6.9.11

Piloto. New Girl, la alocada gafapasta y sus tres mosqueteros

(puede contener spoilers) Lo mejor del pre-air de New Girl es que ha ido al grano. En los 10 primeros minutos, Zooey Deschanel, a la que se nos dibuja al estilo 500 días juntos (gafapasta, flequillo y poniendo poses de Lina Morgan), se presenta por sorpresa en casa de su novio (muy feo, por cierto), hace un numerito en el que se queda en pelotas, y queda en ridículo cuando de la habitación aparece otra chica.

Los tres mosqueteros

Esto nos lleva inmediatamente a ver a la Deschanel en casa de tres desconocidos, que se convierten en sus roommates sólo con decirles que sus amigas son modelos. El juego de la serie está en las conexiones que se pueden dar entre esta chica ingenua, cantarina y risueña, y los tres tíos, cada uno con su rollo (pero que, como los tres mosqueteros, se unen para ayudar a su D'Artagnán). Un poco como si los chicos (sólo ellos) de Friends vivieran en una actualizada Apartamento para tres. La new girl es como una bella durmiente que necesita ser rescatada por sus príncipes (o por su mejor amiga, la modelo, Hannah Simone).

De niña, ya era una gafapasta insoportable

Con uno empatiza rápidamente porque también le ha dejado la novia (Jake Johnson, al que hemos visto de colega de Ashton Kutcher en Sin compromiso), es el bonachón, al estilo Ross de Friends, pero sin ser tonto. Como trabaja en un bar, ya tenemos el centro típico de reunión del grupo. Le vemos a menudo con un portátil.

Ya en el piloto vemos un iPad

Otro es el que va de guaperas ligón, aunque se le ve a la legua que ladra más que muerde (Max Greenfield, visto en Betty), como el Joey de Friends, por seguir comparando con la serie que todos quieren imitar cuando se ponen a juntar amigos.

Y, por último, el tercer compañero de piso, que está en el aire. En el piloto vemos a Damon Wayans Jr., que como volvió a Happy Endings, ha sido sustituido por otro actor negro, Lamorne Harris, que supuestamente aparece en el segundo episodio. Sería el Chandler de Friends, el gracioso y patoso del trío, un entrenador tímido con las mujeres.

La amiga top model, el punto moda de la serie

En general, me ha gustado bastante (aunque Happy Endings, con la que tiene varios puntos en común, es bastante mejor). New Girl es rápida, con diálogos divertidos. Aunque el póster hiciera un guiño a Blondie y ese rollo tan cool, lo cierto es que en el piloto la prota llora viendo Dirty Dancing. Los personajes pueden dar mucho juego, aunque Zooey Deschanel tiene un papelón ya que su personaje tiene momentos bastante ridículos, con los que debe de hilar muy fino si no quiere resultar un bufón de los otros tres (es como una Jekyll y Mrs Hyde gafapasta nerd). Espero que vayan madurando, a diferencia de los Friends que se mantenían siempre en su personaje, invariables. Y seguramente veamos a Zooey, como en Betty, irse convirtiendo en una chica más femenina y resuelta, y a ellos, más sensibles y comprensibles con las mujeres. Vamos, lo de siempre. El piloto lo ha dirigido Jake Kasdan, que para que os hagáis una idea es el director de la peli Bad Teacher, y de algunos epis de Freaks and Geeks.

La serie se estrena el 20 de septiembre en FOX.

5 comentarios:

PiliHalliwell dijo...

Yo también acabo de publicar sobre la serie y aunque me ha gustado me ha fastidiado un poco que no haya habido sorpresas. Porque más que nada han sido los tráilers de la serie. Y ya lo sé para la próxima vez, las promos de New Girl, vetadas.

Mlo/Yonomeaburro dijo...

yo no vi nada, lo prefiero! a ver qué tal el segundo.

Prensa Caliente dijo...

Tiene buena pinta la serie

Lentes de Contacto Providencia dijo...

Mmm, las seria del 2011, en su máxima expresión.

anaaramen dijo...

A mi me ha resultado divertida, aunque deberán tener mucho cuidado con algunos tics como las cancioncillas sin ton ni son que canta Deschanel, y eso que soy muy fan de su faceta como cantante, porque si siguen abusando tanto de cualquiera de ellos de la misma forma que han hecho en el piloto, de adorable va a pasar a repelente.

Por cierto, su amiga no creo que sea el único punto "fashion", el estilo de Zooey es delicioso, aunque tal vez demasiado cuadriculado.