11.3.17

This is Us y los patos de Tony Soprano

(contiene spoilers del episodio 1x16 de This is Us)

Ay, qué dolor de episodio. Quien no llore con esto, no tiene corazón. This is Us te encoge el alma, pero siempre deja un halo de esperanza. En el episodio 1x16, una escena me remata por dentro: unos patos que cruzan la carretera delante del coche de Randall.


Tony Soprano se hundía en la miseria cuando su bandada de patos, a los que había visto crecer en su piscina, alzaban el vuelo, provocándole un vacío existencial que le hizo ir de cabeza a una terapeuta, él, mafioso con las manos en los bolsillos.



En This is Us, Randall recorre medio país para hacer feliz a su moribundo padre. Su último deseo era haber visto unos patos de su antiguo barrio. No lo logra y su hijo los ve pasar, en familia, parando el coche, en silencio, rígido, mientras le caen lagrimones por la cara y aprieta los labios (yo no ganaba para kleenex en este momento).

A Tony Soprano se le iban los patos, una metáfora del sinsentido de la vida, y de su negocio en particular. El nido vacío. En This is Us, sin embargo, no hay vuelta atrás, no hay un terapeuta que arregle las bisagras del dolor. Los personajes se tienen los unos a los otros, aunque supongo que Randall se guardará este momento sólo para él.


El final del epsiodio vuelve a la luminosidad, con un funeral colorido en el que no falta un homenaje a los Cócteles fuera de serie, un guiño, además, muy divertido. Las nietas le preparan a su abuelo su cóctel favorito, un Blue Hawaiian, aunque lo cierto es que lo que le gustaba era fumar ese tipo de maría, algo que las inocentes niñas entendieron mal.

Opinión del piloto de This is Us y curiosidades sobre la serie.