17.7.19

Euphoria 1x5, las escenas más polémicas (opinión)

(esta entrada se irá actualizando. Comento las escenas que más me han impactado de Euphoria, la serie que emite HBO, puede contener spoilers de los episodios que se comentan)


Crítica de Euphoria
Erecciones, sexo con violencia, masturbación online, adicción a las drogas, depresión… La ficción creada por Sam Levinson ( director de Nación salvaje) y protagonizada por Zendaya invita a la sorpresa (y al diálogo). Euphoria me llama la atención desde el primer momento, cuando la voz en off de la ex chica Disney me recuerda a Trainspotting. Rue es una chavala adicta a las drogas desde pequeña, que pasa por rehabilitación. Es un vicio contra el que no puede combatir, y luego está su depresión. Una bonita amistad con una estudiante nueva que es trans (Jules) le puede hacer ver la vida de otra manera. Es el único personaje que, hasta el episodio 4, al menos, no folla. Y lo digo así a las bravas porque en Euphoria no se cortan un pelo. Además de la adicción a la droga, la serie de HBO habla de sexo, de porno online, de sexo entre chavales, de sexo entre menores y adultos, de vírgenes que quieren dejar de serlo, de jóvenes que buscan su identidad entre las sábanas. Euphoria es muy potente es muchos aspectos, tanto visuales (me recuerda a Magnolia) como temáticos (Kids, Skins, Por 13 razones, Sex Education… están en la misma onda). Es una advertencia a esos chavales confusos y a esos padres que no se enteran de nada. En todas las generaciones ha habido desfases, pero Euphoria apunta especialmente a internet, los videos virales y las redes sociales, cómo los jóvenes nacidos tras el 11S dependen de la Red, está sobreexpuestos, en comunicación constante, ajenos a los peligros que conlleva la pérdida de la intimidad. Esto en Euphoria aterra de verdad, aunque en ocasiones haya secuencias un tanto paranoicas (como el chaval que parece un psicópata de manual). No sé si hablará de todos los chavales (no lo creo), pero sí da cuenta de buena parte de una generación que está viviendo una irrealidad, bien por el consumo de drogas como forma de evasión ante el hastío bien por la adicción a internet, bien por ambas. Y algunos adultos de Euphoria aprovechan esa extrema ingenuidad de los menores en beneficio propio (casi siempre sexual). No creo que Euphoria sea para todo el mundo, igual que no lo fue Kids en los años 90 o la británica Skins hace menos, pero intenta reflexionar sobre una sociedad que debería, en muchos aspectos, hacérselo mirar [Amplío con información y opinión de otros medios en este artículo].

La escenas de Euphoria más controvertidas




Episodio 1x5
No hay ninguna muy salvaje. Por lo que nos toca, resulta sorprendente la masturbación de Rue, hablando de la combinación de drogas perfecta, a ritmo del Malamente, de Rosalía (varios flashbacks resumen su escasa vida sexual). Añadir que a la chavalada le ha molestado que Kat no ayude a su amiga Maddie -a Nate le acusan de haberla maltratado- y prefiera irse con un tipo del centro comercial a hacerle una mamada. Kate nos dice que "no hay nada más poderoso que una gorda que se lo suda serlo". Suena You Should See me in a Crown, de Billie Eilish. Maddie se pelea con su madre, ella le responde en español. Por cierto, dirige el episodio Jennifer Morrison (House, Érase una vez), su primer episodio para una serie. La actriz coincidió con Sam Levinson en Nación salvaje.

En la serie hay muchas escenas impactantes, y no todas son sexuales. Vistos los cuatro primeros episodios enviados a prensa las escenas que he escogido están relacionadas con la masculinidad tóxica y la masturbación, que hacen de Euphoria la serie más desinhibida de la temporada. Y que, ojo, tras la llamativa envoltura llaman a la reflexión sobre determinadas conductas. El siguiente texto puede contener spoilers.

La escena censurada
A pesar de su punto de vista vanguardista, hay una escena que no verá la luz. En el piloto, Rue nace abruptamente, aplastada por el cuello del útero de su madre (NIka King), como dice su voz en off. La idea original no era rodar desde el interior del cuerpo sino desde el exterior, con las luces de la habitación, pasando por el médico hasta llegar a las piernas abiertas de la madre y su vagina. La escena fue rodada (puede que se incluya en los extras del blu-ray), con una doble de la actriz.

Una erección en primer plano (episodio 1x1)
Fue el Doctor Caliente en Anatomía de Grey. Sin perder su sex appeal, Eric Dane interpreta un rol a años luz de sus personajes habituales: es un padre de familia que se acuesta con jóvenes a los que filma. En su encuentro con Jules (Hunter Schafer), una estudiante trans de 17 años, Cal Jacobs se coloca el condón en su miembro erecto. La imagen se muestra, difuminada, en primer plano. El actor estuvo dispuesto a mostrar su miembro, pero finalmente usaron una prótesis. Más allá de la inusual imagen, choca ver la violencia del acto sexual, con un hombre maduro (“un papi dominante”), que prefiere “jovencitos y marimachos” sobre una menor de edad dulce y libre que no sabe cómo salir de la desagradable situación.

Sexo con asfixia (episodio 1x1)
Cassy (Sydney Sweeney) y su novio, McKay (Algee Smith) se acuestan por primera vez. Con nula experiencia, el chico imita el sexo violento que ha aprendido en internet, sujetando a Cassy del cuello, asfixiándola y apoyando todo el peso de su cuerpo sobre el de ella. “No vas a ver una violación”, adelanta la voz en off de Rue (Zendaya). Porque McKay no es un chulito como su colega Nate, ése que “intentó hacerle un dedo sin su consentimiento” a Rue y que le muestra fotos en pelotas de Cassy viralizadas. McKay está intoxicado por la fantasía, ésa que dice, además, que las mujeres que ven porno “son unas guarras”, pero escucha y se deja reeducar por Cassy. Producida por el rapero Drake, el personaje de McKay lo iba a interpretar otro rapero, Brian ‘Astro’ Bradley, ex concursante de X Factor, que se salió del proyecto al sugerir que su personaje podría mantener alguna relación homosexual.

Macho dominante (episodio 1x2)
El quaterback Nate (Jacob Elordi) fue educado por su padre (el famoso Cal) en la determinación de que sería un tipo de éxito, pero que debería competir por conseguirlo. En el segundo episodio, Nate recibe la felicitación de sus compañeros de equipo, desnudos, en el camerino. Nate, vestido, odia la situación, los “penes colgando” le provocan rechazo, pero no puede evitar mirarlos. La cámara enfoca entonces un miembro viril tras otro, en una llamativa secuencia en homenaje a la película Carrie. De hecho, la versión original fue recortada, ya que incluía más de 80 penes. Lo que esconde esta escena, más allá del despelote masivo, es la obsesión de Nate por controlarlo todo, porque todo sea perfecto. También con las mujeres. Nate es dominante, agresivo, celoso y compulsivamente obsesivo, un psicópata en ciernes. Ver los penes de los demás le asquea y le pone en guardia.

Deconstrucción del falo (episodio 1x3)
En el tercer episodio, Jules recibe en su móvil la imagen de un pene cuando se intercambia sugerentes mensajes con un posible rollo a través de la aplicación de citas. Es entonces, cuando Rue ofrece una hilarante clase magistral de cómo fotografiar una verga para que no resulte desagradable si se va a compartir por WhatsApp. En su surrealista deconstrucción artística, el falo es examinado como si fuera una obra de arte ante la mirada atenta de los alumnos que toman notas. Ya que los envíos eróticos se van a continuar produciendo, que, al menos, se hagan con cierto gusto estético, que se agradecerá.

Sexo por Skype (episodio 1x3)
“Las gordas la chupan mejor”, dicen sus “amigos” a la insegura Kat (Barbie Ferreira), una chavala de talla grande, que, en su despertar sexual, desea con desesperación dejar de ser virgen. Cuando lo consigue, se viraliza un vídeo sexual grabado de su primera vez. Kat no solo no se avergüenza sino que lo utiliza a su favor. Descubre en un chat que hay hombres que desean sus curvas, y decide conectarse con uno de ellos. Entre el exhibicionismo y la provocación, el tipo, un hombre obeso con micropene, parece disfrutar cuando ella le insulta de forma procaz. Su sumisión desconcierta a la seductora Kat. También al espectador: la facilidad de intercambio sexual virtual entre adultos y menores es alarmante.

Carrusel húmedo (episodio 1x4)
En el cuarto episodio, se celebra una feria a la que acuden los chavales. Cassie, enfadada con McKay, toma éxtasis y coquetea con un chaval del instituto. Ambos se montan en un tiovivo que empieza a girar y a girar, mientras a Cassie le hace efecto la droga. La chica comienza entonces a excitarse y a restregarse sensualmente con el poste del caballo en el que está montada, ante la mirada perpleja de los que rodean la atracción. Si ya es poco habitual presenciar una escena de onanismo femenino –aunque la tele está rompiendo desde hace tiempo este tabú– lo es menos que ésta se produzca a la vista de todos, en un lugar público y producto de un mal viaje provocado por las drogas.

Euphoria se emite cada lunes en HBO.

No hay comentarios: