12.6.20

Alex Rider, el espía juvenil al que tomar en serio

(opinión de Alex Rider de Amazon)


De primeras me da pereza. El prota es un chaval espía, una especie de James Bond que trabaja para una facción del MI6. Pero esto lo sabemos porque Alex Rider es la adaptación de ocho episodios de la novela de Anthony Horowitz que ha hecho Guy Burt (The Hole) para Amazon. El primer episodio, que es el que he visto, sirve de introducción al protagonista. Me sorprende porque es ágil, intrigante y sirve de perfecto gancho para el que le guste estas historias de contraespionaje donde los jóvenes le dan un toque fresco a este tipo de tramas (pienso también en el joven MacGyver). 

Alex (Otto Farrant) es un chaval como cualquier otro, un poco serio y con evidentes dotes para trepar por las ventanas, saltar y otros ejercicios malabares que uno se pregunta dónde ha aprendido. No conocemos a Alex como agente secreto en ningún momento, al contrario, y esto me interesa mucho. El espectador va descubriendo todas las mentiras junto al protagonista. La trama principal gira en torno a Point Blanc –que es como se llama la segunda novela publicada en 2001–, un centro para chavales problemáticos que cada vez que se menciona hace temblar a los que lo escuchan. ¿Qué pasó allí para que los que intentan investigarlo mueran? 

Alex perdió a su padre y en este primer episodio su tío sufre un accidente, lo que le lleva a mosquearse y a meter las narices donde no le llaman. Este es el motivo, su curiosidad y valentía, lo que llama la atención del servicio secreto que lo ficha no de muy buenas maneras (prácticamente le obligan). A Alex le acompaña, como le ocurre a Spider-Man y tantos otros héroes teen, un chaval más extrovertido que él (Brenock O’Connor, visto en Juego de tronos), algo torpón pero que está a su lado (rollo bromance). A partir del segundo episodio no sé si continuará ahí o Alex debe morderse la lengua con respecto a su nueva vida y propósitos. 

El tono de la serie es lo que más me interesa, alejado del rollo adolescente contiene mucha acción y enfrentamientos tensos. Tiene más de Kingsman que de Spy Kids para entendernos. Recordar que hubo una película de la franquicia en 2006 protagonizada por Alex Pettyfer (Stormbreaker) –con Damian Lewis haciendo de villano– y que la saga literaria tiene al menos 12 libros, el último (Nightshade) publicado en abril. Según los creadores si la serie gusta la podrían continuar hasta el infinito y más allá, dando a entender que la audiencia crecería con Alex Rider hasta que se convirtiera en un espía adulto. Pero esto habrá que verlo. Alex Rider es de Amazon, aunque en España la veremos en Movistar+ en septiembre.

No hay comentarios: