28.5.18

Killing Eve 1x8: se confirma como una de las mejores series de 2018

El último episodio de Killing Eve (God, I'm tired, Dios estoy cansada) me confirma que estamos ante una de las mejores series del año. Ya comenté lo mucho que me entretuvo y me sorprendió el piloto de Killing Eve. Podría ser que la gracia del juego del ratón y el gato entre Eve y Villanelle resultara cansino, pero ha sido todo lo contrario. En cada uno de los ocho episodios, Phoebe Waller-Bridge ha sabido cómo mantenernos en vilo con las situaciones siempre al límite en las que se encontraban los personajes, tanto a nivel personal como profesional. 


Killing Eve ha demostrado que se puede hacer una serie sobre mujeres llena de acción y divertida, sin dejar de lado el punto sensible y emocional. Pero lo mejor de todo ha sido lo imprevisible. Muchas de sus escenas no me las esperaba ni por asomo. Y la historia, que podría haber dado mucho más de sí, se queda en estos ocho episodios (al menos, la primera temporada), suficientes para dejarnos con ganas de más y para confirmar que Killing Eve se ha colado en mi Top10 de 2018 sin ninguna duda.

con spoilers del episodio
El secuestro de una niña (siempre, mujeres). El suicidio de una mujer delante de esta niña. Villanelle obligando a la niña a robar. Villanelle apuntando con una pistola a la niña delante de su padre (Constantine, nada menos). No sólo Villanelle trae la acción y la tensión a este final de temporada, también Eve que rehúsa marcharse de Londres e investiga a su bola, dudando de Constantine, que mantiene un affaire secreto con su jefa. Eve y Constantine, bebiendo vodka como si no hubiera mañana, ríen como locos, cuando ella le insinúa que él es uno de los 12 y que le suelte la verdad de Villanelle. A Constantine se le corta la meada cuando Eve le apunta con una pistola (momento delirante porque Eve le ve la chorra). 

La niña le ha preguntado por la maldad a Villanelle, para que veamos que en el fondo es una niña adulta a la que han enseñado a matar (a lo The Americans). "¿Eres mala persona?", sí, dice Villanelle, como orgullosa. "¿Pedófila?", no, dice ofendida. Villanelle como los grandes villanos de ficción tiene su código. "Ser malo no es difícil si practicas". Boquerón me dejan sus reflexiones. Me parto. 

Pero lo mejor de lo mejor es la última parte en Paris, cuando Eve, de nuevo, decide ir por libre, vaya badass, le echa ovarios. Y se presenta en casa de Villanelle con esa vecina anciana que es para hacerle la ola, que se ha instalado una mirilla baja para poder cotillear sentada al lado de la puerta. Es que me mato. Eve, desquiciada, se desquita rompiéndole la ropa del armario y destrozando las botellas de champán de la nevera. No te esperas que en ese momento entre Villanelle, tranquila, y se encuentren frente a frente de nuevo. Dos veces en el mismo episodio, ya que en la primera Eve intentaba que Villanelle soltara a la niña. 

Eve juega a su juego haciéndole creer (y a nosotros, también) que hay una atracción, que está obsesionada con Villanelle. Villanelle le confiesa, siente algo parecido, que hasta se masturba pensando en ella. Toda esta secuencia vale la temporada entera pues no sabes qué puede pasar. Cuando crees que las dos se tumban en la cama porque van a acostarse y Villanelle le asegura que no la va a matar (contradiciendo el título de la serie, toma ya), coge Eve y la apuñala en el estómago. Villanelle se lo toma con calma, Eve recula, intenta salvarla, Villanelle le dispara mientras se desangra, y para cuando Eve sale a buscarla Villanelle se ha vuelto a escapar y tiene a la vecina cotilla metida en el piso. Ahora es cuando la caza ha empezado de verdad, pues Villanelle se sentirá engañada y creo que Eve se ha dado cuenta del enorme poder que ejerce sobre ella.

3 comentarios:

Anónimo dijo...


estoy de acuerdo contigo, esta serie es un divertimento, mientras no se tenga en cuenta la ética moral y el mensaje que no tiene desperdicio, pues supera todos los límites, por eso hipnotiza. Veremos la próxima temporada como van a poder superar todo lo visto. m

Mariló García dijo...

Bueno "m" el mensaje es ambiguo, pues Los 12, los que nos gobiernan y mangonean, son los mayores asesinos. Villaneve es una máquina de matar, pero al fin y al cabo sólo un peón. Podría acabar como Hannibal ayudando a Eve en sus pesquisas.

Anónimo dijo...

De lo mejor...?, me temo que sin nivel, muy simplona, aburre.