14.8.14

Wilfred (final), claves y curiosidades de la cuarta temporada

En septiembre del año pasado, acababa la tercera temporada de Wilfred, una de mis comedias (negras) favoritas. Dudaba de su vuelta, y mucho más de su continuación, pero aquí está la cuarta temporada llena de sorpresas, como no podía ser menos.

¿Elijah Wood en Open Windows? No! también se la lían en Wilfred
(esta entrada contiene análisis, claves y curiosidades de los siguientes episodios, con spoilers)
  1. Amends
  2. Consequences
  3. Loyalty
  4. Answers
  5. Forward
  6. Patterns
  7. Responsibility
  8. Courage
  9. Resistance
  10. Happiness (final de la serie)
+Wilfred, una mezcla de Rufo (Los teleñecos) y Brian de Padre de familia

+¿Qué se bebe en Wilfred?
Wilfred 4x1 Amends
Este selfie no pudo hacerlo Ryan
Desde que comenzó Wilfred, Ryan busca la felicidad, como el Don Draper de Mad Men y casi todos los antihéroes de la parrilla. Si Draper se consuela con las mujeres y el alcohol, Ryan tiene a su vecina, de la que sigue enamorado, y, sobre todo, a ese perro humano con el que no sabe qué hacer. Wilfred sigue dominando a Ryan. Y Ryan sigue sufriendo premoniciones. Llega un momento en Wilfred en el que no distingues la paranoia de la realidad y eso es parte de su encanto, pero también provoca, como ocurría en Perdidos, que muchas de las posibles reflexiones no lleven a ninguna parte. Acababa la tercera temporada con el padre de Ryan muerto, tras caer por una escalera. El padre le había prevenido contra el perro. Si el perro es la locura, el padre intentaba ayudar a su hijo apartándole de esa obsesión. Pero la locura vencía. Sólo el padre sabía su secreto (que ve a un perro que habla), de ahí que Ryan/Wilfred acabasen con él. Me preguntaba yo en el episodio 3x13 si el padre de Ryan volvería en forma de alucinaciones (James Remar ya tiene experiencia, lo hacía en Dexter) y si la hermana de Ryan descubriría su secreto (lo que me volvía a recordar a Debra, la hermana de Dexter).

La sorpresa llega en el primer segundo del episodio 4x1 cuando Ryan se levanta del suelo, aturdido porque es él el que se ha caído por la escalera. Su padre sigue vivo. El final de la tercera temporada es una premonición, pero, claro, como tal, puede ocurrir, y ocurre. Su padre vuelve a morir (aunque no vemos el cuerpo), tras un accidente de coche cuando iba a quedar con su hijo, de nuevo, preveniéndole de Wilfred. Es la misma historia, pero contada de otra manera. Ryan quiso deshacerse del perro, se sentía, por fin, bien junto a su padre, de acuerdo en ponerse en tratamiento. Pero vence la locura (Wilfred), cuando decide descubrir si el resto del sueño también podría ser real. Así es como Ryan y Wilfred, con el sobre con el extraño sello acaban en el mismo jardín, aunque la estatua no es la de Wilfred si no la de la Virgen María. Nos dejan claro que el sobre se lo ha enviado Wilfred con el email de Ryan, es decir, ¿él mismo? Allí habla con tres chavales disfrazados de Wilfred, que le destapan la existencia de una secta en las que se disfrazaban así y "hacían rituales retorcidos". ¿Un guiño a True Detective? No me extrañaría.

Wilfred sigue comiéndole el tarro a Ryan. "Tú eres especial" y "el dios te llevará a la felicidad". Ay!, esa felicidad que tanto añora Ryan. Pero, como ya estamos acostumbrados los fans de Wilfred, toda esta deliciosa conversación se trunca cuando "el dios" se llama Matt Damon. "¡Dos dioses con el mismo nombre!", replica Wilfred. Recordad que al padre de Ryan (la cordura) le gustaba más Ben Affleck y que es a Wilfred (la locura) al que le tira más Matt Damon. Molaría que ambos actores se peleasen en un cameo, sería muy cachondo. Al final del episodio, Ryan descubre en un archivo del padre (The Flock of the Grey Shepherd, el rebaño del pastor gris (¿Jack Sheperd, Lost? jaja) una foto en la que se ve la estatua de Wilfred. ¿Es real o sólo la ve así Ryan? Si es real, ¿qué sabía el padre? Y llega el cliffhanger, marca de la casa (y un WTF! bien gordo): el padre de Ryan supo que Ryan le había mentido y se había ido de nuevo con Wilfred por el selfie que el perro se hizo en el coche y que le envió por email. Wilfred lo borra del ordenador del padre para que Ryan no descubra que lo ha traicionado como veía en sus premoniciones. El padre puede pensar que su hijo está como unas maracas si le amenaza así (de hecho le dice: "Sé que sabes que te vi con el perro"), pero el selfie no pudo hacerlo Ryan. Entonces, ¿quién lo hizo? Y no es una alucinación de Ryan porque lo vemos en una secuencia del perro. "Quizás tú seas el dios que lleva a la felicidad", termina por decirle Ryan a Wilfred. Ryan se siente más cómodo en su locura, sin duda.

Wilfred 4x2 Consequences
Jugar con las palabras DOG y GOD (perro y dios en inglés) queda en un segundo plano cuando la obsesión de Ryan es encontrarle sentido a la relación entre la secta y su padre. Porque haberla hayla. Y la cosa se va enredando más. Los guionistas matan dos pájaros de un tiro (la temporada va acelerada). Ryan acampa en el supuesto lugar de la secta, le acompaña Drew, ex boyscout, y se lleva a Wilfred. El chucho quiere juntar a Ryan con Jenna y deshacerse de Drew. Es capaz de morderle a la sobrina de Jenna para que ella lo quiera apartar de su lado. También Wilfred tiene la culpa de menear un avispero, que lleva a Ryan a empujar a Drew por un terraplén. Ver a uno malherido y a Ryan con los ojos hinchados por las avispas no tiene precio. Wilfred, mientras, sonriendo. En una tontuna de situación, Drew se entera de que Ryan besó a Jenna y se marcha. Drew pensaría que Ryan se estaba confesando (y no hablando con el perro). Así es como desaparecen de la serie los vecinos (Jenna quiere intentar la reconciliación) y Ryan se queda solo con el perro. Durante la acampada, les roban la mochila, lo que provoca que alguien se ponga en contacto con Ryan a través de su móvil, alguien de la secta. "Díle a la socia de tu padre que el precio se ha doblado", escucha sorprendido. Ahora Ryan está solo, con su locura, dispuesto a averiguar qué relación tenía su familia con esta secta donde se disfrazaban de Wilfred. Y sólo le queda su hermana. ¿Qué sabrá ella? Por cierto, la socia del padre, Harriet Sansom Harris, ya era superchunga en Mujeres desesperadas.

Wilfred 4x3 Loyalty
En la intervención el monstruo de las galletas
Los guionistas exploran el sentimiento de pérdida del perro, sin su ama está con el mono de las caricias, así que vamos viendo las diferentes etapas que sufriría como cualquier humano desintoxicándose. Hasta protagoniza una intervención rodeado por muñecos, entre ellos, el Monstruo de las galletas de Barrio Sésamo y Bestia de Los Muppets. Se ha comprado hasta un rascador a pilas (no conocía este invento). La hermana de Ryan regresa por el testamento y, claro está, la situación es aprovechada por dos de los personajes más jetas. Uno, el padre del hijo de Kristen (Nestor Carbonell), que pide la custodia del bebé para sacar tajada; otro, el propio Wilfred atrapado en las caricias de una llorosa Kristen que no quiere perder a su hijo. Si un perro no puede 'extraviar' a un niño, está claro que los contínuos despistes injustificados de Kristen los provoca su propio hermano. ¿No es ella consciente de esto? Lo mejor, la broma con España. El personaje de Nestor Carbonell comenta que planeaba un viaje a España para que el bebé (llamado Joffrey, muy Juego de tronos, pobrecito) pudiese conocer a sus abuelos y primos, "la gran familia", dice en español. Aunque neoyorquino, Carbonell es de ascendencia cubana ( y como me contó en 2010, sus bisabuelos eran de Barcelona, me chifló en aquella entrevista). Ya en Perdidos, como Richard Alpert, había estrechado lazos con España. Enorme cuando Carbonell explica desesperado cómo encontró una cabeza de Lego en la caca del bebé "con sombrero incluido". En cuanto al misterio de la secta, Ryan descubre que alguien está recibiendo 5.000 dólares al año desde hace 30. O el padre era muy aficionado o qué casualidad que Ryan vaya a cobrar su herencia también a plazos. La socia del padre le entrega unas llaves de una caja que contiene algo que el padre quería destruir si moría de repente. ¡Qué cliffhanger, nenes!

Wilfred 4x4 Answers
Un pasote ver a Rutger Hauer como el doctor Grummons. Él participó en el juicio de Charles Smith, el jefe de la secta Rebaño del Pastor Gris, por fraude fiscal. Ryan intenta sonsacarle esta información mientras experimentan con Wilfred, aunque, en realidad, es él el sujeto de la investigación. Da igual que todo esto no tenga pies ni cabeza, lo importante es que Ryan sufre una alucinación tan grande (con imágenes distorsionadas) que ve cómo Wilfred se quita el disfraz de perro y se queja de su barriga (Eres un gordo de mierda se dice Jason Gann, ya sin máscara), ya siendo un hombre. "La idea era hacer realidad tus peores sueños. Lo saqué de una película de Batman", le dice el doctor. La pesadilla de Ryan es que Wilfred no fuera un chucho y que todos estuviesen compinchados al estilo El show de Truman, con cámaras y ganchos en cualquier esquina. Hasta su hermana parece Bruce Lee cuando le intenta reducir y su vecina, otra tía, con peluca negra y vestida a lo Leela en Futurama.
Cuando pienso que todo va a ser una gran mentira, se confirma que ha sido un mal sueño. Éste podría haber sido uno de los finales de Wilfred, así que los guionistas lo descartan. Y, nosotros, también. A cuatro episodios del final de esta serie, me sigue pareciendo original y divertida. Answers además nos deja otro cliffhanger. Grummons afirma que la secta desapareció porque su creencia era una chorrada: un perro parlante guiaría al Elegido. Ryan puede sentirse como el Neo de Matrix. Sin embargo, Grummons afirma que además de Madaman (Mattdamon) hay otro dios malo llamado Krungel (o sea que no es Ben Affleck) que es idéntico físicamente pero un mentiroso, el diablo. Ryan mira a Wilfred temiendo que el chucho no sea algo bueno, si no el Mal en estado puro. ¿Y si Krungel es el clon de Wilfred, aquel chucho que conocimos viviendo en otra casa?

¿Y qué pintan William Baldwin y Mimi Rogers entre las fotografías que aparecen en la pared? ¿Podría ser Bruce (que está tachado en la pared) u otro personaje que hemos conocido el jefe de la secta realmente? ¿Grummons quería saber si Ryan era el Elegido?

Wilfred 4x5 Forward
Ryan sigue desconfiando de Wilfred (nosotros, también), al que acusa de ser Krungel, como ya comenté que podría pasar, pero el perro, una vez más, sabe cómo plantear sus coartadas y dejar a Ryan con la palabra en la boca. Un perro no puede hacer todo lo que dice que ha hecho, así que o es invención de Ryan o es el propio Ryan la que la lía una vez más. Reaparece Amanda, la ex de Ryan, que limpia en el colegio donde supuestamente iba a ir su sobrino. El mantra de ella (“Olvidarle, no mirar atrás”) se convierte en el de Ryan, de ahí que aleje, una vez más, a Wilfred de él.

Guiño a Star Wars: Ryan dibuja una parodia de la señora Goldsmith junto a Yoda. Curioso: ver a Oso por los ojos de Wilfred, en blanco y negro (como ven los perros) y como si fuera una mujer –sexy– disfrazada, con parche en el ojo incluido (Lauren Powers). Cachondo: el comentario sobre cómo Wilfred y Oso ‘juegan’ a meterse ratones por el ano (esto –se rumoreó en su momento– era una obscenidad que practicaban actores como Richard Gere). Episodio raruno donde los haya.



Wilfred 4x6 Patterns
La frase, de Bruce Lee: “Truth is outside of all patterns” (la verdad está fuera de todos los patrones). A pesar de que Ryan intente alejar a Wilfred, siempre acaban juntos, bebiendo y fumando maría. Jenna regresó sola y aunque Ryan aceptó un acercamiento y sus disculpas, prefiere finalmente mantenerla alejada de él, también Wilfred, ya que ella, que se siente sola, se sobrepasa en sus mimos. Es un juego de confianzas y desconfianzas. La persona que servía de enlace entre el padre de Ryan y su chantajista es su socia durante 30 años, Genevieve, tipa rara donde las haya. Ryan no logra averiguar quién es ese tipo, ya que se interponen los jueguecitos que Bruce se trae con Wilfred. Pero ya no es el Bruce que conocemos (Dwight Yoakam, ahora en La cúpula). Es William Baldwin, de ahí que saliese en el tablero de fotos de la alucinación de Ryan en el episodio 4x4. ¿Y ese cambio? “Eliminé toxinas”, dice Baldwin, que aparece con máscara (parecía un chanante) y más tarde con el look de Wilfred: él es el verdadero Krungel. Es divertido ver a Baldwin disfrazado de lámpara (con la cadena a modo de pendiente) o retando a Ryan a comerse un post-it. Jenna compra un collar GPS a Wilfred que éste roba y usa para colocarlo en el sobre del dinero y localizar por fin al chantajista. Ryan lo pilla, es Bruce, pero cuando intenta quitarle la máscara (porque ESO es una máscara) no puede y éste le dice: “Estás más loco que tu madre”. ¿Quién chantajea al padre y por qué sigue haciéndolo si ya está muerto? ¿Quién es realmente Bruce? ¿Qué relación tiene el tipo de la máscara con la madre de Ryan? Con lo fácil que sería que Ryan dejase de drogarse... En el próximo episodios veremos a los padres de Ryan de jóvenes, ¿qué pasará?

Wilfred 4x7 Responsability
Wilfred está llegando a unas cotas de surrealismo inenarrables. Si William Baldwin sustituía a Dwight Yoakam en el episodio 4x6, en Responsability la madre de Ryan ya no es Mary Steenburgen si no la mismísima Mimi Rogers (por lo visto hizo el cásting para este papel en su momento). Este cambio físico no se explica, se dejaba entrever en el episodio 4x4, pero damos por hecho que ambos actores no estaban disponibles. La madre, Catherine, dice no conocer al tal Bruce, es más, decide irse del psiquiátrico con su amante, que no es otro que su psicólogo, al que conocimos en el episodio 1x9. "La cordura es mi cuarta pata", dice esta mujer que acoge como mascota a un perro que sólo tiene tres, lo que da lugar a que Wilfred suelte multitud de bromas. Momentazos: cuando Wilfred entra en el Facebook de Ryan (está claro que lo hace el propio Ryan, qué lástima); cuando la hermana de Ryan, que es una infeliz de la vida le llama "enano sifilítico sin polla" (lo de enano a Elijah Wood no le debe de hacer puta la gracia); cuando el psicólogo, borracho, le pide en matrimonio a Catherine y se cae por la escalera mientras nadie le hace caso; y, especialmente WTF, cuando Wilfred es atropellado por un coche que le secciona una pata delantera. ¿Cómo condicionará a Wilfred este hecho, le alejará de Ryan? En el IMDb ponía que conoceríamos a los padres de Ryan de jóvenes pero no ha sido así. Habrá que esperar...

Wilfred 4x8 Courage
Quedan sólo dos episodios para que termine Wilfred, una de las locuras más ingeniosas de la televisión e injustamente tan poco valorada. Que en el mismo episodio sepamos que Wilfred tiene cáncer de pulmón (¿fumador pasivo? te ríes cuando lo dice, pero no deja de llevar razón), que se va a morir, e indirectamente Ryan y Jenna compartan mesa (¡comida china!), se acuesten y confiesen estar enamorados el uno del otro, me lleva a pensar en un desenlace trágico, pero con final feliz (eso, si Wilfred está tan gravemente enfermo). Courage demuestra la valentía de Wilfred subiendo escaleras solo con sus tres patas, despidiéndose de Oso (abrazo conmovedor éste, aunque el perrito de Scotex al que se lo regala lo destroce, Ryan también se despide) y asumiendo que se muere, pero que gracias a ello (positivo) Ryan y su ama estarán juntos. Wilfred insiste en creerse God, así que, en realidad, no le tiene miedo a la muerte. Courage también demuestra la valentía de Ryan, aunque con truco. Cuando se entera de que Wilfred puede morir, algo se le muere también a él por dentro, pero tiene a Jenna en su vida, ya no está solo. Sin Wilfred y con Jenna, Ryan dejará de drogarse y, seguramente, acabe siendo una persona que ya no ve hombres disfrazados de perro. Pero me gustaría creer que la muerte de Wilfred no es el final. Que el misterio debe trascender de alguna manera. Quién chantajea al padre de Ryan, qué mitología esconde el chucho, cómo ha podido durar tanto esta tremenda y apasionante alucinación. En la serie australiana original, que no he visto, el último episodio (duró dos temporadas) se llamó Bite Club en referencia a El club de la lucha, mi peli favorita. En una escena Wilfred se pelea con otro tipo disfrazado de perro. A diferencia de la peli, Wilfred no es el alter ego de Ryan porque existe, pero sólo en parte; y no deja de ser, al mismo tiempo, su propia conciencia (si nos ponemos a racionalizar algo que no tiene ninguna lógica). Me ha escamado un detalle en este episodio, cuando Jenna cuenta que alguien ha enviado una amenaza de bomba en el hospital y por eso ha salido antes. Por muy enigmático que sea Wilfred (él dice que ésa era una de las cosas de su lista que debía hacer antes de morir), ese email sólo lo ha podido enviar Ryan. ¿Descubrirá Ryan o/y Jenna alguna vez su grado de locura, le traerá consecuencias irreversibles?

El Bite Club (club del mordisco)


Wilfred 4x9 Resistance
Como dije en el episodio 4x8 la muerte de Wilfred no debía ser el final y no lo ha sido. Por fin le vemos como lo que es, un perro de lanas (me lo preguntaba ya en el episodio 1x9, si veríamos al perro como al gato de su madre). Wilfred, ha muerto. Sin embargo, Ryan no se entristece demasiado. Comparte una especie de ensoñación con un Wilfred sano, dentro de ese cuadro que cuelga en el sótano. "¿Es el sótano, el cielo?". Le reclama. Wilfred sólo le dice que sea feliz, que se deje de preguntas. "Vive". La preocupación de Ryan por estar muerto me sorprende. Ryan es feliz, tiene a Jenna a su lado. Lo que no se esperaba (ni yo) es que Drew regresara, preocupado por el perro y con la intención de recuperar a su mujer. Cuando muere Wilfred, Drew le regala un cachorro (Jordy) y Jenna vuelve con él, dejando a Ryan solo. Y ahí, cuando se siente solo, como al principio de la serie, es cuando Ryan echa de menos a Wilfred, corre por la playa desesperado, vemos imágenes felices de los dos juntos con la canción Many Rivers to Across, de Jimmy Cliff. "Estoy enamorado de una fantasía", le ha dicho a Jenna, muy dolido. También ha desconfiado de esa felicidad que le vende Wilfred al inicio del episodio, cuando sueña que está sentado con un Wilfred sano en el sofá, pero al aire libre. "La felicidad es una falacia", farfulla. Wilfred le insta a buscarla en los momentos más tranquilos, en los pequeños momentos. Es curioso que en estas alucinaciones, Ryan salga con el botón desabrochado de la camisa, cuando Elijah Wood siempre lo lleva meticulosamente cerrado. Su hermana aparece para confirmar que se divorcia y que trabajará en un ambulatorio ("con gente más miserable que yo"), momentos después de quejarse del precio del café tipo Starbucks. Su madre está feliz en su casa preparándole la comida junto a su pareja, el médico. El puntazo: cuando Wilfred le coloca la cabeza cortada de la ardilla en el sofá cama a Drew, simulando la cabeza de caballo de El Padrino. Y más mejor: en la intro, la frase de Doctor Who: "Resistence is useless" (la resistencia es inútil).

Wilfred 4x10 Happiness // Opinión, review del final de Wilfred, preguntas sin respuesta


Ryan, vuelta al suicide!
El dicho éste de "muerto el perro, se acabó la rabia" no nos vale si hablamos de locura. Wilfred murió, pero la locura de Ryan permanece. En Wilfred hemos tenido a un perro que habla, un armario que llevaba a un sótano y una extraña secta que proclamaba la búsqueda de un Elegido que sería un profeta. Este último episodio que cierra la serie, Happiness, da respuesta a todos estos enigmas, pero ya desde la base absoluta de que Ryan está loco. Vemos a Ryan con el chucho real en algunas de las secuencias de la serie, lo que le provoca un shock brutal. De hecho, el episodio comienza como se inicia la serie, con Ryan a punto de suicidarse. Pero, esta vez, por todo lo que vivió con su perro-locura tiene a una madre que le apoya, que le frena. Su madre se confiesa: infeliz con su vida entró en una secta, donde, efectivamente, un tal Charles –su padre biológico, realmente– pensó que Ryan era el Elegido. Este tipo chiflado supuestamente murió en la cárcel, pero no es así y es el que ofrece finalmente las claves que faltan. Todos los personajes que Ryan se ha imaginado existen de verdad. Wilfred era Richard, que se creía Mataman ('Matt Damon'), y Bruce -William Baldwin- lo opuesto, Krungel, que chantajeó a su padre amenazándole con contar la verdad. Pero realidad y ficción se confunden como nunca (ya tuvo un amago en el episodio 2x1 con el médico Robin Williams), ya que parte del brebaje que se ha preparado para suicidarse le hace efecto. Wilfred regresa sólo en su imaginación, al estilo absoluto de El club de la lucha. Nadie ve al chucho, sólo él, algo que le dejó caer su subconsciente en el episodio 2x12: "Sin ti no tengo propósito. ¡No soy nada! Es como si no existiera", le dijo Wilfred.

Cuando Ryan es consciente de que esa situación le hace feliz es cuando se siente feliz. Asume, como hizo su madre, como hizo su padre biológico (¡cómo no estar loco con estos genes!), que la locura forma parte de él. Si su hermana es feliz haciendo felices a otras mujeres que se practican abortos (valiente secuencia ésta tal y como está el patio), si ha logrado ser feliz con lo más inesperado, ¿por qué no Ryan? Esta situación me ha recordado al piloto de Black Box, serie mala donde las haya, pero que ahí exponía una teoría que concuerda con ésta: por qué obligar a una persona a dejar de hablar con su amigo invisible si eso le hace feliz (también lo veíamos en la peli Harvey, la del conejo que ve James Stewart). Y demuestra que en los casos en los que se ha intentado curar, el paciente se ha vuelto huraño, triste y depresivo finalmente. La madre de Ryan era feliz con su gato humano. Hasta el padre le dice que habla con su perro. Asunto zanjado. "Mi vida sin ti es aburrida", le dice a Wilfred. Pues adelante. Wilfred seguirá en su vida. En un magnífico episodio navideño (¡emitido en agosto!) Wilfred se comparaba con Papa Noel: "Sólo porque nadie más puede verlo, ¿significa que no es real?". De hecho, la cita del último episodio de Wilfred es de Leo Tolstoy: "La felicidad no depende de las cosas del exterior, sólo de la forma en las que las vemos". Queda en el aire esa puerta del armario que Ryan abre para ver si da a ese sótano en el que fumaba y bebía con Wilfred, y nos dejan con las ganas de saberlo. Pero, nos da igual, será lo que Ryan quiera que sea (aunque ya vimos en el final de la primera temporada que esa puerta daba a un armario y nada más, que el sótano era una invención, un lugar donde sentirse seguro).

"Todo está en el cerebro", le dice Ryan a Wilfred, sentados en un sofá en medio de una playa. Imagen surrealista donde las haya. Wilfred se relaja en el sofá, mientras Ryan va hacia el agua y coge la pelota de tenis, que metafóricamente podría ser una especie de calavera de Hamlet, sonríe y se acabó, mientras suena Down in my Heart, de NRBQ. Pero, me pregunto, ¿por qué Ryan, que nunca había visto a los componentes de la secta –sólo estuvo tres años en ella–, se imaginó a Wilfred con la cara de Richard? Esto no lo entiendo. ¿Y que fuera exactamente igual que la estatua del perro de la secta? Tampoco entiendo que en una de las fotos aparezca Eric Stolz, como miembro de la secta. El actor tuvo un cameo en el episodio 1x10, pero era fruto de la imaginación de Ryan. ¿También le había visto antes y no se acordaba? Algo parecido ocurrió con Bruce, al que Ryan sí ve en la realidad en el episodio 1x11, donde apareció por primera vez con el físico de Dwight Yoakam, luego sería Baldwin. Ryan está sobrio y el tal Bruce le recomienda a Ryan no hablar con el perro, pero, ¿por qué le pregunta al Wilfred-perro si es un demonio, un alien y que alguien tiene que detenerle? Bruce, o estaba igual de loco y lo ve como Ryan (vaya secta) o esto no tiene ningún sentido (chantajeaba ya al padre de Ryan por entonces). Así se dan la mayoría de situaciones con respecto a la secta, como si en el subconsciente de Ryan sí existieran ciertos recuerdos que él reprime y que la droga le saca. En ese mismo episodio, Wilfred le habla ya de Matt Damon, es decir, se lo dice Ryan a sí mismo y Matt Damon será al final como suena el nombre del dios perro bueno de la secta. Por no hablar de las cosas que supuestamente hizo Wilfred, pero que en realidad las hizo él, como el famoso selfie imposible del episodio 4x1 (foto, arriba).

