29.7.19

Dead to Me, amigas hasta la muerte

(opinión y claves sin spoilers)

Gran sorpresa. Lo que parecía ser una comedia ligera sobre dos viudas que rehacen juntas sus vidas, a lo Grace and Frankie pero con unos años menos, esconde un thriller bastante potente sobre un crimen sin resolver. Dead to me no prometía nada y me dio mucho más de lo que esperaba. Su primera temporada (ha confirmado ya la segunda) es ideal para marcarte un maratón de verano. Christina Applegate, la rubia, es Jen, vende casas, tiene dos hijos y bastante mala hostia. Linda Cardellini es Judy, más dulce y empática, trabaja en una residencia de ancianos y no tiene hijos. En Dead to me las apariencias engañan y nos van enredando a cada episodio. Ellas no están solas, les acompañan Brandon Scott (Nick) y James Marsden (Steve), el contrapunto masculino. Estas dos mujeres se irán sincerando cada vez más la una con la otra. Sus secretos y mentiras irán emergiendo, dando al espectador otros puntos de vista más radicales sobre los mismos personajes.

Producida por Will Farrell y Adam McKay, además de reírte, la serie proporciona saludables reflexiones sobre la feminidad, la sororidad y la relación entre hombres y mujeres (especialmente con hombres tóxicos). "Muchos hombres nos llaman locas con frecuencia solo para frustrarnos. Loco debería ser como retrasado, no debería decirse", dice Jen (1x2). Hablando de una infidelidad con una camarera, Jen la menosprecia, "es asqueroso". A lo que replica Judy: "No te comportes como una mujer que culpa a otra". Pero Jen sigue insistiendo en que la camarera es "una cerda", porque él estaba casado (1x4).

En el episodio 1x5 viajan a la soleada Palm Springs de vacaciones a un retiro con otros viudos. Judy lee "Codependent No More", de Melody Beattie. Beben Margaritas en la piscina. Jen dice de ir a un bar gay, "puede ser muy divertido que nos ignoren". Cuando ve a un tío mazado cambia de opinión: "Estoy abierta al público, y con público quiero decir mi vagina". "Chocho", dice Judy. "Pensaba que ibas a decir coño". Este es el típico ping pong dialéctico que tienen estas dos. Jen, medio borracha, asegura que se lo va a tirar, "a follar", recalca, como si se lo dijera a sí misma. Toda esta situación es muy divertida. Mientras Jen baila con el desconocido, Judy canta en el karaoke del hotel con un policía. Los dos mantienen un diálogo surrealista sobre la frondosidad de su matojo. 

Hay cameos memorables como el de Edward Asner como Abe, un anciano de la residencia en la que trabaja Judy (1x7). Además de los Margarita, hay otro momento Cócteles fuera de serie cuando Judy y Steve beben tequila Cuervo Tradicional y remarcan las palabras en español. Nick bebe cerveza IPA, que ahora se ha puesto muy de moda en la ficción también, y hay product placemente de Vans, las zapatillas con las que corría el marido de Jen.

Hay un guiño a Charlize Theron en el episodio 1x8, cuando Jen dice no imaginarse a una mujer conduciendo un Mustang del 66 y atropellando a su marido. "¿Qué tipo de feminista soy?", se dice. Y Nick le dice que las mujeres pueden ser asesinas como en la película de Charlize Theron. Cuando pregunta cuál, responde Judy: "Cualquiera". Jen tiene un momento de "no, es no" con un tipo que quiere rollo con ella y que ella cree sospechoso. Mencionan a Angelina Jolie cuando Jen cuenta que se operó del pecho porque su madre tuvo cáncer (1x4). Sororidad total (1x8). Judy deja a Nick porque, dice, se merece a alguien mejor que ella. Jen le replica: "No hay nadie mejor que tú".

Sobre racismo. En el episodio 1x9, Steve le pregunta por Nick a Judy recalcando que es un detective negro y a ella le incomoda. "Deja de decir negro". A lo que él replica: "No soy racista".





Sobre el final de Dead to me (con spoilers)


Jen busca al asesino de su marido, a alguien que lo atropelló con su coche y se dio a la fuga. Jen se ha sentido culpable porque creyó que Ted no quería con ella nada tras la masectomía, pero mantenía una relación paralela con la camarera Bambi. Cuando se enfadó con él, le dio un puñetazo a Ted y éste se fue de casa y murió atropellado. En el episodio 1x9 Judy le confiesa que fue ella. Judy iba en el coche con Steve, su pareja, pero él no sabe que Jen es la mujer de la víctima. Judy y Steve, que se divorciaron, se vuelven a enrollar. Steve la chantajea, pero Judy, que se medio enrolla con el policía, apunta a Steve. Judy se intenta suicidar. Mientras, Steve va a casa de Jen buscando a Judy. Jen mata a Steve de un disparo y cae a la piscina. Judy mete el dinero de Steve en un cheque que esconde en un pájaro de madera que le regala al hijo de Jen. Sin el coche del atropello, que acabó en un desguace, la policía no puede hacer nada más. La serie tiene un poco de Good Girls y el final es muy Big Little Lies.

No hay comentarios: