27.12.18

Fred Rogers, inspiración del filme de Tom Hanks y Jim Carrey en Kidding

El reencuentro de Jim Carrey con Michel Gondry, tras ¡Olvídate de mí!, me llamó la atención. Pero Kidding, su serie para Showtime, se me hizo bola. Vi los cuatro primeros episodios y ni siquiera escribí sobre ella en el blog. Anoche vi el documental Won't You Be My Neighbor?, incluido como mejor película en varios ranking de 2018, y me sorprendió descubrir que su protagonista, Fred Rogers, sirvió de inspiración para el señor Pickles de Kidding.



En el año en que El show de Truman cumple 20 años, Jim Carrey volvía a la tele, esta vez, como el presentador de un programa infantil en la serie Kidding (que estrenó en España Movistar+). Aunque Kidding, según el propio director Michel Gondry, no está basada en la vida de Fred Rogers, lo cierto es que viendo el documental Won't You Be My Neighbor? es fácil la comparación.

El Jeff Piccirillo de Kidding, alias Mr. Pickles, también es un tipo bondadoso, como Fred Rogers, alias Mr. Rogers, que presenta un programa infantil (MisteRogers' Neighborhood) en el que se dirige a los niños como si fueran adultos, hablándoles con naturalidad sobre temas como la muerte o el divorcio, a pesar de que la productora se opone en un principio a ello. El tono en ambos personajes es muy Mr. Wonderful: crecer es divertido y algo delicioso, todos los niños son especiales. Mientras Jim Carrey toca el oukalele, Fred Rogers tocaba el piano. Ambos abrían el programa entonando una canción pegadiza. Lo que se diferencia es la motivación. El personaje de Kidding usa las marionetas para sobrellevar la muerte de su hijo. En el caso de Fred Rogers, esos muñecos servían para hablar de temas espinosos ante una audiencia más joven porque este hombre vio que la televisión podía ser una herramienta mucho más beneficiosa de lo que era.



Si Kidding no me atrajo en absoluto, el biopic de Fred Rogers es realmente interesante. Fred Rogers (1928-2003) fue un niño gordito que creció en una familia adinerada queriendo ser cura. Cuando descubrió el incipiente negocio de la televisión (ya con 40 años), dejó su vocación a un lado, pero usó su forma de ser afable y caritativa en un programa en el que se implicó al cien por cien desde su estreno en 1968 hasta 2001 (murió de cáncer de estómago en 2003).

En el documental, dirigido por Morgan Neville, habla la gente que lo conoció, que trabajó con él, su mujer, sus hijos. La amabilidad de este hombre podía confundirse con debilidad (incluso llegan a creer que era gay), pero era tan férreo en sus convicciones que consiguió mantener un programa infantil educativo y reposado en la televisión pública durante 33 años. Rogers creó dos mundos en el plató. Entraba por la puerta a un salón, se cambiaba la chaqueta por un jersey chillón que le había tejido su madre en la vida real, y los zapatos por zapatillas, mientras cantaba una canción. Este ritual lo hizo al comienzo de cada programa. Los niños comenzaron a identificarse con ese tipo que les explicaba las cosas de la vida, que los escuchaba. Para tratar temas como la guerra, el bullying o el racismo, Fred Rogers hacía rodar un tren a otra sala, otro mundo en el que vivían marionetas y él les ponía voces. Otros humanos hablaban sobre estos temas con los muñecos, muy rudimentarios.



Se le ocurrió usar un tigre porque en uno de los programas en directo, se le quemó una cinta grabada, algo que habían hecho en un inicio: programar películas gratuitas sobre niños. Su mujer tuvo que improvisar y a él se le ocurrió aparecer con la marioneta de un tigre. Ese fue el germen inesperado de uno de los programas más seguidos en EE UU. Con los años, Fred Rogers se involucró cada vez más, lanzando mensajes inclusivos como nunca se había visto antes, revolucionarios. Por ejemplo, mientras se sucedían los ataques racistas, él contaba con un colaborador negro, con el que compartía la vida, para evidenciar que lo incorrecto era lo que veían los niños fuera del programa. En los últimos días de su vida, algunos le atacaron (era republicano y algo curita, claro), porque parecía hacer creer a los niños que eran especiales y que todos podrían llegar a ser lo que quisieran, algo que les provocaría frustración en un futuro. En el documental, vemos cómo se supo defender, afirmando que lo único que hacía era ayudar a los niños a sentirse bien tal y como eran, independientemente de cómo fuesen.

La visión de la vida de este hombre es digna de recordar. Creer en la bondad intrínseca del ser humano, sonreír al enemigo, abrazar al que es diferente. Una lección enorme que encuentra en la actualidad una resonancia aún mayor. Siempre se mantuvo en el mismo peso (143 libras), un número que él asociaba con una frase: Yo (el 1) amo (love, el 4) a ti (el 3). Dicho así no tiene mucho sentido, así que si puedes échale un vistazo al documental. Uno de los momentos más emocionantes es el que comparte con un gorila, con el que parece comunicarse. Realmente comprendes que el animal supo captar que este hombre era bueno y que jamás le haría daño. Muy emotivo, aviso.

En 1997 le dieron un Emmy a toda una vida. Él pidió a la audiencia, que antes le había ovacionado en pie, que pensaran durante unos segundos en esa persona que los había ayudado. En el documental, el entrevistador lo hace con sus amigos, a los que logra hacer llorar. Así hablaba Fred Rogers, emocionante


'A Beautiful Day in the Neighborhood' es el título del filme protagonizado por Tom Hanks, que encarnará a Fred Rogers. Dirigido por Marielle Heller llegará a los cines en octubre de 2019 y cuenta en el reparto con Matthew Rhys, Chris Cooper, Tammy Blanchard y Sakina Jaffrey.


El filme se basa en la amistad entre el presentador y el periodista Tom Junod de la revista Esquire (que pasa a llamarse Lloyd Vogel en el filme). Este periodista cínico interpretado por Matthew Rhys (The Americans) acepta a regañadientes escribir un perfil sobre el icono televisivo y lo que descubre es una nueva forma de enfrentarse a la vida, con nuevas perspectivas. Chris Cooper interpreta al padre del periodista; Tammy Blanchard a la hermana y Sakina Jaffrey a su editora.

Trailer de la película de Tom Hanks, A Beautiful Day in the Neighborhood

Por cierto, Tom Junod también aparece en el documental de Fred Rogers.

No hay comentarios: