20.4.15

Vis a Vis, Orange is the New Black y otras cárceles televisivas


Antena 3 estrena Vis a Vis, nueva serie carcelaria made in Spain (más info). Y la tercera temporada de Orange is the New Black se estrena el 12 de junio en Estados Unidos. Las series sobre cárceles siguen marcando tendencia en la parrilla: el naranja está de moda. Nunca antes un reparto de féminas había llamado tanto la atención. No son los únicos personajes sin libertad ni serán los últimos, pero han conseguido que nos resulten familiares, que nos riamos y solidaricemos a partes iguales con su día a día entre rejas. ¿Conseguirán lo mismo las chicas de Vis a Vis?

Mi opinión del piloto de Vis a Vis.
Además: ránking de películas donde los presos escapan.

Orange is the New Black (2013-)

De haber seguido Mary-Louise Parker protagonizando Weeds (2005-2012), seguramente hubiese pasado más tiempo en la cárcel. Eso debió de pensar su creadora, Jenji Kohan, a la que le pareció una idea genial de trasladar a la pequeña pantalla, pero con más mujeres, de toda condición y raza. Se basó en el libro de Piper Kerman (Piper Chapman en la serie, interpretada por Taylor Schilling), en el que cuenta su experiencia en un par de cárceles, tras ser condenada por traficar con dinero de la droga, y su relación con las presas siendo ella una mujer blanca de buena familia, una especie en extinción en medio de esa jungla.

Piper pronto descubrió –y nos descubre– que la mayoría de esas mujeres eran normales, que sus delitos podrían tener una justificación atenuante y que la cárcel, tal y como la conocemos, no anima a la reinserción si no a crear a personas sin autoestima. Viendo Orange is the New Black (producida por Netflix y emitida en España por Canal+ Series), el espectador tiende a perdonar a esta reclusas que no han tenido buena suerte en la vida, que podrían haber evitado la cárcel si hubieran contado con oportunidades y con una educación diferente. 

Se hace raro pensar en Orange is the New Black como un drama lacrimógeno. No lo es. Aunque los últimos comunicados de la Academia que entrega los premios Emmy concluyesen que OITNB es un drama, ya que supera los 30 minutos que se considera que debe de tener como máximo una comedia. (Eso es porque no conocen los tiempos de la sitcom en España). Paradójicamente, Glee, Jane the Virgin y Shameless, que pasan de la media hora, sí han sido consideradas comedia. Una injustificada discriminación que no evitará que sigamos tomándonos con mucha guasa las escenas con Ojos Locos o con cualquiera de los personajes de la cárcel de Litchfield, en Nueva York.

De hecho, la mayoría de las series ambientadas entre rejas han sido comedias o, al menos, han intentado no perder cierto humor. Incluso, algunos dramas en los que se han incluido episodios con una cárcel de por medio, le han quitado hierro a un asunto que, por otra parte, no suele tener excesiva visibilidad en televisión.

Éstas son las series de televisión que nos han mostrado qué te puede ocurrir si te pasas de la raya.


Series de cárceles con mujeres (además de Vis a Vis y Orange is the New Black)

Dead Boss (2012)
Producción de la BBC en la que la protagonista es acusada injustamente de matar a su jefe. En un tono de comedia negra, sólo duró seis episodios en antena. Y no, no vestían de naranja.

Bad Girls (1999-2006)
Una de las series sobre presos más llamativa por retorcida. Una mujer entra en prisión tras matar al policía que violó a su novia. Una vez dentro de la cárcel de Larkhall, mantendrá una relación amorosa con la alcaide. De esta serie de la británica ITV hizo NBC un remake en Estados Unidos.

Women in Prison (1987-1988)
Podría haber inspirado a la cleptómana Winona Ryder. Una yuppie ingresa en prisión tras ser pillada robando en varias tiendas. Esta serie creada por los productores de Matrimonio con hijos, la emitió Fox y estaba ambientada en Wisconsin. 



Series de cárceles con hombres

Prison Break (2005-2009)
Un arranque rocambolesco que, sin embargo, nos mantuvo enganchados en la primera temporada. Michael Scofield se tatuaba el cuerpo con el mapa de la cárcel en la que estaba encerrado su hermano. Cuando consiguió su cometido, acabó en libertad, pero con la mala suerte de acabar en otra prisión aún peor: Sona. En Fox.

Oz (1997-2003)
Posiblemente, la mejor serie sobre cárceles que se ha emitido. HBO rompía moldes con esta propuesta de Tom Fontana en la que el sistema intentaba reformar a los internos en una prisión experimental llamada idílicamente Ciudad Esmeralda. Imprescindible a pesar del tiempo pasado, especialmente, por ver pasarlas canutas y/o morir a un buen puñado de desconocidos actores hoy día muy populares. En Canal+ Series.

Porridge (1974-1977)
De esta serie británica surgió una película de mismo nombre. Y algo aún más inusual. La BBC rodó siete pilotos con el mismo actor. El más votado se haría serie y ganó éste de la cárcel.


Series con episodios con cárceles

Me llamo Earl (2005-2009)
La mitad de la tercera temporada tuvo a Earl entre rejas. El loser con peor karma de la galaxia se autoinculpó del delito cometido por su ex mujer. En Antena 3.

House (2004-2012)
Fue fugaz. El doctor televisivo con más mala leche sólo pasó un episodio entre rejas (11 meses en realidad), el primero de la octava temporada. No fue el lupus, no, fue por estampar su coche en casa de su jefa. House no podía enamorarse y ser feliz. En Cuatro/Fox.

Arrested Development (2003-2013)
Regresó en 2014 como guiño a los fans. En sus orígenes, esta comedia arrancaba con el patriarca George Bluth en chirona dejando a su familia (de locos) sin un dólar. No sería el único miembro en visitar la cárcel. En Canal+ Series (por cierto, tendrá otra nueva temporada en Netflix).

En The Good Wife, pobre Cary.

En Tú, yo y el apocalipsis, Jenna Fischer (The Office) se escapa de la cárcel en el piloto.

Rizzoli & Isles (cuarta temporada).

American Gothic. 

Mr. Robot.

2 comentarios:

Dids dijo...

Tengo ganas de echarle un ojo a Dead Boss. Me llamó mucho la atención cuando se estrenó.

Justamente estoy viendo la australiana Wentworth, serie carcelaria de mujeres. Aunque esta de comedia tiene poco. Una visión dura y cruel de la vida en una prisión. Un dramón ¡Vamos!

Un saludo, Mariló^^

Anónimo dijo...

He visto Orange is the newblack y me parece lo mejor de la televión, creo que podrian mejorar y captar mas la atención del público si explotaran con mayor énfasis los personajes antagónicos como el de Alex Vause, quien me parece la mejor actriz de la serie, si se explotara su vida obscura, sensibilidad y su capacidad de seducción, la serie tendría más exito de lo que ha tenido hasta el momento.