20.1.20

Servant, el final explicado (y lo que veremos en la segunda temporada)

Servant está producida por Shyamalan (que ha dirigido un par de episodios, el primero y el último, y tiene un fugaz cameo como repartidor en el piloto), lo que solo puede ocultar una cosa: habrá giro final. Durante la primera temporada nos hemos dejado seducir por lo ambiguo, cuando más raro parecía lo que veía, más me apetecía, lo que por otra parte nos ha dejado con más preguntas que respuestas. ¿Lo que vemos es real o hay algo sobrenatural? Así que todo lo que cuento por aquí son teorías. Habrá que ver la segunda entrega (que ya están rodando) para ver qué se cumple y qué son paranoias simplemente. Servant arranca con un bebé levitando cuando se abre una puerta que parece la de En los límites de la realidad.

(con spoilers de la primera temporada de Servant; si no la has visto NO sigas leyendo)


Cómo murió Jericho (y por eso Leanne acaba por odiar a Dorothy)
En la serie un matrimonio de Filadelfia (Dorothy y Sean) intenta superar el fallecimiento de su bebé Jericho. Hasta el último episodio no descubrimos cómo murió. Pensé que podrían estar involucrados todos los personajes, pero se resume en una negligencia de la madre, Dorothy (Lauren Ambrose), al olvidarse del bebé en el coche en pleno verano. ¿Por qué darle tanta importancia a este desafortunado accidente? No hay nada sobrenatural en esto, solo dolor. Cuando se dio cuenta ya era tarde y siguió con su rutina como si Jericho siguiera vivo. El episodio 9 resulta aun más cruel cuando piensas que fue un niño muy deseado cuyo embarazo costó sacar adelante.

Leanne (Nell Toger-Free), la niñera, sabe antes que el espectador cómo murió Jericho (se lo cuenta Julian en el episodio 8), por eso nos sorprende que quiera hacerla daño cuando antes la respetaba e idolatraba. En el segundo episodio, Leanne ve a Dorothy en la tele hablando de unos niños que han sido salvados de la droga y Leanne sonríe. En el cuarto llega a decir: "Sabía que sería feliz aquí". La muerte de Jericho pues es relevante no en sí misma sino por el cómo, porque es lo que mueve a la niñera a desconfiar de Dorothy a la que tenía en un altar y por lo que era su "sirviente".

Así es como comienza a putear a Dorothy, por ejemplo, activando la alarma del coche, el mismo coche en el que el niño murió, o haciéndole sentir insegura como al decirle que no se preocupe por aparecer en bañador, "es normal que haya ganado peso". En el episodio 8 Leanne se traga una de las perlas del collar de Dorothy después de decirle: "Se equivocó señora Turner". Al día siguiente, Dorothy vomita, algo le sienta mal. Recordemos que Sean (Toby Kebbell) se llevó un poco de comida para examinarla, a ver qué encuentra en ella. Cuando Leanne se enfada provoca dolor.

Dorothy dejando catatónico también a su hijo.

El muñeco creepy y la niñera ¿bruja?
Mientras Jericho moría, el marido de Dorothy, Sean, un chef de prestigio, estaba fuera como jurado de un concurso estilo MasterChef. Junto a su cuñado Julian (Rupert Grint) cree que es buena idea comprar un muñeco reborn que sustituya a Jericho (casi como el de los duques de Cambridge). Sean se siente culpable por no haber ayudado a Dorothy en los primeros días tras el parto y haberla dejado sola. Dorothy en su negación estuvo catatónica, un brote psicótico que tiene de vez en cuando a lo largo de la temporada, como flashes que la paralizan, y que comenzaron cuando escuchó los lloros del vecino y creyó que eran los de Jericho. Se libera al creer que dicho muñeco es su hijo y contrata a una niñera para que cuide de él cuando ella se incorpora a su trabajo como reportera de televisión.

El juego parecía inofensivo para Sean y Julian hasta que entra en la partida Leanne, una misteriosa joven de Wisconsin. En la primera imagen que vemos en la serie aparece ella. Llega en una noche lluviosa, algo que no presagia nada bueno (de hecho no para de diluviar). Sean –al que vemos llorar al lado del muñeco, como superado por la situación– no entiende por qué la niñera continúa tratando al muñeco como si fuera real cuando Dorothy no está. Sean la quiere echar –de hecho, cuando Sean maltrata al muñeco Leanne lo ve– y Dorothy llega a bromear afirmando que si llega a saber que se enfadaría hubiera contratado a una niñera "satánica" en su lugar (ay ay, a ver si lo va a ser).