Y, por último, ¿qué significa la pelota de tenis? Quiero creer que es la única unión REAL que tenía Ryan con el perro, cuando le lanzaba la pelota y él se la llevaba. De hecho, cierra el círculo, ya que el piloto de Wilfred también se llamó Happiness. La diferencia es que en la intro, el texto ya no se desvanece. En el piloto, Wilfred animaba a Ryan a jugar con él, y a dejar de jugar con los demás. Y fue esa pelota la que le metió en el primer lío, la que le hizo colarse en la casa de un vecino a buscarla, lo que le motivó a cambiar y a ser otro. Ser o no ser, ésa es la cuestión.
Wilfred ha sido una serie que me ha divertido, ingeniosa siempre, con muy mala leche, que ha puesto a sus actores en situaciones rocambolescas y que ha terminado como tenía que terminar, con cierta lógica. El cerebro nos puede jugar malas pasadas y todos podemos llevar un Ryan dentro de nosotros mismos. Cuidado con la depresión y a vivir que son dos días. La búsqueda de la felicidad es una pérdida de tiempo si te obsesionas con ella.

Ilustración de Alberto García para mi libro Cócteles fuera de serie


Wilfred en la Comic-Con

Wilfred en Yonomeaburro
Regaladme el muñeco!

24 comentarios:

Jose MME dijo...

El comentario de Rutger Hauer en el 4x4 es por el "poder" del Espantapájaros en "Batman Begins", película donde él tenía un papel.

Mariló García dijo...

Genialidad, gracias!

Anónimo dijo...

Tengo yo alguna duda aún con el final de esta serie. Por que piensas que Ryan mata a Wilfred de un cancer y antes lo deja lisiado si él es feliz con su locura que le ha hecho conseguir lo que deseaba, acostarse con su vecina entre otras cosas.

Mariló García dijo...

Anónimo, Ryan no mata a Wilfred. El perro real se muere de cáncer, y antes es atropellado. Ryan no tiene la culpa de esto.

Anónimo dijo...

ok he vuelto a confundir el wilfred de su cabeza con el wilfred que solo ladra.

Felipe Díaz Cruz dijo...

Entretenido análisis... la verdad me gustaba mucho esta serie, creo que podría haber durado un par de temporadas más pero el rating no debe haberla acompañado lo suficiente. Fue entretenido mientras duró, y al igual que por ejemplo una serie del calibre de Breaking Bad, donde se sabe desde el primer capítulo que el protagonista morirá, aquí sabemos desde el principio que Wilfred es parte de su locura, o al menos eso se infiere bastante luego, el resto es disfrutar del viaje, que el final no es importante.

Anónimo dijo...

esta serie fue una obra maestra que no a todos les gustara pero tiene muchas cosas para pensar y refrecionar y lo mas importante te hara pasar una buena tarde o noche o a la hora que lo veas termina con muchas preguntas o supuestas preguntas porque al final esta loc y el lo sabe al abrir la puerta se da cuenta que es un armario y no pasa nada su vida sige siendo una porqueria ya que se quedo sin nadie pero ya es feliz se supo hacetar

Anónimo dijo...

el final de la serie me dejo con la necesidad de analizar todo lo que paso, tengo muchas dudas entre ellas ... por que rayan decia que nunca habia visto una fotografia de el siendo niño .. cuando tenia una con su mama pegada en su refri (Y POR QUE WILFRED SALIA EN LA FOTO)!!

Mariló García dijo...

Ryan nunca vio una foto suya de niño (hasta los tres años) porque estuvo en la secta.

Wilfred perro humano nunca ha existido, sólo en su imaginación.
Cuando él miraba la foto lo podría ver, pero no era Wilfred.

