9.4.19

'Killing Eve' (2x1): 8 guiños infantiles (y a X-Men)

En esta entrada comento el primer episodio de la segunda temporada de Killing Eve (Do You Know How to Dispose of a Body?) y sus constantes guiños infantiles, como si Eve y Villanelle actuaran como dos niñas grandes cuando se sienten inseguras. Contiene curiosidades del episodio con spoilers.




1. EVE LE QUITA UN CARAMELO A UN NIÑO
Hay algo infantil en esta serie. Como si las mujeres actuaran como niñas en los momentos de inseguridad. Ya lo vimos en la primera temporada, cuando Villanelle le tira el helado a una niña porque simplemente se queda mirándola. En el episodio 2x1, es Eve la que se enfrenta a un niño, quitándole un caramelo, cuando compra de forma compulsiva un kilo de ellos y dicho caramelo se le cae de la bolsa. Villanelle lo hace porque no empatiza, le da igual que la niña a la que fastidia sea pequeña o adulta. Se mueve por impulsos. Vemos que Eve también va a empezar a perder más los papeles.


2. EVE COME DE FORMA COMPULSIVA CARAMELOS
No es nuevo que coma de forma regulera, ya lo hacía en la primera temporada, pero se le olvida meter el pollo al horno, tras cortar miles de tronos de verduras. Su obsesión por Villanelle que le ha confesado que le gusta irá de menos a más. Hay otro momento alimenticio más heavy, cuando le entran ganas de comer hamburguesa en la morgue, algo que se debe, según comentan, al olor del cadáver. Peor es cuando Villanelle le dice a Gabriel, el chaval de su habitación, que tiene la cara que parece pizza (un triángulo de carne cosida encima). 


3. VILLANELLE PIDE UNA PIRULETA AL MÉDICO
Hay otro momento infantil cuando Villanelle, con esa mirada de ingenuidad absoluta, le pide una piruleta al médico que le examina. El médico zanja el tema diciéndole que son para los niños, pero Villanelle se sale con la suya y se come una.


4. VILLANELLE ESCAPA CON EL PIJAMA DE UN NIÑO
En su misma habitación no hay un adulto, hay un niño, Gabriele, un símbolo de pureza e ingenuidad de verdad. El chaval ha perdido a sus padres en un accidente. Para escapar, Villanelle se viste con su ropa que no es otra cosa que un ridículo pijama de dibujos estilo cómic. Villanelle parece una niña grande, caprichosa, que hará lo que se le antoje. Cuando Gabriel se queja de su mala suerte y confiesa que le gustaría haber muerto también, Villanelle le rompe el cuello, limpiamente. La psicópata entiende que le está haciendo un favor. Sin remordimiento alguno. No disfruta del momento, como en anteriores asesinatos, simplemente cree que ayuda. Gabriel le había dicho que quería ser normal, que ella parecía serlo, y Villanelle le había dicho que ser normal era aburrido. 


5. VILLANELLE LLEVA LA GORRA 'LOL' Y ¿HAY UN GUIÑO A X-MEN?

Otro momento infantil llega cuando Villanelle escapa del hospital en silla de ruedas. Aquí hay dos detalles fantásticos. Un policía frena su salida porque nadie puede salir en ese momento del hospital. Se escucha por megafonía cómo llaman al doctor Xavier y yo sólo puedo pensar en Charles Xavier, fundador de los X-Men si seguimos con la coña del cómic. Y me hace mucha gracia. Cuando Villanelle engatusa al policía con su zalamería, escapa corriendo, dejando la silla de ruedas y una gorra. 


Lo último que ve el policía es la gorra en la que se lee LOL (vaya mofa). Como una gamberrada más de una chavala. Villanelle escapa con un pijama y unas Crocs en las que le ha dado grima meter sus pies desnudos (vaya paradoja para alguien que momentos antes se había tapado con el abrigo de un vagabundo). 


6. AMOR ADOLESCENTE: EL CORAZÓN TALLADO
Eve viaja en el tren de vuelta a Londres y toca un corazón que alguien ha tallado en su mesa, como una chiquilla enamorada por primera vez. Luego lo pasa regulín metida en la bañera, la misma en la que Villanelle la asustó cuando se coló en su casa. 


Es un detalle pueril el mismo sentimiento que expresa Villanelle de amor hacía Eve. Cree que Eve le ha apuñalado porque le importa. Llega a llamar a Eve "mi novia" mientras come la piruleta. Gabriel parece confirmárselo, al decirle que las mujeres normalmente no apuñalan, algo que excita a Villanelle, que cree que Eve está enamorada de ella. Villanelle parece segura de sí misma al afirmar que conoce a Eve mejor que ella misma. Que los malos, como ella, se ven venir; pero a los buenos, no, y que estos (Eve) son más peligrosos. Recordemos que en el último episodio de la primera temporada, Villanelle le decía a una niña que era mala persona, pero no pedófila (“Ser malo no es difícil si practicas”, le decía). Vemos a Villanelle coger una manzana y mirar de forma picaruela. Lo lógico es que simbolice la tentación. Pienso si no habrá una conexión entre estas dos cada vez más fuerte. Por ejemplo, cuando Villanelle bebe vodka nada más salir de la casa malherida, Eve se sienta en la barra de un bar, hiriéndose a sí misma con un bolígrafo hasta hacerse sangre en la mano.


7. EL NO-HIJO DE CAROLYN
Más niños. Eve queda con Carolyn en un parque. Su ex jefa habla con un niño, al que anima a ir a jugar cuando Eve aparece para hablar de su vuelta al grupo. Luego, un hombre agarra al niño y se lo lleva. Eve, alarmada, avisa a Carolyn que le dice que es su padre, que ella no tiene nada que ver con ese niño. Imagínate que esto pasara al revés, que una madre dejara a su hijo solo con un hombre desconocido. Se liaría una buena. 


8. VILLANELLE PIDE SILENCIO A UNA NIÑA 
El último guiño del episodio a la inmadurez de las protagonistas, es la forma de escapar de Villanelle. No había otro coche que el de una pareja con sus dos hijas. Villanelle se mete en su maletero. En el segundo episodio continuará esta secuencia. La famosa foto en la que Villanelle pide silencio sale en el segundo episodio, cuando se lo pide a una de las niñas.

(continuará)

No hay comentarios: