26.9.18

Manifest, quiere ser Perdidos y es una mezcla de Les Revenants con Perception

(opinión de Manifest sin spoilers)

En la imagen puedes ver a los protagonistas de Manifest (NBC), nueva serie producida por Robert Zemeckis que emite en España HBO. Aunque son más los supervivientes de un extraño accidente de avión, destacan a este grupo de siete personas que, o bien son familiares, o tienen que ver con un descubrimiento médico. Entre ellos, hay un chaval con cáncer, dos detectives y una médico.

Manifest se ha vendido como la nueva Perdidos, pues en el primer episodio un avión está implicado, y también los números están relacionados con misterios. Este avión que debía aterrizar en 2013 lo hace cinco años después. Los pasajeros, extraños entre sí, no acaban en una isla, pero hay algo que los lleva a mantenerse unidos. En la isla era la pura supervivencia y el único deseo de volver, en Manifest aún desconocemos el motivo, pero parecen querer decirnos que existe una fuerza superior y que regresar al avión no será una de las opciones.

A diferencia de Perdidos, con personajes de lo más variopinto, en Manifest se centran en las relaciones familiares de una pareja con sus dos hijos mellizos, la hermana, el ex de ésta y una médico que ha descubierto un gran avance para el cáncer. La nota sobrenatural la pone el hecho de que esta gente parece tener algún tipo de premonición, como si escucharan voces que les animan a hacer cosas buenas (como en Perception, pero no son esquizofrénicos). El primer episodio parece más un procedimental, con un caso que hay que investigar y la resolución del mismo con aparente pasmosa facilidad. De pronto pienso en cualquiera de esas series, con la policía que no da abasto y un personaje que tiene algún don con el que poder ayudar.

Los primeros minutos llegan a emocionarme, como me ocurrió con Les Revenants, pero Manifest usa los mismos trucos que aquélla. En efecto, las hermanas pelirrojas aquí son un chico y una chica mellizos. Hay también varias relaciones rotas por culpa del tiempo trasncurrido y la muerte de algunos de los que no viajaban en el avión desaparecido. Por momentos, acuden a la misma sensiblería que series como This is Us, apelan al sentimiento de ser padres, especialmente, con niños involucrados tanto en la enfermedad del cáncer como en el secuestro que hay que resolver y el pequeño accidente que tiene también como protagonista a la agente de policía. Siempre niños.

Creo que Manifest hubiera mostrado todas sus cartas con dos episodios. Sólo con éste no la seguiría viendo porque me da la sensación de que esto ya lo he visto, pero que todos se reúnan con el fin de colaborar podría tener un punto de enganche. La aparición de un cura en una iglesia a la que la agente de policía va en busca de respuestas me hace pensar que la narrativa pueda tirar por ahí, y esto sí que no me gustaría nada.

2 comentarios:

Eduardo Alvarez dijo...

EL piloto me gusto y por lo menos los protagonistas lo hacen bien, en este tipo de series siempre hay personajes odiables, tampoco espero que vaya por el tema religioso sino que se mas ambiguo o a interpretación, ni que se centren en descubrir el misterio de porque desaparecieron, no se porque me viene a la mente The leftovers serie que me fascino y de la cual podrían aprender esa serie me enseño que no necesito saber el porque simplemente quería saber lo que pasaria con los personajes , y sinceramente espero se parezca mas a The leftovers que a Perdidos.

Pero bueno no voy a emocionarme con el piloto los siguientes episodios nos mostraran el rumbo que le quieran dar a la serie, desconozco la cantidad de episodios que tendra esta temporada espero no pase de 10, me gustan los procedimentales pero demasiados capitulos pueden arruinar una serie, de todas formas mientras sea entretenida seguire viendolo.

Mariló García dijo...

Eduardo, no creo que nos digan qué pasó, más allá de que sea un experimento del Gobierno, que se descarta en el mismo momento en el que estalla el avión delante de todos. A diferencia de The Leftovers, allí la gente desaparecía y no volvía. Por eso, me recuerda más a Les Revenantes, con gente que desaparece y regresa.