esta entrada se ha actualizado)

El 12 de junio se estrenó en Netflix la serie Bosque adentro (The Woods) que es de esas ficciones que me enganchan nada más ver el poster. Y más si se trata de una adaptación de Harlan Coben, la tercera sobre el autor que hace la plataforma.




Resumen oficial de Netflix
Bosque adentro está ambientada en dos períodos de tiempo: 1994 y 2019. Un fiscal de Varsovia, Pawel Kopiński lamenta todavía la pérdida de su hermana hace 25 años. Una noche entró en el bosque en un campamento de verano y nunca fue vista de nuevo. Ahora el descubrimiento de una víctima de homicidio, un niño que desapareció con la hermana de Pawel, es una evidencia que lo vincula con su desaparición. A medida que aumenta la esperanza de que su hermana aún pueda estar viva, los peligrosos secretos del pasado de su familia amenazan con destrozar todo lo que Pawel ha estado tratando de mantener unido.

En el reparto principal Grzegorz Damięcki, Agnieszka Grochowska, Wiktoria Filus y Hubert Miłkowski. Bosque adentro - The Woods está dirigida por Leszek Dawid y Bartosz Konopka.

Resumen de la novela El bosque (2007)
Hace 20 años, en un campamento de verano, cuatro adolescentes se adentraron de noche en el bosque. Dos fueron hallados asesinados y a los otros dos no volvieron a verlos nunca más. Para cuatro familias la vida cambió para siempre. Dos décadas después, está a punto de cambiar otra vez. El luto de Paul Copeland, fiscal del condado de Essex, Nueva Jersey, por la muerte de su hermana apenas comienza a remitir. Cope está ocupado ahora criando solo a su hija de seis años tras la muerte de su esposa, enferma de cáncer. Equilibrar la vida familiar y una carrera profesional en rápida ascensión como fiscal le distrae de sus antiguos traumas, pero sólo temporalmente. Cuando encuentran a una víctima de homicidio con pruebas que le relacionan con Cope, los secretos tan bien enterrados de la familia del fiscal se ven amenazados. ¿Es esta víctima de homicidio uno de los campistas que desapareció con su hermana? ¿Podría ella estar viva?

Bosque adentro (basada en El bosque, 2007) es la segunda serie original polaca de Netflix y una nueva colaboración entre el autor Harlan Coben y la plataforma, tras la serie británica No hables con extraños (The Stranger), ya en Netflix (basada en su novela de 2015), y la serie española de próximo estreno El inocente (The Innocent), con Mario Casas (basada en su libro de 2005).

Opinión de Bosque adentro
Después de Las plagas de Breslavia, que también era polaca, lo primero que me llama la atención de Bosque adentro es lo mismo, unos personajes que parecen sacados de los bajos fondos (aunque no sea así) y unas localizaciones (en Varsovia) que parecen sacadas del pasado. La música es un plus desde el inicio. La serie salta en el tiempo continuamente, entre los años 90, con el campamento soleado en el que los jóvenes vivían felices disfrutando del verano, y la época actual en la que el pasado regresa para tormento de sus protagonistas. Si sabes de qué va la trama, el primer episodio tarda en arrancar. Se detiene en conocer a los personajes, el joven alocado, sin dinero, frente al protagonista, futuro fiscal, un chico más responsable y de clase media. Luego hay algo en el bosque que no saben lo que es, oyen un grito de pavor y a la mañana siguiente cuatro chavales desaparecen (dos de ellos son los que nos interesan en el puzle, la hermana del prota y ese amigo rebelde que no regresan, los otros aparecen muertos). La actualidad está marcada por el recuerdo de aquello, que persigue al protagonista, un tipo con éxito profesional pero que en lo personal le va regulín. Tiene una hija, pero su mujer murió, y cuando era pequeño no tenía lo que se dice unos padres ejemplares. El actor tiene un rostro peculiar pues parece que siempre sonríe, aún en los momentos más chungos (como cuando lleva un caso de una chica supuestamente violada por dos chavales). El segundo episodio va ahondando más en los recuerdos que tiene cada uno, en cómo afrontan los padres la pérdida de un hijo, en las amenazas al fiscal por parte de uno de los padres del chaval violador, subtramas que van enriqueciendo la trama, mucho más enigmática e inquietante de lo que me esperaba, aunque todo transcurra en la más absoluta cotidianidad. Cuando la acabe comentaré el final.

Opinión sobre el final (con spoilers)
El ruido en el bosque es a Perdidos el Humo negro. Fue el grito ahogado de una de las víctimas, poco más. Aquella noche de campamento en la que los dos chavales desaparecieron ocurrió algo espeluznante pero dentro de esa cotidianidad de la que no te saca la serie. Es decir, los chavales estaban como todos los chavales a esa edad, jugueteando alrededor de una fogata, bañándose en pelotas, animados, eso sí, por un adulto que es un loquito. Este tipo, que posteriormente fue acusado y encerrado, fue el instigador de los celos de la hermana del fiscal que estaba enrollado con un rubiales. Este rubiales se lo montó con una rubia (van a la par) que a su vez le molaba al chico rebelde. Vamos, que llegados al punto sanguinoliento de la trama, la chica se ensañó con la rubia y el loquito la cortó el cuello. El rebelde salió corriendo por el bosque acojonado y se topó con el rubiales al que apuñaló pensando que era el loquito. En fin, que un trágico accidente derivado del retorcido adulto provocó que tanto el rebelde como la hermana del fiscal "desapareciesen" para comenzar una nueva vida. Tiene tela que al fiscal no le dijeran nada, que las madres de ambos estuvieran compinchadas como si fueran el protección de testigos del FBI para con sus hijos. Cuando el rebelde adulto apareció (y le dio ánimos al fiscal de que su hermana podría seguir viva) fue asesinado por el director del campamento, que resulta que era gay y al que el rebelde había pillado in fraganti en su momento con otro en medio del bosque. La hija del director era el rollete del fiscal y vuelven a enrollarse años después cuando se unen para esclarecer la verdad. El director finalmente se suicida delante del fiscal entre episodios de demencia. En cuanto al caso de la violación así fue y lo corrobora un vídeo que grabó un tercero que hasta entonces se había hecho el sueco y se arrepiente de no haber ayudado a la policía. El fiscal, al que dejan tranquilo por fin, eso sí tras dimitir porque se va a dedicar a la fundación de su mujer en la que ha habido malversación de fondos por parte de la hermana de la mujer pero cuya culpa él asume, va en busca de su hermana. El último plano muestra entre unos árboles de un pequeño bosque a una monja, al girar la cara, fundido a negro. ¿Podría haber sido una serie más redonda? Por supuesto. El enigma en sí es mundano y hay cosas de guion que no se entienden. Seguramente me olvide de esta serie en un par de días pero ha sido un descubrimiento la sonrisa de Grzegorz Damiecki, al que pudimos ver hace la torta en La lista de Schindler.

No hay comentarios: