21.10.19

Entrevista. Patrick Wilson: "Me intriga la nueva Watchmen"

En el pasado Festival de Sitges pude entrevistar al actor Patrick Wilson, protagonista de En la hierba alta (Netflix). Le pregunté por su cameo en Girls y por la nueva versión televisiva de Watchmen.


Patrick Wilson (Virginia, 1973) se ha hecho un hueco como actor guaperas que da cierto yuyu en películas de terror precisamente por esa belleza gélida de la que aparentemente no hay por qué temer nada. Debutó con la miniserie de culto, Angels in America (2003). Tuvo dos pelis impactantes por diferentes motivos: Hard Candy (2005), y su pedófilo junto a Ellen Page, y Juegos secretos (2006), en la que se enrollaba con Kate Winslet que nos dejaba sin aliento. Antes de que apareciera en Aquaman (2018), ya tocó el género de superhéroes en Watchmen (2009). Y, a partir de 2010, comenzó su relación con el director James Wan con el que rodó Insidious.

Luego llegarían sus dos secuelas (además de La monja y Annabelle) y la saga Expediente Warren: The Conjuring (2013). Ha hecho poca tele, el policía protagonista de Fargo (2015) y su famoso cameo en Girls en dos episodios (2013-2017). Estrenará próximamente la bélica Midway y la tercera entrega de The Conjuring. 


SOBRE LA SERIE 'WATCHMEN'
Patrick Wilson interpretó a Búho Nocturno en la adaptación al cine de Watchmen, que dirigió Zach Snyder en 2009. Decía yo en la crítica que Wilson lleva "un disfraz que es patético, pero tiene una escena con Espectro de seda en la que se les ve folleteando, tela de sexy". ¿Qué pensaría el actor de esta versión televisiva rodada una década después? Esto fue lo que me contó en Sitges.

"No he querido ver tráiler de la nueva 'Watchmen'. Sé que no es un remake de nuestra película, pero me intriga ver qué dirección le han dado. Creo que parte de la belleza de 'Watchmen' cuando se escribió en los años 80 es precisamente la época en la que está ambientada. Pero en la serie de HBO han cambiado el momento. Y, sí, lo sé porque vi el tráiler, claro (risas). Veré al menos el primer episodio porque quiero saber qué han escrito y si han incluido el clima político actual en la trama". 

SOBRE SU CAMEO EN 'GIRLS'
En 2013, en el episodio One Man's Trash, Hannah se liaba con un tipo llamado Joshua, el personaje de Patrick Wilson. Lena Dunham se escribió el guion a medida, una especie de catarsis que pasaba por acostarse con un tío buenorro, una fantasía sexual hecha realidad. Muchos espectadores, entre los que me incluyo, vio cierto despropósito en el mensaje. ¿Qué pensó Patrick Wilson al respecto?

"El episodio que rodé con Lena Dunham me encanta. ¿Arrepentirme, por qué me iba a arrepentir? Cuando rodé el episodio no pensé que fuera a resultar polémico, nunca pensé que no fuera posible mantener una relación así. Me sorprendió el blacklash (la respuesta negativa ante el episodio), fue algo tonto, que no tenía base".

SOBRE QUEDAR ATRAPADO EN 'EN LA HIERBA ALTA'
En la película de Netflix En la hierba alta Patrick Wilson es el protagonista, Ross, un padre de familia que queda atrapado junto a los suyos dentro de un campo de hierba alta. Pero el campo, en concreto una gran piedra-totem, le afecta de una forma sobrenatural hasta hacerlo terrorífico. ¿A quién dejaría o qué dentro para que no pudiera salir nunca más?

"No lo sé. No odio a nadie como para meterlo dentro y que no volviera a salir. Sí, claro, la violencia, la pobreza… eso es lo que dejaría dentro de la hierba (se lo piensa). También a algunos políticos, pienso en algunos en concreto que estaría muy bien que se encontrasen con Ross". 

SOBRE PRESENTARSE COMO POLÍTICO
Enlazo con la anterior pregunta, en la que me dice que dejaría encerrados a algunos políticos. Y él, ¿se ve como posible candidato? Y, si es así, ¿no temería que alguien le quisiese a él dentro de la hierba?

"Sí me veo como político, ¿por qué no? Pero no me veo dentro de la hierba como esos políticos con los que no estoy de acuerdo. Si tuviera que acabar dentro, tocaría a piedra y no me pasaría nada".

SOBRE LOS FILMES DE TERROR
Ocho son las películas de terror que ha rodado Patrick Wilson relacionadas con Insidious, The Conjuring y sus secuelas. Pero, ¿qué películas le aterrorizaron cuando era pequeño, qué películas son las que a él le gustan?


"Poltergeist. La reacción que tuve fue similar a cuando vi Encuentros en la tercera fase siendo adulto. Ahora como actor entiendo las diferentes capas de la película, esa dinámica entre el marido y la mujer, que se proyecta con humor, como el divorcio del drama familiar de Encuentros en la tercera fase. Eso es lo que me llama más la atención de las películas de terror. Que se vean las vidas de los personajes, el entorno familiar es fantástico porque sientes empatía. Ese protagonista podrías ser tú. Las películas de terror que me marcan son las que se basan en un drama familiar real. Y he participado en películas así, como The Conjuring. James Wan hace ese tipo de películas. Porque si no te preocupas por esas personas, no te preocupas por nadie".

SOBRE HACER UNA SERIE DE TERROR
Angels in America, Fargo… poca televisión ha hecho Patrick Wilson. Le pregunto si no le gustaría protagonizar alguna serie, por ejemplo, de terror. Pienso en algo parecido a La maldición de Hill House que se asemeja mucho al cine de terror que le gusta.

"Te diría que ahora mismo no haría una serie de terror porque estoy presentando En la alta hierba y acabo de terminar de rodar la tercera entrega de The Conjuring. Pero una serie no es más difícil que hacer una película. Aunque sea más tiempo que el de un filme, la experiencia sigue siendo divertida. A mí no me da miedo hacerla, lo que quieres es que el espectador tenga miedo".



SOBRE HACER POCAS SERIES DE TELEVISIÓN
Le insisto al actor, al que me gustaría ver haciendo más series, al estilo Fargo.

"Quieres verme en una serie, ¿eh? (risas) He hecho poca tele, es cierto. Jonathan Demme escribió el piloto de una serie, con un doctor como protagonista [habla de The Gifted Man donde era un cirujano con poderes sobrenaturales, que se estrenó en 2011]. Si me hablas de Fargo, te diría que es mi personaje favorito. Y si hago una serie tiene que estar a esa altura, si no no la haría. Ahora mismo mi familia es mi prioridad. Soy afortunado porque trabajo cuando quiero".


  • Mi entrevista con Vincenzo Natali en la que me habla de su próximo proyecto con los creadores de Westworld.

20.10.19

'Como vivir contigo mismo': la versión mejorada de Paul Rudd

Opinión de Cómo vivir contigo mismo, serie de Netflix protagonizada por Paul Rudd. Es de esas series que apetece ver del tirón, en plan maratón.


Un tipo gris al que nada le va bien (ni como publicista ni con su mujer) sigue el consejo de un compañero de trabajo –Desmin Borges (Eres lo peor)– que le anima a cambiar de vida. No requiere ningún esfuerzo personal, que hubiera sido lo lógico, sino desembolsar una cantidad obscena de dinero y confiar en el experimento de una surrealista casa de masajes (Top Happy Spa) regentada por dos coreanos. Mientras suena Enya (muy evocador), a Paul Rudd le duermen y, bueno, cuando despierta, vemos dos historias en paralelo: la del tipo gris, que lo sigue siendo (parte del experimento falla y ahí sigue) y la de su clon, una versión mejorada de sí mismo, un gurú de todo. 'Cómo vivir contigo mismo' pone sobre la mesa muchos temas, da qué pensar, al tiempo que sueltas una sonrisa (es Paul Rudd, ¿qué quieres?). Dudas existenciales a golpe de carcajada.

Si tu vida fuera a la deriva, ¿qué harías, serías capaz de romper con todo y hacer todas las cosas que anhelas hacer? El espectador se identifica rápidamente con el protagonista. No es tan fácil aparcar la vida para hacer realidad un sueño. La cobardía, el miedo, la falta de autoestima, la desidia como barreras para alcanzar la propia felicidad. Pero la serie, más allá de tocar este tema (como ya hiciera de forma más jocosa la película Mis dobles, mi mujer y yo - Multiplicity (1996), con Michael Keaton, aborda otro aspecto que me parece una genialidad. ¿Qué pasa con el clon cuando es consciente de que es un clon? Lo hemos visto en películas de ciencia-ficción con robots, pero un clon es semejante a otro ser humano, y anhela lo que tiene pues es su gemelo, virgen en realidad en todo, pero con recuerdos vívidos del pasado. Si el clon se queda, como dice el título, el tipo gris tendrá que vivir consigo mismo, con un gemelo que lo hace mejor que tú, que te pone a prueba, que te come por los pies.

La interpretación de Paul Rudd está muy bien, pues en el mismo plano es capaz de convencerte de que es un tipo brillante con pelazo y sonrisa profidén y, a la vez, el peor de los losers con su espalda encorvada y gafas.


Creada por Timothy Greenberg (Desviados), Cómo vivir contigo mismo tiene varios puntos bastante cachondos en los dos primeros episodios vistos hasta ahora. Cuando el prota acude al enigmático centro, desconfía. A punto de irse, ve salir del spa al mismísimo Tom Brady, que respira profundo, como si fuera una nueva persona. Asegura el deportista de élite (y marido de Gisele Bundchen) que ya ha acudido en diferentes ocasiones. Como si fuera imposible tenerlo todo porque sí. De pronto, pienso que puede ser una especie de crítica hacía la Cienciología, por aquellos de que a cambio de dinero te prometen un cambio. Cuando el clon se lamenta por haber nacido en un salón de masajes, el prota le espeta que él nació en New Jersey, como comparando ambas procedencias igual de cutres. La serie es ideal para verla del tirón, siempre y cuando te guste Paul Rudd, claro, omnipresente en todas las secuencias (y por partida doble).

911 (3x4), el tsunami de la tercera temporada

La serie 911 me entretiene una barbaridad. Tuvo una primera temporada llena de casos rocambolescos y adictivos. Su segunda entrega empezó con un terremoto, y para compensar incluyeron numerosos guiños cómicos. En la tercera temporada, van más allá, con un tsunami que vertebra, al menos, los cuatro primeros episodios, y que parece un homenaje a Lo imposible, de JA Bayona. Con spoilers.



En el episodio 3x1 (Kids Today), al igual que ocurría en la primera temporada con el terremoto, el tsunami es el cliffhanger del episodio. Acaba con la gran ola a punto de romper en la playa de Santa Monica. Recuerda inevitablemente a Lo imposible, de JA Bayona. Uno de los casos tiene que ver con un chaval que no puede frenar un coche. Dice que su padre no lo conduce que sólo se sienta en él a escuchar a Phil Collins. Parte de la broma consiste en que suena In the Air Today del cantante. Más gracia tiene el jubilado con enfermedad de transmisión sexual (Robert Costanzo), que ha contagiado a toda la residencia.

En el episodio 3x2 (Sink or Swim), el tsunami arrasa la zona, con Buck (Oliver Stark) como protagonista, al cuidado de Christopher, el hijo de Eddie (Ryan Guzman). Una pareja está a punto de casarse (él es William Russ) a bordo de un pequeño yate. Cuando la ola les alcanza, una barra atraviesa al futuro marido y a su hijastro. La hija de Athena (Angela Bassett) se queda al cuidado de una mujer al volante. Tiene gracia que le inste a seguir viva porque no quiere arrastrar un trauma por su culpa.

En el episodio 3x3 (The Searchers), seguimos con el tsunami. Athena debe cortarle un brazo a un capitán de policía que se ha quedado atrapado bajo el peso de un coche. Muy 127 horas (la Bassett no se ha visto así ni en American Horror Story).

En el episodio 3x4 (Triggers), Buck se pone chulito y amenaza con enfrentarse al departamento si no le recolocan. Episodio flojo que tiene algo de interés por el caso del coche que se despeña por un barranco con dos hermanos y su madre dentro, que son rescatados. Un episodio centrado en el amor entre hermanos. Lo más patético: ver a Maddie (Jennifer Love Hewitt) de vengadora con un maltratador. Al final se hace amiga de su mujer, un poco como hizo su ex con Chimney. Vamos, que se han roto poco la cabeza.

18.10.19

Entrevista. Celia Freijeiro, sobre Vida perfecta: "Nuestra sexualidad también muestra quiénes somos"

Entrevisto a Celia Freijeiro que estrena hoy en Movistar+ Vida perfecta, serie coprotagonizada con Leticia Dolera (creadora) y Aixa Villagrán. En el pasado Cannes Series triunfó este análisis entre el drama y la comedia de las vidas imperfectas, las de tres mujeres (dos hermanas y una amiga) que no saben lo que quieren, que expresan sus dudas en voz alta y asumen numerosos cambios que darán la vuelta a sus hasta ese momento vidas tranquilas y, aparentemente, "perfectas". 



Estoy orgullosa y feliz de participar en Vida perfecta. Estoy muy agradecida por haber podido participar en este proyecto y trabajar con Leticia [Dolera] es un regalo. Ejerce ella el liderazgo, su capacidad de entrega, de empatía, el espacio que te cede para que hagas tu propuesta, te sientas cómoda, aportes, que lo sientas tuyo. Es exigente pero gratificante.

La serie está escrita y pensada por una mujer, junto a Manuel Burque, y dirigida por tres mujeres. Casi al 70% son mujeres en el equipo, hay una perspectiva femenina, con actrices de más de 35 años, algo poco habitual. Hablamos de lo que sentimos, de lo que nos preocupa, de las preguntas que nos planteamos en la vida real. Pero no damos respuestas, la serie no es aleccionaria, ni panfletaria. Nuestra sexualidad también muestra quiénes somos. No es habitual que las mujeres seamos sujetas deseantes siempre somos objeto de deseo. Creo que porque el relato normalmente lo cuentan los hombres. Es importante que lo contemos nosotras porque sino ese relato está incompleto. Las mujeres tenemos deseo, ganas de disfrutar, sentimos placer.

No es una serie solo para mujeres. Si la serie estuviera protagonizada por tres hombres no diríamos que a una mujer no le va a interesar. Es interesante para ellos porque no es habitual que se vean reflejados desde una perspectiva femenina. No es una batalla lo que planteamos, sino un diálogo. Se nos ha construido como mujeres. Los hombres han decidido que nosotras somos así, pero perdona, podemos pensar nosotras qué es ser mujer y os lo contamos. Tendemos una mano a los hombres preguntándoles que lugar quieren ocupar en todo esto.

Son frases con las que me siento identificada, situaciones que yo he tenido. Leticia tenía un guion muy trabajado, les costó venderlo, que se lo financiaran y que Movistar+ apostara por ello. Me mandaron las separatas para el casting, que no suele ser lo normal, y cuando las leí dije: ¿Qué es esto, tío? Yo quiero hacer esto. Me importa. Hicimos tres castings muy largos, de cinco secuencias que tampoco es habitual. Estuve en casa de Leticia un día entero. Leímos todos los guiones, revisamos escena por escena. Más que descartar cosas aportábamos cosas, a qué nos recordaba. Tuvimos un proceso de ensayos en Barcelona, con propuestas con las otras directoras. Cuando rodamos íbamos mas seguras, mas flexibles para probar un montón de cosas.

[La polémica por no contratar a Aina Clotet por estar embarazada] me pareció un disparate. Era una espada de Damocles. Sabíamos que esto tarde o temprano iba a ocurrir. Me enteré de toda esta historia antes de conocer a Leti. Alguien me contó esta historia. Había visto su cine, había leído su libro y la seguía en redes sociales, pero yo no la conocía. Esto que me estás contando no puede ser así. Una persona que se ha significado tanto, que ha aportado no solo su voz sino su cuerpo por una lucha de todas las mujeres. Cuando me escogieron y hablé con ella, Leti me contó todo el tema. Fue lo primero que hizo. Y lo entendí perfectamente. Fue una decisión artística y los actores contamos con nuestro cuerpo. Nuestro cuerpo dice cosas y per se un casting es discriminatorio. Si un director busca una actriz morena, con determinados kilos, con un pelo así ya estás discriminando a un montón de gente.


Mi personaje tiene un viaje importante. Es una mujer que encaja en el perfil de superwoman, todo perfecto, el éxito asegurado. Pero un día se levanta y dice: No me encuentro bien. Ella se empieza a descubrir, a conectar consigo misma y con su cuerpo, de su sexualidad, de su placer. Era muy importante esta cuestión. Cuando saltó a la prensa estábamos rodando y fue un golpe muy duro por cómo se hicieron las cosas. Era un rodaje muy exigente, y todos nos sentíamos implicados y felices de rodar. Este revés hizo daño. No paramos, nos costó seguir. Lo bonito es que por esto el equipo se apoyó y se valoró más. Lo sacamos con entrega y con amor, y nos enfrentamos juntos a esa tormenta. Me llenó de esperanza, podemos reaccionar así de bonito los seres humanos. La respuesta real es ésta le dijimos a Leti, nosotros llevamos trabajando contigo dos meses.

No me preocupan los haters. Había una frase que nos decíamos en el rodaje: hay que prestar atención a la gente que a ti te importa, que consideras que tiene criterio, que son referentes. Si esa gente te dice algo que no le gusta entonces plantéatelo. El resto, chica, ya sabes… Soy discreta, un poco tímida, no sé como usar las redes sociales, visto lo visto es un arma de doble filo. No les hago mucho caso. También te digo que pasó lo que pasó por ser Leticia quien es. Hay que denunciar las cuentas por falta de respeto, de abuso, por incitar al odio o a la violencia… Yo para qué quiero tener a esta gente aquí. Denuncio y bloqueo. Aquí todo constructivo y con respeto.

El éxito en Cannes fue muy emotivo para todos. Tras un rodaje tan exigente y haber estado rodando con este peso y haber creído tanto en el proyecto… Ya solo ir fue un premio. Nuestra consigna era disfrutar a muerte la semana que estuvimos allí. Y lo hicimos. Leticia me decía que no nos iban a dar nada, que era una fantasiosa por pensar que podíamos ganar algo, pero yo estaba convencida de que sí. Nunca imaginamos que ganásemos como mejor serie e interpretación las tres, algo hermosísimo. Cuando dijeron el nombre de Leticia aplaudimos, pero cuando escuchamos los nuestros no nos lo creíamos. Aixa [Villagrán] que no habla ni inglés ni francés me decía: Pero, ¿qué está pasando, qué ha dicho? No sé si en España se conoce mucho este premio porque lleva solo dos ediciones, pero el premio es y será uno de los reconocimientos más prestigiosos para la ficción española. Competíamos con nueve producciones internacionales. Nos encontrábamos en el hotel Martínez hablando de las series y nos daban la enhorabuena. Cuando la vimos en pantalla grande nos agarramos de las manos, estábamos allí solas, sin familia ni amigos. Al público le podía encantar u horrorizar, pero acabó con una ovación en pie. Estábamos, pero no estábamos. Y había muchos hombres, de diferentes edades, que a la salida nos dieron la enhorabuena. Espero que cale también así en España. 

El cambio del nombre [de Déjate llevar a Vida perfecta] fue de Leti y la productora. Nos explicó que ella había empezado la serie con una idea y unos personajes, que la escribió, pero empezó a rodar, creció y tomó más dimensión. Tiene más sentido llamarle 'Vida perfecta', porque la vida no lo es, los títulos de crédito están al revés. Ese es el viaje que hacen los personajes, pasan un momento de crisis las tres. ¿Quiénes somos, qué queremos, a donde vamos?

Espero que haya segunda temporada.

Riverdale 4x1, claves de la cuarta temporada

(subida originalmente 23.7.19; esta entrada se irá actualizando)

En esta entrada iré comentando claves de los episodios de la cuarta temporada de Riverdale. Para leer anteriores recaps con claves: primera temporada, segunda temporada y tercera temporada.

Claves del episodio 4x1 de Riverdale



Episodio centrado en la despedida a Luke Perry. Fred fue atropellado en la carretera al intentar ayudar a otro coche. El personaje de Shannen Doherty estaba allí y coincide con Archie cuando este va a recoger el cuerpo de su padre. El tipo que le atropella no paró. Archie le busca y cuando le va a dar una paliza, el hijo le confiesa que ha sido él, menor de edad y sin carnet. Archie se desmorona, porque se identifica con el chaval, podría haber sido él.

Muy fuerte ver a Shannen Doherty junto al elenco rezando. Aparece junto a Archie (KJ Apa), Veronica (Camila Mendes), Jughead (Cole Sprouse) y Betty (Lili Reinhart). "Shannen interpreta a la persona que nos cuenta lo que le pasó a Fred", ha explicado el showrunner Roberto Aguirre-Sacasa. "Ella estaba allí y es una fuente inesperada de consuelo para Archie. La escena es tan desgarradora porque realmente sientes el amor de Shannen por Luke". Archie le dice a Veronica en este primer episodio: "Imagínate que todos fuéramos tan buenos como mi padre". A lo que Veronica le responde: "Lo eres". Dice Aguirre-Sacasa que fue "realmente catártico".

El pueblo honra la memoria de Fred, cuando Archie entra con el coche fúnebre. Archie suelta un speech emotivo en el entierro. Curioso que la mujer de la funeraria se apellide Fisher, como la familia de A dos metros bajo tierra.

En el primer episodio, Archie y su madre se abrazan tras saber que Fred ha muerto.