Sabemos después que todo está muy pensado por parte de Leanne pues sentía adoración por Dorothy cuando ella la entrevistó de pequeña (por eso en el primer episodio toca las carátulas de dvd de sus grabaciones pasadas y en el cuarto ve las imágenes). Cuando Dorothy al conocerla le pregunta qué quiere en esta vida, Leanne contesta estar felizmente casada y tener hijos. En el quinto episodio le dice a la niñera asiática Wanda (esa que hace fotos a la casa y que resulta no ser niñera) que siempre quiso irse lejos, a Asia. Leanne se desvive por Dorothy a la que llega a apretar uno de sus pechos porque le duelen por la mastitis. Ha querido ayudarle a superar la muerte de su hijo, pero al final de la temporada se arrepiente y comienza a hacer maldades de todo tipo, brujería.




Teoría 1: Jericho resucita
Un día el muñeco desaparece y en su lugar aparece Jericho vivo. ¿Es hijo de Leanne, lo ha robado, lo ha revivido? Aquí es donde confluye el pensamiento racional y el sobrenatural, ¿qué creemos que pasó? Bien podría ser un bebé robado (como lo fue ella, luego lo comento), pero Leanne demuestra tener ciertos poderes, eso es evidente, como cuando fastidia a Sean con las astillas. Pero, sobre todo, cuando revive al grillo (se da de latigazos en la espalda y lo consigue, el sufrimiento como regenerador de vida) y al perro (episodio 7), aunque en este caso no vemos cómo lo hace, sí sabemos que reza y se lleva la Biblia con ella (algo que ocurre poco después de que sufra un seísmo que resquebraja el suelo del sótano pero que nadie, solo ella, parece notar). Por ello pienso que ha resucitado a Jericho (también lo cree Sean al final de la temporada), que Leanne tiene ciertas habilidades.

Cuando llueve, malos presagios.

Teoría 2: Jericho es de la secta o robado 
Mientras la dulce Dorothy vive con naturalidad que Jericho respire, Sean enloquece y decide investigar a Leanne. Descubre que Leanne pudo haber muerto en un incendio, lo que nos hizo pensar que era un ser sobrenatural, una bruja por aquello del fuego. En el episodio 10, el tío George le cuenta a Sean que no sabe a quién ha acogido en su casa. "Le gusta complacer a la gente que ama y hace daño a la que no". Que no murió en el incendio, sino que él y la tía May se la llevaron (la secuestraron vaya) y quemaron su casa (¿con los padres dentro?).

Son los líderes de un culto, la iglesia de los Pequeños Santos (la primera noche que pasa Leanne en la casa reza al lado de la cama de forma ferviente, más adelante se da latigazos en la espalda). ¿La secuestraron porque eso es lo que hacían o porque Leanne tiene poderes? Leanne podría haber sufrido un lavado de cerebro, y luego querer huir de allí. En el tercer episodio, Dorothy bromea con el ayudante de Sean, diciendo que lo tiene como un esclavo, fregando cacerolas, mientras Leanne observa como si supiera de que está hablando (¿la trataban como a una criada? La pobre solo come sopa de tomate en lata).

Si el bebé no es resucitado, podría ser de Leanne o de alguien de la secta. O robado. Las alertas ámbar se mencionan varias veces y en el último episodio una niña negra desaparecida acaba en casa de los Turner desorientada (algo que asusta a Leanne). No hubiera sido tan raro que Jericho fuera robado entonces. Si es hijo de Leanne, Servant podría ser una especie de continuación de ‘La semilla del diablo’ (que me tira lo sobrenatural, claro). Podría ser un bebé natural, vale, pero no quita que Leanne posea ciertos dones que a la secta les interesa tener.

