29.9.19

Opinión. The Politician: 'Election' llega a 'Glee', o cómo ser político en un mundo de postureo

(subida originalmente 21.8.19; esta entrada se irá actualizando)

The Politician es la nueva serie de Ryan Murphy y Brad Falchuk para Netflix, con Gwyneth Paltrow, la mujer de Falchuk, como madre del protagonista.


Desde que Gwyneth Paltrow salía con Brad Falchuk siempre me había preguntado por qué la actriz no participaba de ninguna de sus series, por ejemplo, en las antologías American Horror Story o American Crime Story. La hemos visto sobre todo en Glee, pero yo quería verla con más papelón. A saber si ahora será así.

Su primera colaboración más allá de Glee se llama The Politician, que Netflix estrena el 27 de septiembre. En esta comedia la Paltrow hace de la madre del protagonista, un aspirante político llamado Payton Hobart, interpretado por Ben Platt (Dando la nota). Su meta es convertirse en presidente de EE UU, pero antes tendrá que ganar las elecciones de su instituto.

Trailer de The Politician:



Payton no lo tiene fácil pues contará con una rival que irá a por todas llamada Astrid (Lucy Boynton, Bohemian Rhapsody, novia de Rami Malek).

Además de Gwyneth Paltrow, como la glamurosa madre de Payton, también aparecerá Jessica Lange como la abuela de la compañera de Payton, Infinity (Zoey Deutch, de Cómo deshacerte de tu jefe). La serie arranca con un suicidio y unas elecciones imprevisibles. Ryan Murphy vuelve a tirar de lo que mejor le funciona: violencia, sexo y ambición sin límites.

Mi opinión de The Politician
Visto el primer episodio, Ryan Murphy coge un poquito de Glee y lo mezcla con Heathers, para acto seguido presentarnos su propia Election, pero en vez de con una mujer (Reese Whiterspoon), con un chaval adoptado que tiene muy claro lo que quiere profesionalmente, pero que en lo personal anda muy perdido. Le han llovido malas críticas pero el primero es digno de ver. Le falta mala leche, pero están muy bien el protagonista (a veces me recuerda a Dani Rovira), el vestuario de pijo moderno y las puyas al postureo generacional. Murphy vuelve a contar con Jessica Lange que, lástima, imita peor a la Patricia Arquette de The Act, con una hija enferma de cáncer. Hay de todo, como ocurría en Glee. Chicos que son hetero pero se acuestan con otros tíos, trios de dos tíos con una tía (aquí parece una fantasía sexual del propio Murphy con Falchuk y la Paltrow), chicos abusones, chicos con discapacidades, pijas ambiciosas, pijos tontos, etc, etc. Hasta habla del suicidio y de los estados depresivos, siempre combinado con gran luminosidad y un ambiente de empoderamiento y riqqueza, muy irreal, como un culebrón de gente con mucha pasta, a lo Dinastía entre chavales.





No hay comentarios: