17.1.18

The End of F***ing World, claves y curiosidades, diferencias con el cómic y opinión

Con un título de lo más sugerente, The End of F***ing World (El final del jodido mundo) sigue los pasos de un joven psicópata que quiere matar a una chica y de esta chica que odia a su madre y busca a su padre. En verdad, esto es sólo el arranque de una odisea que va transformando a los personajes y por ende a cómo el espectador los va viendo. Es muy entretenida y llena de referencias poperas, como la música o guiños a otras películas míticas.


Mi opinión
The End of the F***ing World es la serie rebelde y desmadre de la temporada, con chavales que parece que no tienen nada que perder, pero que pueden perderlo todo por una concanetación de calamidades varias. En los primeros episodios pensé de todo, en que era una Bonie and Clyde en versión teen, en Asesinos natos o Amor a quemarropa. Alyssa parece una versión en chica de Kurt Cobain, el cantante de Nirvana, con ese look grunge y de No future. James es el típico loser que, sin embargo, más me sorprende. Al principio creo que la serie va a tirar como en Nacido para matar por las paranoias del chaval y la huída de ella, pero la trama cambia y vemos cómo estos dos opuestos se atraen porque se ayudan y se comprenden. El amor todo lo cura. Es divertida y los seguimos para ver qué será lo siguiente. Además contiene alguna que otra escena pocas veces vistas, por no decir, nunca vista, como cuando Alyssa se coloca un tampón en medio de la calle y se cambia las bragas manchadas de sangre. The End of the F***ing World gana mucho con su formato estilo cómic para algunas de las escenas y su excelente banda sonora. Lo que más me inquieta es que hay un tipo de serie que últimamente muestra a chavales hechos polvo, a los que te imaginas al borde del suicidio y eso es un poco malrollista. Para disfrutar de esta comedia negra con chavales perdidos hay que ponerse un poco en su piel y, sí, reirte de las desgracias ajenas. Pero en definitiva es una historia de amor, algo loca, pero lo es y sus looks son ideales para el próximo Halloween.

(a partir de aquí puede contener spoilers de la serie)

Estas son las claves de una de las series más comentadas por la chavalería en internet.

Británica y en Netflix
De entrada mola porque, aunque hayan censurado el título (ese fucking), está producida por la británica Channel 4 que, en general, no se corta un pelo en sus series juvelines (Skins, Misfits…). Y ha sido Netflix quien la ha subido a su plataforma y la ha hecho famosa en medio mundo. Y Netflix, ya lo sabemos, es el canal que está comprendiendo más a los chavales de menos de 18 años, con ficciones que los enganche. Para alguien que no tiene nada que ver por edad con estos críos siempre es refrescante ver qué intereses les mueven y cómo se enfrentan a situaciones nuevas para ellos, pero que hemos vivido todos (menos por las muertes, claro).

Protagonistas bordes
La pareja protagonista llama la atención porque no son chicos especialmente atractivos ni desearíamos jamás ser como ellos. De primeras, nos tienen que repeler, pero logran que vayamos empatizando con ellos. Uno es un asesino en potencia, la otra, una rebelde que toma decisiones de forma impulsiva. El chico la quiere matar por puro instinto psicótico (esto, todo, en clave de comedia negra, claro) y a ella le atrae él pero no sabemos por qué. Se unen dos desgraciados que odian el mundo en el que viven, todo desde el prisma de la juventud, claro, de la ignorancia e inocencia, aunque los actores no tengan 17 años si no que, en la vida real, sean veinteañeros.


Dónde los he visto
Alex Lawther, James, ha aparecido en series y películas, pero le recordarás especialmente por el episodio Shut Up and Dance de la tercera temporada de Black Mirror como Kenny, un chaval que se masturbaba con pornografía infantil (tela de heavy, esto es nada al lado). Ella, Alyssa, es Jessica Barden (Penny Dreadful) que ya participó en el corto en el que se basa la serie, TEOTFW (2014).

TEOTFW (2014), con Craig Roberts en vez de Alex Lawther.



El origen de la serie: el cómic
El director, productor y creador de la serie, Jonathan Entwistle, rodó el corto TEOTFW en 2014 y le sirvió como piloto para la serie (la serie vendría a ser una especie de remake del corto). En el corto aparecían Jessica Barden y Craig Roberts, que es sustituido en la serie por Alex Lawther. Jonathan Entwistle se basó en la novela gráfica de Charles Forsman, de la que puedes leer más aquí.




Otras curiosidades de la serie
  • James cambia el color de su ropa a medida que cambia su personaje, del negro de psicópata a la camisa hawaiana que le da un aspecto más humanizado.
  • La detective que protege a los chavales es Gemma Whelan, más popular por ser Yara Greyjoy en Juego de tronos.

Diferencias entre la serie y el cómic
  • En la serie James mete la mano en una freidora; en el cómic lo hace en el triturador del lavabo.
  • En el cómic James no le toca el pene al tipo en el baño; si no que es el tipo el que le mete mano a él dentro del coche cuando va de copiloto.
  • En el cómic James se rapa la cabeza al cero cuando el personaje se transforma.
  • En el cómic, el violador forma parte de una secta satánica, al igual que una de las policías que es su mujer.
  • Esa policía es la que encuentra el cadáver del violador, pero en la serie lo hace su madre.
  • En la serie, James y Alyssa, aunque lo intentan, no se acuestan, cosa que en el cómic hacen a la primera (el cómic mucho menos pacato).

Sobre el final de la temporada (y del cómic)
La primera temporada queda abierta pues vemos a James correr por la playa, huyendo de la policía y de Alyssa que le grita desesperada. James mató al violador, así que es él el que tendría que ir a la cárcel y no ella, de ahí que huya porque sabe que a ella no le pasará nada. En el cómic, la policía le dispara e hiere en la pierna, para luego rematarle, matándolo no sin antes cortarle unos cuantos dedos. En la serie sigue vivo lo que obliga a pensar en una nueva entrega, en la que James podrá defenderse y su final no será tan oscuro como en el cómic. Ojalá una historia de amor entre estos dos que les salga bien.

Teoría loquísima
Leo que, tal vez, lo que vivimos junto a Alyssa es el presente, pero lo que James nos cuenta (desde que lleva la camisa hawaiana y se encuentra solo) podría ser tras escapar en la playa.

La banda sonora de The End of F***ing World
Funnel Of Love - Wanda Jackson (ft. The Cramps)
Tullycraft - Superboy Supergirl
Larry Chance & The Earls - Never
Janis Ian - At Seventeen
Bernadette Carroll - Laughing On The Outside
Soko - We Might Be Dead By Tomorrow 
Mazzy Star - Five string serenade
The Ovations - The Day We Fell In Love
Hank Williams - Settin' the Woods on Fire
Brenda Lee - I'm Sorry
Ricky Nelson - Lonesome town
Bernadette Carroll - One little lie
Timi Yuro - Smile
The Bonnevilles - Zu Zu
Timi Yuro - I Apologize 
Francoise Hardy - Voilà
The Buzzcocks - Why Can't I Touch It
Hayes Carll - Kmag Yoyo
Tom T. Hall - That's How I Got To Memphis
Julie London - End of The World
Spencer Davis Group - Keep On Running 
The Vocaleers - Have You Ever Loved Someone 
The Monzas - Where Is Lov
Shuggie Otis - Sweet Thang
Fern Jones - Strange Things are Happening
Fleetwood Mac - Oh Daddy
Carl Smith - A Way With Words
Hillbilly Child - Alan Moorhouse

No hay comentarios: