2.4.18

The Terror, magnífico thriller en el frío

(opinión sin spoilers de los dos primeros episodios de The Terror).


La serie es una antología, cuya primera temporada se compone de 10 episodios con final cerrado, basada en el libro The Terror, de Dan Simmons. Está protagonizada en sus papeles principales por Jared Harris (The Crown, Mad Men, Fringe), Tobias Menzies (Outlander) y Ciarán Hinds (Juego de tronos).

Además, entrevista a Jared Harris.

The Terror es el nombre de uno de los dos barcos que desapareció misteriosamente a finales del siglo XIX cuando un equipo de la Royal Navy buscaba el Paso del Noroeste. Pero el título también le otorga a esta serie un punto terroríficamente contenido, trufado de paisajes fríos y azules, silenciosos, atemorizantes. Una vista en 360 grados en la que sólo existe el blanco de la nieve del Ártico y unas aguas congeladas que hacen temer lo peor.

La serie producida por Ridley Scott resulta fantasmagórica, con unos personajes elegantemente vestidos y derrochando una exquisita flema inglesa a pesar de encontrarse en medio de la nada y con ínfimas posibilidades de sobrevivir (de ahí el choque brutal con los flashbacks en los que los vemos rodeados del esperado boato). Estos argonautas, como se autodenominan, valientes expedicionarios que se jugaban la vida sin cambiar el semblante, le cuentan al espectador acomodado en su sofá cómo era su arriesgado día a día, por momentos, miserable y melancólico. Un grupo de visionarios, en definitiva, más aferrados a la fe que a los adelantos tecnológicos, en ocasiones casi con la certeza impasible de que estaban muertos en vida.

De The Terror me quedo con todo, visualmente es magnífica y te hace interiorizar un montón de ideas implícitas. Con la discreta rivalidad entre los personajes, como si la pelea fuera impensable, y ganaran los silencios frente a la afrenta. Hay momentos en los que pareciera que van a sacar un guante con el que cruzarle la cara al oponente. Con ese miedo visceral a lo desconocido, que ni la fe puede abarcar, donde da más pavor ver a un muerto en la profundidad del mar, flotando, que a un oso a punto de atacar. Con esos detalles que surgen de una mirada, como un determinado rayo de luz en el cielo o una explosión que rompe el hielo y el silencio, o esa mujer esquimal que reprime su dolor ante la mirada fría pero comprensiva de los extranjeros.

Tiene The Terror un punto explícito, en donde se la juega, y me gusta. Un toque “gore” al que hace alusión el segundo episodio que mezcla el nombre de uno de los oficiales con el género. Porque la muerte siempre está muy presente. La enfermedad, una autopsia, un entierro. Y eso es sólo el comienzo, pero ocho meses después… Todo parece en calma, como si no fuera a suceder nada, pero el caos, la catástrofe, están latentes, como sombras. Ese plano cenital sobre la nieve y los dos barcos. Cómo se la juegan cada vez que bajan a tierra o pasan de un barco a otro. 15 grados bajo cero y están en primavera. ¿Cómo sobrevivirán al crudo invierno sin casi comida o agua, con osos polares que los pueden atacar o esquimales que podrían querer vengar su llegada? En el barco, los oficiales y marineros, un perro, un mono y un gato. Que sepamos.

Y es ese toque contenido el que sobrevuela en los diálogos y en las acciones de sus protagonistas. “Evitará tener que imaginar lo que no ha visto”, dice uno de los marineros irlandeses cuando es descubierto en actitud indecorosa con otro. Lo mismo se juegan un partido de fútbol que aguantan una nevada de granizo del tamaño de pelotas. En The Terror estamos a la expectativa, escuchando, observando, esperando a que "algo" provoque el principio del fin. ¿Qué harán estos hombres cuando se vean acorralados, cuando sepan que no podrán salvar sus vidas, se convertirán en monstruos? No sé si habrá un matiz espiritual en todo esto, gracias a los esquimales que hablan inuit y creen en un dios llamado tuunbaq. Pero supongo que más tarde o más temprano llegarán las alucinaciones (vemos una en el piloto), lo sobrenatural, y todo aquello que querríamos evitar y que nos dará muy mal rollo. Imprescindible.

1 comentario:

Mar dijo...

He visto los tres primeros episodios y me gustaron mucho. Corri a buscar la novela para poder disfrutar de la historia con mayor intensidad.
La serie cuenta con un casting de primera, el argumento es de los que requieren inmersión en la atmósfera inquietante de un escenario magnífico a la vez que hostil.
Espero grandes momentos.