En el extrañísimo episodio 8, Julian revive el día de la muerte de Jericho en el que llovía fuera (siempre llueve cuando va a pasar algo malo), entró en la cocina (donde ve un trozo de carne putrefacta, que luego sabemos que dejó Dorothy ahí, sin refrigeración, símbolo de la descomposición de su hijo muerto) y descubrió en la cuna al bebé muerto. El recuerdo lo vemos porque Leanne sustituye a Jericho por el muñeco. Julian se queda solo a su cuidado y Leanne le castiga en la lejanía, sabe que va a sufrir cuando no encuentre al bebé. Cuando Leanne regresa a casa sigue manteniendo su pequeña guerra, para que Julian casi pierda la cabeza (cuando toca el tambor y se da por vencido) y le cuente cómo murió Jericho. Julian se lo cuenta abatido, Leanne gana y Jericho regresa. En este caso no creo que sea fruto de nada sobrenatural. El ayudante de Sean, que ha quedado con Leanne, la deja de vuelta en casa y cuando se va choca en la calle con Wanda, que se hace la loca, y lleva una canastilla de bebé. Seguramente, Leanne le pidiese el favor de cuidar a Jericho esa noche (en el episodio 10 es invitada a la boda, y no tendría por qué).

El vestido azul. Esta escena la repitió antes, pero con un trozo de tarta en vez de copas de champán.
La placenta (hola) y el globo azul (adiós)
La cocina como misterio y horror culinario ha sido todo un acierto, tan sublime como en Hannibal, con todo tipo de animales muertos, bien regados de vino tinto, casi sanguinolento. Desde la escurridiza anguila hasta esa placenta que Sean cocina para sus invitados al bautizo. Un bautizo, un deshacerse del último recuerdo material de su hijo, que los obliga a renacer de nuevo. La casa se llena de globos azules por Jericho, pero cuando acaba la fiesta, Dorothy despierta de su alucinación y Sean se aferra a su dolor creyendo en lo sobrenatural (inversión de papeles de la que luego hablaré). Esa casa ha sido su santuario (Jericho hasta nació allí), poco se ve del mundo exterior, solo a través de la tele, cuando conectan con Dorothy e incluso el viaje a Wisconsin se hace a través de un iPad.

Leanne se va con sus tíos, acompañados por el resto de la secta, con uno de los globos (se lo regala el ayudante de Sean) siguiendo sus pasos, acompañándolos como lo podría hacer el propio Jericho. Creo que ese globo simboliza que se llevan al crío con ellos, ya sea sobrenatural o real, Jericho regresa con Leanne y ya no está con los Turner. Leanne, decepcionada, ve que esa pareja no se merece tener a Jericho, tampoco Dorothy después de saber cómo murió el bebé, que su milagro no es digno de ellos. Antes de irse se da de latigazos en la espalda, llorando. Hay un par de detalles muy buenos. Leanne deja el vestido azul cuando se va, el vestido que le regaló Dorothy cuando fueron juntas de compras. Con ese vestido mató a la anguila que había sobrevivido y metió mano a Julian (el único momento sexual de la niña). No quiere llevarse nada que le recuerde a Dorothy. La escena en la que lleva la bandeja con las copas la vimos antes, en el episodio 5 Dorothy la invita a tarta, en realidad, la hace ir a comprarla. Cuando regresa, lleva el trozo de tarta de Dorothy en un plato (como la bandeja de las copas) y se da la vuelta cuando escucha a la pareja tener sexo. Dorothy la trata como lo que es: una sirvienta. Y Leanne se la devuelve provocándole una calentura en la boca (escribe su nombre en la Biblia y reza). Y así va yendo a más.

Y al final aparece el título de la serie. La tía May le dice a Leanne que se deje de muñecos, que ella y el bebé los acompañen, que que ella es su "sierva", no la de los Turners. Leanne sirve y ¿son sus dones lo que la hacen especial?

A Leanne le encanta darse baños. Estar en el agua. ¿Murió?

Teoría 3: Leanne está muerta (y tiene poderes)
El tercer episodio por sí mismo puede ser una trampa o la mayor de las pistas. La secuencia de la anguila es chocante. Sean taladra la cabeza del animal, al que sujeta a la mesa con un clavo. Comenta Dorothy ante la mirada de horror de Leanne: "Son raras, no se enteran de que están muertas". Leanne llora y se desmaya al no comprender por qué no se muere. ¿Y si Leanne no sabe que está muerta? Cuando Julian va en busca de los orígenes de Leanne en Wisconsin se lleva una foto que le hace Sean a Leanne en secreto mientras duerme, y le dice Julian: "En esta foto parece que esté muerta". Después encuentran su tumba al lado de las de sus padres. Imaginemos que en la casa que se incendió Leanne murió, pero resucitó (no sé si por ella misma o por otra persona) y puede usar luego ese poder. De hecho, en la casa quemada cuelga una cruz similar a la que puso Leanne sobre la cuna, una cruz que podría haber estado sobre su cama. En el episodio 9, Leanne se atreve a probar el pez globo de Sean y eso que le dice que hay que cocinarlo con precaución porque puede ser venenoso. Al final de la temporada, resulta fantasmal que un policía vea a Leanne y a la secta en la calle, para segundos después dejar de verlos, como si se hubieran esfumado. Si Leanne no está muerta el tercer episodio es magistral pues induce a creer lo contrario.

La comida como un personaje más (muy Hannibal).

Tío George y el chef del olmo 
En el sexto episodio se presenta con sus zapatos encharcados, lloviendo, el tío George, minutos antes de que una carta le avise a Leanne de que alguien que la busca sabe donde vive. Pasan algunas cosas y dice algunas frases curiosas, que seguro que tendrán sentido en el futuro. George coge en brazos a Jericho como si no lo hubiera visto nunca y le dice luego a Dorothy que la conoce (la llama Doty cuando habla de su madre muerta). Le regala un chef de madera de un olmo que dice tener en su terreno (tiene que ser grande pues). Nunca resulta amenazante aunque lo parezca cuando agarra sus manos en la mesa y reza o come apartando la salsa con la servilleta. Habla de mano dura mirando a Leanne, que trabaja en "salvamento", que Leanne siempre ha sido "complaciente" y que el bebé es "más bonito del mundo, quien lo diría viéndola ahora". A Julian le dice que son lo mismo, tíos, que deben proteger a los niños si son buenas personas. Leanne tiene que hacer lo que diga George. El tío acaba durmiendo en la cuna del bebé. La hospitalidad de Dorothy y la confianza de Leanne hacen que George se vaya sin más. "Vas a abandonar a los que se merecen tu ayuda. Esta casa es impía". George ya le estaba avisando de que Dorothy no merece sus cuidados.

Segunda temporada: Sean cae en el hechizo y Dorothy despierta
Leanne parece ser la culpable de que Sean tenga diferentes percances a lo largo de la temporada, que empiezan cuando se pincha y sangra con una cruz hecha a mano que Leanne guarda en un cajón (por cotilla) y que luego cuelga sobre la cuna. Los síntomas que padece Sean bien podrían ser por un cáncer, pero cuando escupe una astilla del tamaño de un palillo de dientes parece más bien una cosa de brujería (seguramente por romper con furia dicha cruz cuando el bebé vive). La cosa va a más, pierde el sentido del gusto (él que es chef) hasta hacerlo insensible al dolor, cuando se quema la mano en el último episodio y ni se inmuta. El tío George le pregunta qué es lo que quiere para dejar de sufrir y él dice que quiere que su hijo regrese. Pero para ello deberá sufrir proporcionalmente. Es como si Jericho viviese de su sufrimiento (al igual que el grillo del sufrimiento de Leanne). Mientras Sean parece volverse más vulnerable, cuando cree en lo sobrenatural, porque se quema y no le duele; Dorothy sufre un golpe de verdad, recuerda al paramédico que recogió al bebé muerto de la cuna y se ve a sí misma sujetando al muñeco. Pudo provocarlo el que comiese la placenta de su hijo o que cogiese en brazos a la muñeca de la niña desaparecida.

Sea como fuere parece que los papeles podrían invertirse en la segunda temporada. Jericho está vivo, sí, se lo lleva Leanne, pero si quieren recuperarlo tendrán que luchar mucho más. Esta pareja que vivió el fallecimiento de su hijo deberá superar una nueva muerte. Shyamalan ha contado que le gustaría hacer seis temporadas (!!).

No sé por qué Leanne es mala hasta cierto punto. Leanne no soporta que le mienten o que jueguen con ella. Además de putear a Sean, la siguiente es Dorothy, desde el tema de la tarta. Y otro que no se libra es Julian, desde que intenta volverle loca cambiándole la sopa de lata por comida para perro o enviando a la ficticia niñera Wanda. Hasta la niña que va con Wanda casi se muere alérgica por comer el helado de bogavante. En fin, que si sus tíos la putearon bien podría haber ido a por ellos también. También nos tendrán que explicar dónde está el amigo de Julian detective, que los tíos hacen desaparecer.

No hay comentarios: