28.5.19

Killing Eve y la moda: los mejores looks de Villanelle

(subida originalmente 22.4.19; esta entrada se irá actualizando; puede contener spoilers)

En la primera temporada el vestido rosa de Villanelle estuvo en boca de todos. Con la segunda temporada, la cosa ha ido a más. Villanelle, interpretada por Jodie Comer, lucirá más de 35 looks diferentes mientras asesina a diestro y siniestro. La sangre no está reñida con el estilo.

Hoy, último episodio de la segunda temporada de Killing Eve.


Episodio 2x8 con spoilers, final de temporada
Villanelle descubre que Aaron invita a mujeres y las graba mientras las asesina. Aaron quiere que le ayude a acabar con Eve, que se presenta vestida de limpiadora porque cree que Villanelle está en peligro (algo que me hace mucha gracia, que aparezca con un abrecartas para "salvarla" en plan 911). Villanelle luce un único look durante el episodio, un mono rojo con cinturón negro. Vestida para matar, le raja el cuello a Aaron delante del espejo. Aaron está tan loco que sonríe. Raymond ha matado a Hugo (que llama señora Robinson a Eve), así que cuando Raymond asfixia a Villanelle, Eve la defiende atacándole con un hacha. Villanelle podría haberle matado con su pistola, pero prefiere que Eve sea la asesina. El intercambio de papeles deja en shock a Eve. Ambas escapan por unas catacumbas hasta ¿las termas de Caracalla?, y allí Eve decide separarse de Villanelle, que no son Bonnie & Clyde, como si de pronto se hubiese acabado el embrujo. Como en Dexter, Villanelle le dice de huir a Alaska; como en Hannibal, es el policía el que decide acabar con la falsa ilusión. El problema en este final, es que Eve no puede herir a Villanelle (que sería repetir el remate de la primera temporada), con lo cual es Villanelle la que dispara a Eve. Caroline da a entender a Eve que Villanelle trabaja para los 12, no para el MI6, y la vemos pagar a Konstantine, que es el que anima a Villanelle a no seguir junto a Eve (supongo que sabiendo que hará lo contrario). Parece como si Caroline quisiese que Villanelle matase a Eve. "¿Qué ves en ella?", le pregunta Konstantine a Villanelle. "Somos iguales". Pero cuando Villanelle se da cuenta de que Eve no es igual que ella, que Eve se arrepiente y se va sin mirar atrás, es cuando la dispara. Una tercera temporada contará con una Eve malherida que buscará venganza. ¿Lo hará contra Villanelle, especialmente, tras el asesinato de la colega de su marido o también contra Caroline cuando sepa que se la ha jugado? Y Villanelle podría buscar a su familia (que Konstantine le da a entender que no está sola). Si Barry ha sabido manejar una situación parecida (el policía le pide que mate al novio de su ex) en Killing Eve el tema flojea porque, a diferencia de Barry, Dexter o Hannibal, la protagonista (aunque lo queramos) no es Villanelle, sino Eve. Es decir, por mucho que Villanelle parezca tener la sartén por el mango, es Eve la que tendrá siempre la última palabra, y toda la segunda temporada ha ido en la dirección de quitarle el enganche sexual a Eve. Y la única forma de hacerlo era con Eve matando a quien fuera. Seguramente, de no haber habido tercera temporada, Eve habría matado a Villanelle.



Segunda temporada

Villanelle ama las bata kimono, como éste en azul y blanco de Aquazzura (2x7). Eve la visita en su casa para acordar una estrategia, cuando se encuentra que Villanelle se ha acostado con dos chicas la noche anterior. Eve tiene un puntazo en este episodio muy a lo Villanelle cuando asegura que "mataría a polvos" a un tío, aunque ha matado a tres mujeres. 

Villanelle come de forma compulsiva pasta, durante la comida en la que el techie psicópata la invita a Roma. Ella acepta pero le dice que no se va a acostar con él. Aunque parezva muy geisha con su kimono de ETRO. Dice no tener hambre, pero como él insiste que coma, ella le sigue el juego.

Aaron, el psicópata, le compra a Villanelle un montón de ropa en Roma. Abre el armario y allí hay de todo. Su micro iba escondido en forma de píldora anticonceptiva, así que Eve debe ayudar a Villanelle a colocarse otro micro. Se supone que no es ropa que se ha comprado ella, pero él le pilla el punto de estilo. Él la observa con cámaras ocultas. De la chaqueta negra que lleva, él le dice que tardaron en hacerla a mano cientos de horas.

Debajo del abrigo de Armani estilo peluche, Villanelle lleva una camisa metalizada de Saint Laurent.

Aaron obliga a Villanelle a quitarse el cinturón de este conjunto de camisa con lazada roja y falda mostaza plisada. Según él, "tiene que ser perfecto, sino, no tiene sentido". Luego le dice que se siente y le espere sin moverse, y ella lo hace.

Chulísimo conjunto casual a rayas, camisa de Wales Bonner. Con él intimida a Niko en un garage, y mata a Gemma, su colega del colegio. Mientras, Eve se lo monta con Hugo, con la voz de Villanelle en su oído a través del micro. Como le espeta Hugo por la mañana: "Gracias por el trío".


Espectacular el mono plisado de Diane Von Furstenberg.

Comer lleva una peluca rosa a juego con la chaqueta de piel de oveja de Armani (2x6) y los pantalones de cuero de Helmut Lang. 

Villanelle es contratada por el MI6 para hacerse colega de la hermana de un sospechoso y crea un personaje llamado Billie (descartó el ser una diseñadora megapija de Sidney que tiene una exitosa marca de bikinis). De ahí este disfraz, con el que se infiltra en una terapia de alcohólicos anónimos (como ocurre en Barry con la clase de interpretación, gracias a esta especie de confesionario, Villanelle confiesa que no siente nada, que busca cosas que le hagan sentir algo, que se hace daño, pero no le duele, que hace lo que le gusta, pero no le gusta, y llora de verdad).

Durante la terapia, Villanelle luce una camisa a rayas y vaqueros de Paige (2x6), y zapatillas Golden Goose. Encima lleva una especie de chaqueta turquesa de estilo oriental que tanto le gustan.


Villanelle lleva una blazer de Loewe a rayas, con top blanco y pantalón oscuro de Peter Pilotto (2x6). Según la diseñadora, parece el uniforme de un colegio, como si fuera a hacer travesuras.


Cuando trabaja, Villanelle lleva pantalones. Me encanta ese momento en el que Villanelle le dice a Eve que no se pase: "Lo único que te hace interesante soy yo". Eve lo está pasando regulín con su marido, el profesor soso. Cuando Niko ve que el rollo Villanelle le pone a su mujer, le pregunta: "¿Quieres que te quiera o quieres que te asuste?". Flipante (y tóxico). Niko acaba yéndose de casa e instalándose en la de Gemma, su colega del colegio. Eve, que se va intoxicando cada vez más de Villanelle y está fuera de sí de celos, aparece allí por sorpresa para revolver en los cajones llenos de sujetadores preciosos de la profesora pechugona.

Durante la cena, Villanelle lleva un vestido de punto con medias rotas (2x6), nada que ver con su estilo, más juvenil, como si quisiera pasar desapercibida.



Villanelle queda con Eve en su casa y se viste para la ocasión. Con un kimono elegante se pone el tocado con velo, a juego con el vestido negro largo con transparencias vintage de Alexander McQueen 2012. Eve le pide que se quite el tocado. "Bonito vestido", comenta cuando Villanelle abre una botella de champagne. Villanelle le responde que se ha querido arreglar para la ocasión, que va de luto por ella, ya que su intención es matar a Eve (aunque, en realidad, es una trampa de Eve). Aunque no se ven, lleva botas Chanel.



Después, Villanelle a Oxford a encontrarse con el marido de Eve, al que pone nervioso. Para mimetizar con el entorno académico del profesor, la asesina viste uniformada, con camisa blanca, lazo al cuello, pantalón de pinzas ancho con jersey a juego colocado sobre los hombros.

Con Konstantine va más de sport, con una chaqueta abombada muy chula de Dries Van Noten. Pantalones cargo: Chloe.



Blusa de Rosie Assoulin ("Ella está sentada en un café en una burbuja de amor", dice Mitchell). Los pendientes son de Christian Lacroix de los años 80 de una tienda vintage de Londres. Vista en el episodio 2x4, cuando escribe una postal a Eve en una terraza en Amsterdam y le niega a una chica una foto para subir a su Instagram. "Búscate una vida", le grita a la pobre.


Con esta blusa y falda rosas, recuerda al vestido rosa abullonado de la primera temporada. De hecho, en este episodio se sienta en un sofá mientras habla con Konstantine que recuerda aquel momento.


Mucho más rosa en el episodio 2x4, con una chaqueta desestructurada de Alexander McQueen y camiseta blanca con labios de Anthropology, y pantalón de flores; y el cosplay con el traje folclórico y máscara de cerda con pompones.



"La ropa refleja su estado e independencia", comentaba Luke Jennings, autor de los libros que inspiraron la serie. "Ella no tiene que conformarse ni complacer la mirada de nadie", dice la diseñadora de vestuario Charlotte Mitchell, que hizo sus compras por Europa con la propia Jodie Comer. "Ella juega según sus propias reglas, y nunca usa la misma ropa dos veces". En efecto, Villanelle tiene un estilazo muy suyo, que puede gustar más o menos, pero que transmite fuerza y cierta rebeldía.

Blusa de cuero abotonada de Ellery (2x3).

Tiene un aire a la cazadora de cuero del episodio 1x3 de JW Anderson y gafas de H&M.




Villanelle lleva traje masculino inspirado en una imagen de k.d. lang. Le dan un toque descarado, un estilo"masculino y sexy". Con este look, en el episodio 2x3 ahorca a un tipo en un ascensor tirándole de la corbata cuando se cierran las puertas. Antes de hacerlo le pregunta por la firma. Hermés, dice él. Ella lo duda: "Es falsa". Y le mata.

Chaqueta de Chloe con caballos y blusa morada y pantalones de Isabel Marant hacen un guiño al traje que Dries Van Noten llevaba en la primera temporada en el club de Berlín. Las compraron en París, son prendas que irían por separado, pero "ella usa las cosas a su manera". En la foto no se ven, pero lleva unos pantalones metalizados que son una gozada. Villanelle compra ropa de diferentes tiendas y se la llevan al motel donde se aloja en el episodio 2x3.

Chaqueta de Anthropologie y un top de Topshop. Cuando Villanelle se disfraza le añaden siempre algún toque de humor negro. En este caso, lleva un pin en el que se lee "¿Puedo ayudarte?". Según la diseñadora, "le añade un toque de malicia". DIY: el collar de macarrones con brillantina. En esta secuencia del tercer episodio, Villanelle le mete un pintalabios en el bolso a Eve, en el que se lee: "Amor en el ascensor", para que sepa que ella es la asesina del ascensor. El pintalabios lleva una hoja de afeitar dentro con la que Eve se corta el labio, algo que parece gustarle.

El pijama es de tela elástica, diseñada para ajustarse bien. La diseñadora dice que querían darle una "sensación de incomodidad". En realidad, querían un pijama de Spider-Man, pero creen que Marvel no les hubiera dado el permiso si "una psicópata los usaba". Se lo pone en el primer episodio y escapa con él en segundo.

Primera temporada


Traje de chaqueta de Dries Van Noten que viste Villanelle en el club de Berlín (1x3).


Trench rosa de Burberry y sandalias de Balenciaga. A Villanelle le gusta el rosa e ir de compras (1x1).


Vestido Miu Miu juvenil (1x2).

Vestido Burberry azul bebé con botas militares Doc Martens (1x5).

El famoso vestido rosa es de Molly Goddard y botas Balenciaga. "Ella usa el color para provocar reacciones", comenta Mitchell, que sustituye en la segunda entrega a Phoebe de Gaye (1x2).

2 comentarios:

Juanmita dijo...

Personalmente el mundo de la moda me importa un clip oxidado, pero a esta Srta. le queda cualquier look fascinante.

Mariló García dijo...

Juanmita, bueno es una excusa como otra cualquiera para hablar de la serie ;)