24.11.18

Entrevista. David Broncano: "Tengo experiencia troleando de mis años en Forocoches"

El presentador David Broncano triunfa en Movistar gracias a su programa La resistencia. Le entrevisté para que me hablara del uso de la tecnología a nivel personal y profesional.



Leer más (entrevista online en la revista Retina, El País)

Más entrevistas en Retina
Entrevista completa (por motivos de publicidad se recortó el texto en la revista)
Humor negro y sin prejuicios. Al frente de ‘La resistencia’, el late night de #0 en Movistar, y el programa de radio ‘La vida moderna’ en la Cadena Ser, David Broncano (La Coruña, 1985) es el gurú de la guasa para la generación millenial. “Estaría feo que yo diga qué es lo que conecta de mi humor con los más jóvenes. No lo sé. Supongo que no les gusta ver lo de siempre, que me mantengo fuera de los parámetros típicos de la televisión”. Parte de su éxito radica en utilizar la tecnología como inspiración para sus chistes. “Me hace gracia el contraste entre una red social o una aplicación con las cosas antiguas. Como decir: ‘La vida moderna sería transmitir por Twitch una matanza en un pueblo de Extremadura”. 

Para estar al tanto de lo último, Broncano confiesa crearse perfiles de todo. “Me gusta curiosear. En Wallapop, por ejemplo, tiene gracia lo motivada que está la gente para vender cosas muy locas. Yo lo he hecho para ‘trolear’, aunque nunca he llegado a concretar. No lo llevo al final porque tampoco quiero entretener a la gente para yo reírme. Quedar con alguien y decir que era broma está feo”. Reconoce haberse pasado las horas muertas ‘troleando’ al personal. “En Instagram pongo una foto al año y mal, son anti-instagram. Tengo experiencia de mis años en Forocoches y me hacía gracia meterme en trifulcas”. Peleas simpáticas siempre y cuando no traspasen ciertos límites. “Cuando se enfada alguien por tonterías te ríes. Está bien que te ofendas, pero a mí no me importa. Allá tú, la vida es muy dura. Otra cosa son los linchamientos y el acoso”.

Ahí entra el confuso efecto altavoz que poseen las redes. “Antes, sin Twitter, no podías decirle a Alejandro Sanz lo que pensabas. Le podías mandar una carta manuscrita a Florida, pero seguramente la usaría para abono. Ahora, si te pones muy pesado el que ha dicho algo que te ofende se entera”. Pero sí hay algo que Broncano eliminaría: la influencia de las redes en los medios. “No entiendo por qué se le da peso a movidas que son la mierda. Usan ‘la polémica que ha incendiado las redes sociales’ y se le da cariz de noticia cuando no lo es. Una de cada 50 es algo noticioso, el resto no importan a nadie. Es triste”.

El presentador reconoce que ahora no le sobra el tiempo para enredarse en ellas. “Twitter lo usaba para hacer bromas, pero ahora las hago laboralmente, así que creo que la gente ya ha escuchado demasiadas chorradas mías. Sí lo uso para promocionar mi trabajo”. Igual que con los grupos de WhatsApp. “Sí estoy en grupos, no soy tan huraño. Cinco o seis habituales. Los que he creado se llaman “primos”, “familia”, “amigos del pueblo”… intento tener la mínima fantasía. En los del curro nos gusta explicitar que somos jefes: “La vida moderna jefes”, “La resistencia jefes”…”.

Miedo a los misiles termonucleares

Cuenta Broncano que si tuviera delante al creador de Facebook, con los hackeos masivos a millones de cuentas, no haría leña del árbol caído. “Le daría la enhorabuena por los previos, mis ‘dieses’. No me gusta decirle que se joda cuando alguien está en su peor momento. Aunque apenas uso Facebook y creo que para los chavales de menos de 16 está acabado”.

De las últimas aplicaciones, al niño gordo chino de su avatar de Twitter le recomendaría “la App de Telepizza” y ante el desafío catalán bromea: “Glovo a Puigdemont. Funciona bien, para pedir una urna o un casco para los antidisturbios”. De la realidad virtual aún desconfía. “Tengo el casco ese y un par de cosas, pero le falta todavía algo. Si tuviera que elegir un escenario virtual sería Mercamadrid porque me gusta la fruta”. Y tampoco es excesivamente moderno si hablamos de videojuegos. “Me gusta ‘Ninjago’ para PS4 porque es sencillo, como en 2D, antiguo pero divertido”.

De los peligros de la tecnología destaca el aspecto belicista, “el uso de los misiles termoguiados con objetivos pequeños, porque… te matan. Es un alarde tecnológico, los ingenieros son unos genios pero su uso está feo. No estoy al tanto de los avances de última hora pero esa gente piensa mucho. Cuando quieres defenderte o atacar, que ambas cosas son muy primarias, le pones mucha cabeza para hacerlo mejor. El tema de los misiles termonucleares podrían ser un temazo en Retina”.

El reloj de montaña que le da la vida

Deportista, además de un dispositivo para la raqueta que medía los movimientos, pero que “fallaba”, Broncano usa un reloj con GPS para la montaña de la marca Suunto. “Me da la vida, literalmente. Tiene una esfera grande con mil datos: de altitud, velocidad, desniveles para esquiar… Siempre suelo ir con otra persona, pero aún así necesito orientarme y si estoy haciendo escalada o alpinismo me da mucha tranquilidad. Puedo poner puntos de localización, de dónde vengo y a dónde voy. Y luego me hace un informe muy técnico”.

No hay comentarios: