9.12.14

Opinión Z Nation, una The Walking Dead sin moralina

Actualizo (29.3.16): Netflix estrena Z Nation el 9 de abril.

No pretende ser The Walking Dead, su primer acierto. No le hace sombra en cuanto a maquinaria promocional, cásting y efectos especiales, claro, pero me aporta otras cosas que no tiene aquélla, como cierto humor negro (más suave que en Zombies Party, pero con ese toque chungo palomitero), que los zombies corran (no tanto como en Guerra Mundial Z, pero algo es algo) y que la idea es sobrevivir, pero con la esperanza de que se conoce la vacuna que lo puede lograr (optimista de primeras). El piloto de Z Nation comienza de lleno en el apocalipsis, con el mundo vuelto del revés por la infección. DJ Qualls habla por un micro desde las instalaciones gubernamentales que podrían hacer algo. Harold Perrineau (Perdidos) es el teniente con la misión de encontrar la cura y protegerla. Tom Everett Scott (The Wonders), un sargento, el líder de un campamento (Camp Blue Sky), cuyo grupo acabará uniéndose al propósito de salvar a la Humanidad de los zombies, llamados simplemente Z. El piloto es entretenido, con multitud de personajes que se toman la supervivencia como el que va a mear, hasta oímos comentar: "Odio los dilemas morales". Por ahí no va a ir Z Nation. La serie de Syfy prefiere darnos una buena ración de escenas WTF!, muchas de ellas típicas de las películas de serie B, que ponerse a filosofar y enlazar aburridos diálogos como hace Rick con su hijo y compañía en The Walking Dead. Con un look a lo Mad Max (esos traficantes de armas y drogas, unos cachondos) y algunas escenas memorables (miles de zombies flotando en un río como si fueran peces muertos), Z Nation hay que verla como lo que es: una serie de zombies de acción, sin apenas diálogos, con humor y muertos vivientes que aparecen por cualquier lado. Sería el otro lado de The Walking Dead, el más gamberro, aunque no excesivamente juvenil (lo que me hubiera echado para atrás), más rollo Zombieland.

a partir de aquí con spoilers y curiosidades de los 13 episodios
Que Harold Perrineau aparezca el último en los títulos de crédito me dio que pensar que era sólo un artista invitado. Cuando le dejan entrar a él solo a cargarse al bebé zombie (¿por qué no le ayudan?) sé que va a morir. Esa secuencia vale su peso en oro: por fin vemos a un bebé infectado, muy Chucky, el muñeco diabólico, pero ahí está la gracia. Ya sabemos que el tal Murphy es como la reina de Inglaterra, él lleva la vacuna, así que tendrán que defenderle con sus vidas, algo que no han conseguido los de la Fuerza Delta, que no sabemos muy bien dónde están. El personaje de DJ Qualls es el más extraño, acaba con unas gafas de sol puestas, en plan DJ radiofónico animando a los humanos a luchar ahora que sabe que Murphy sigue vivo. Pero, ¿quién le manda a él, quiénes son sus superiores? El autobús lleno de niños que los persiguen, la furgoneta que atropella a cuatro del tirón, el tirador enmascarado que se apunta en el último momento, el mazo hecho con latas de CocaCola, el sargento que se carga a martillazos a un puñado de zombies que aparecen por los lloros del bebé… Éstas son las escenas que quiero ver, si luego tiran por otro lado, o se hace más lenta, o abundan los diálogos o se repiten sin entrar más personajes pues me habrá defraudado. Pero, por el momento, compro. Y ojo al guiño a The Walking Dead, cuando Harold Perrineau amenaza: "Déjalo o te envío a caminar entre los muertos".

Momentos que compensan el desastre (con spoilers):
Episodio 1x2: el perro zombie; los zombies en el barro.
Episodio 1x3: la campana gigante de Filadelfia arrancando del suelo a los zombies, de los que deja sólo las piernas. La secta caníbal y cómo filetea a uno de los tipos vivos. Cómo estos, envueltos en plástico como conservas, acaban atrapándolo antes de que lleguen los zombies (¡y sin manos!). Los zombies ¡vuelven a correr!
Episodio 1x4: el bebé zombie, ¡ni Chucky el muñeco diabólico!
Episodio 1x5: ¡llueven zombies!
Episodio 1x6: la serie se mofa de The Leftovers cuando aparece una secta con un falso profeta que anima a los humanos a convertirse; guiño a Guerra Mundial Z cuando el vacunado es inmune al ataque zombie. Muere un protagonista.
Episodio 1x7: el humano vacuna cada vez es más zombie, muerte a un tipo al que inmuniza porque no se convierte a pesar de morir de un tiro. Acaban en un bar en medio de la nada donde tiran al pato, pero con zombies.
Episodio 1x8: momento Solaris (alucinación con el astronauta ruso) para DJ Qualls. Inquietante. Y ese millón de zombies levantando polvareda.
Episodio 1x9: episodio centrado en la pareja con moto. Una pesadilla recurrente se sucede una y otra vez, al estilo Misfits. La pelirroja recuerda haber matado a su madre zombie.
Episodio 1x10: zombies radiactivos.
Episodio 1x11: campamento sólo de mujeres con una irreconocible Kelly McGillis. Últimamente la he visto en dos pelis de terror, Los huéspedes (ella es uno de ellos en un hostal misterioso) y We Are What We Are (ésta sobre una familia caníbal la recomiendo).
Episodio 1x12: zombies chutados de metanfeta, que corren que se las pelan; otros atiborrados a Viagra, aunque no vemos cómo copulan. El zombie Master puede dominarlos.
Episodio 1x13 (finale): conocemos quién es el paciente cero, un médico al que la doctora inyectó un virus creado por un loco (Kurian) que mezcla diferentes virus (ébola, entre ellos); varios misiles (¿aún están conectados?) se dirigen a la base de DJ Qualls y al laboratorio donde está el grupo; el zombie Master (Murphy) se deshace de su piel (no lo vemos) como si estuviera mutando; logra que la asiática, infectada, les ayude, hable y no los ataque.

La segunda temporada de Z Nation se estrenó el 11 de septiembre. Syfy confirma tercera temporada. Z Nation no se emite en España.

12 comentarios:

Sith dijo...

Cutre y hueca. Hay que ser muy desgraciado para decir algo malo de The Walking Dead después de ver esta basura. Los personajes son lo peor, lo nunca visto, ni siquiera en una de las doscientas mil películas de serie z de zombies. No es que te dé igual que mueran, es que quieres que les corran a ostias. Una cosa es no tener dilemas morales y otra ser tan tontos que ni siquiera entretienen. Le di una oportunidad al segundo y al rato la saqué. Es insoportablemente mala. Ni humor, ni tensión, ni nada, sólo sopor y hastío.

Mariló García dijo...

Sin entrar en insultos que sólo te quitan credibilidad en lo que dices Sith, creo que dejo clara mi opinión sobre TWD, otra cosa es que tú no lo entiendas.

El segundo episodio tiene un pero enorme: los zombies se ralentizan. Algo que también ocurre con los vampiros de The Strain. Guillermo del Toro sí explica el por qué, espero que Z Nation lo haga también.

En cualquier caso, creo que si te gusta el género y a falta de pan, buenas son tortas.

Molokai dijo...

Si el piloto fue malo aunque dejaba la puerta abierta a mejoras, el segundo episodio ya no tiene nombre.
Mejoras de un episodio para otro a los zombies:
1. Se acabó el correr, vuelta al zombie clásico George A.Romero de tobillo arrastril, se ve que era malo para el corazón o algo.
2. Ahora les interesa mucho mas el sonido que un almuerzo de 6 tontacos descerebrados (seguramente la falta de cerebro hace a los protagonistas inmunes a los zombies).
3. Se comportan como muñecos mecánicos del tren del terror, mientras los valientes los revientan como piñatas con una suerte de instrumentos como la letal llave de tuerca del 16, los zombies no son capaces ni de romper cristales.

No me dan miedo las series bizarras, pero esto es mucho peor, es basura 5 jotas.

Paco Pepe dijo...

Es mala, mala, malísima. Esa base militar de cartón piedra del principio, los FX años 80 (por dios hay videos en youtube de críos practicando con After Effects mucho mejor que esa cutrez). La escena del típico saltito al oir un disparo mientras están cantando las niñas, es para coger al director y colgarlo, así como al responsable de incluir esa toma en la edición como bueno (esos fallos de timing no solo con el efecto sonoro del disparo sino entre las mismas niñas). Los zombies patéticos: maquillaje youtubero de fiesta halloween. Y por supuesto argumento gastadísimo.

Paco Pepe dijo...

Por cierto... ¿Personaje con posible vacuna en su sangre al que hay que proteger a toda costa? ¿Conocéis el videojuego The Last of Us que por cierto sobrepasa a esta Z Nation cien mil veces en valores de producción? Ahi lo dejo...

Mariló García dijo...

Paco Pepe, mi chico me dijo lo mismo del videojuego y ésa es una de las razones por la que la estamos viendo para ver por dónde lo lleva.

Mariló García dijo...

Molokai, el personaje de DJ Qualls como decía del piloto ya a mí no me gusta nada.
La historia del perro zombie no la han aprovechado. Pero me gusta que hagan realidad nuestras ideas más bizarras.
No es defendible, pero me la tomo como una Zombieland/Zombies Party loca.

Manuel dijo...

Me alegra ver que sigues actualizando esta entrada. A mí también me ha enganchado la serie, porque se permite licencias surrealistas que otras series más "serias" no pueden, y porque cada semana con alguna escena me parto. El momento campana en Philly es bestial!

Y soy muy fan de TWD, pero creo que se pueden disfrutar ambas series aunque no tengan nada que ver!

Anónimo dijo...

Piloto visto (por fin) y coincido contigo.
Este tono desenfadado, "cachondo" de la serie. Sin tanto dilema moral, me gusta.
Ya no sólo en pelis/series de zombies se agradece. Por ejemplo en pelis de Tarantino. Donde se mezcla dialogos absurdos, situaciones dramáticas....con otras que piensas "cómo se le ha ido la olla a Quentin!!" y es precisamente lo que te gusta. Esa "gore -comedia" ja,ja,ja.
Entiendo que habrá gente que no le guste. Como las payasadas de Starlord en Guardianes de la Galaxia o los momentos cómicos de Indiana Jones.

Un saludo.

Jose Gestido

Sayuri169 dijo...

a mi de momento me esta gustando muchisimo, la tengo pendiente para acabar, porque queria tener unos cuantos caps para verla jejejeje.

Fer Perez dijo...

Lo mas facil es criticar TWD. Los mismos argumentos de siempre. Lentitud, moralina, blablabla, bliblibli... El tema es que ya vamos a por la sexta temporada y será por algo.

Fer Perez dijo...

Esta cutrez no es mejor que The Walking Dead.