Recuerda el episodio en el que Ryan visita a su madre y ella tiene una gata humana. Cuando Ryan mira el gato ve a un gato animal. A él le pasa lo mismo, pero con un perro.

Anónimo dijo...

donde puedo terminar de ver la cuarta temporada de wilfred? voy en el capitulo 8

larana gusnabo dijo...

Gran análisis y seguimiento. Sin duda.

Respecto a la pregunta de porque Ryan ponia caras de la secta en sus locuras lo veo bastante claro. Pese a estar tan solo tres años, de alguna forma conservaba en el inconsciente sus rostros, incluso sus formas de ser. A él le criaron en la secta como a un elegido, vete a saber que trata le darían como bebe, para que esa persona potencial que sería Ryan de mayor, fuese tendente a la de depresión y la locura. Esas edades son cruciales para la configuración de una persona.

En definitiva, el final de esta serie no es la respuesta que todos esperaban, pero sin duda, tiene cierta cohesión y sentido con independencia de algún cabo suelto que se haya podido generar (Normal). Para mi, es más que suficiente, teniendo en cuenta que no albergaba muchas expectativas al final de la tercera temporada y me temía un "Lost" a lo bestia.

Gran serie. Gran final, cosa poco fácil. Y si no te gustó, quedate con la riqueza de elementos: Guiños, interpretación, humor, guión, gancho... Hay pa' elegir ;)

Anónimo dijo...

Uno de los argumentos de que el sótano no existe y que tiene explicación por la muerte de Wilfred (ya que él no puede fumar), es cuando dice lo de "Soy fumador pasivo!", ahi te das cuenta que se encerraban en el armario todos los dias y al final la acabó pagando el pobre chucho xD

Dato chorra pero una curiosidad más en la que no se suele caer, gran serie y gran artículo

Anónimo dijo...

Excelente análisis. Felicidades. Recién terminando de ver el final de la serie. Lo disfruté, aunque me puso triste que finalizara. Amaba esa locura que nosotros no podemos permitirnos. Me quedo con esto "por qué obligar a una persona a dejar de hablar con su amigo invisible si eso le hace feliz"

Mariló García dijo...

Gracias por pasaros!

Anónimo dijo...

Muy buena serie me revolvio la cabeza pero estuvo muy buena y tu analizis tambien,
tengo varias preguntas pero la que me dejo con mas duda
eran las llaves que le dejo la asistente las que dijo que debia que destruir ahi no dijeron nada sobre ellas
un simple comentario saludos...

Anónimo dijo...

si lo hacen, lo mencionan al principio del capitulo siguiente pero muy poco, por eso se te habra pasado, Ryan dice que reviso el lugar pero solo encontro un monton de archivos y porno interracial xD, despues no lo vuelven a mencionar, espero que te sirva.

Anónimo dijo...

Wilfred fuemi serie favorita. Repasaba el último episodio para una investigación Soy psicóloga pienso que todos tenemos necesidad de un amigo imaginario, en la infancia puede ser santa claus, en la adultez puede ser Dios. Todos alguna vez necesitamos un ser invisible que nos escuche y acompañe.

Anónimo dijo...

Mala interpetación. Al coger la pelota Ryan comprende que esta vez sí que está muerto. De nada.

Daniel Vega dijo...

Me gusto mucho la serie; en las primeras 2 temporadas solo la veía como comedia y algo sin mucha historia pero con el tiempo llega a formase una gran trama, no pude evitar llorar en los últimos 2 capítulos, es algo malo que muchos no hayamos podido apoyar esta gran serie en su momento

Unknown dijo...

Vi toda esta serie batalle mucho para conseguirla al fin pude termirla es muy buena cada episodio lo revivi en varias ocasiones para ir entendiéndolo ya que estaba un poco fumado y entender la trama ya que en suele ser algo confusa, excelente serie es mi primer serie que término y disfrute cada capítulo.

Muy buena interpretación de los capítulo pero pienso lo mismo de la interpretación de la pelota, se da cuenta que ya esta muerto en el último capítulo.

Alba Nc dijo...

De chorra nada... el perro real muere de cancer de pulmon xD

Alba Nc dijo...

De chorra nada... el perro real muere de cancer de pulmon xD

lorena gimenez dijo...

Y también el dibujo nunca se explicó por su hermana lo dibujo :I

lorena gimenez dijo...

Es cierto :0