22.11.11

The Good Wife 3x9: de mayor quiero ser SuperDiane

Yo de mayor quiero ser Diane. Para manejar los hilos sin que me miren mal. Para decir las verdades a la cara sin rebajar un ápice mi sex appeal. Para contener a mis dos socios con discreción, sin levantar polvareda, sin perder los papeles. Diane es perra vieja. Lo que le ha costado levantar su pequeño imperio es lo que la mueve a continuar con los brazos en jarras. De mirada felina, Diane sonríe al enemigo, le pregunta, le hace dudar. Cualquiera otra hubiera tirado la toalla. Las carreras de dos hombres inteligentes y atractivos dependen de ella, de su templanza, de su dedicación. Mientras ellos se mueven por impulsos (uno, Eli Gold, porque no sabe perder; otro, Will, porque se desvive por quien no debe), Diane permanece impasible, observando a través de los ventanales, esperando. Hasta hoy. En el episodio 3x9 (The Whiskey Tango Foxtrot) de The Good Wife, Diane ha dejado de ser The Good Boss para revelarse. ¡Ya está bien, hombre(s)!

Yo de mayor quiero ser Diane. Para sentar a ese pesimista Eli Gold al que le superan las circunstancias (¿el maiz es un vegetal o un cereal?), para tranquilizarle con un ronroneo e invitarle a un whisky. "¿No serás de esos hombres que tienen tanto éxito en la vida que al primer contratiempo que se presenta se convierten en unos lloricas?". Sabio consejo: vamos a autocompadecernos, bebamos y sigamos bebiendo, te meteré en un taxi y dormirás, y mañana no te sentirás bien, vendrás tarde, pero vendrás, nos sentaremos y hablaremos, y trazaremos un plan, una venganza. Con Will es otra cosa. Diane admira a Eli, pero Will es su debilidad. Por eso le duele que el enemigo pueda atacar por el flanco más débil, el del amor. Si vemos cómo Alicia se encara con su (cotilla) suegra, espía casera, Diane se enfrenta en la calle al frío pero enamorado Will. "Páralo. Es un error. Aunque no estuviera mal no es inteligente. Para de acostarte con su mujer". Sin Alicia en su vida las cosas serían más fáciles. ¿Será capaz Will de abandonar al amor de su vida? ¿Se dará cuenta entonces Alicia de que realmente está enamorada de Will?

Por cierto, del trío Kalinda, Cary y Dana ya ni hablamos. Calentón. Y de la hija de Alicia llamándola zorra a su madre mejor pasar página (qué asco la tengo).

6 comentarios:

Rocio dijo...

jajaa nadie dice nada bueno de Grace. Es que es repelente hasta decir basta.

Diane es uno de los mejores personajes de esta serie, algunas veces creo que esta un poco dejada y podrían darle más cancha. Pero es genial.

Anónimo dijo...

Estamos tan acostumbrados al típico adolescente de serie americana que no nos damso cuenta de que los quinceañeros son asi: enfadados con todo el mundo en general y con sus padres en particular, egoistas, malhumorados, y si... odiosos. La chavala es un perfecto retrato, me encanta.

Carmen dijo...

Los quinceañeros No son así, solo los que salen en el programa que es como supernany para adolescentes, pero los normales no.

Mlo/Yonomeaburro dijo...

No es que esté acostumbrada a ningún tipo de adolescente. Tengo en mente a los chavales de The Wire, al hijo de Tony Soprano, a los de Malcolm... Haberlos haylos, y no tienen por qué ser los de Glee. Pero Grace me parece una niña sin personalidad, que se deja llevar por la gente que le rodea, no sabe de qué bando estar... Y ya no es sólo el personaje, es que las caras de la actriz de despiste total me sacan de quicio :)

MacGuffin dijo...

Yo, no obstante, creí entender que Grace llamaba bitch a su abuela, no a su madre.

Mlo/Yonomeaburro dijo...

A mí no me quedó muy claro del todo, pero lo hilé con la conversación que tienen antes en la mesa. La hija no entendía a su madre, como siempre le pasa.