3.10.17

Entrevista. Jason Bateman (Ozark): "Como en Breaking Bad, Marty es una persona normal que se mezcla con gente peligrosa"

Ozark es de esas series que ha pasado desapercibida (para lo que es Netflix), pero que podría convertirse en una de esas series de culto del futuro. A algunos Jason Bateman les repatea en esta serie, les sobra, a mí me chifla.


Nadie como él (tal vez también Adam Scott) para interpretar a un tipo del montón, que no pretende ser gracioso pero lo es, que lo último que quiere es meterse en líos y siempre anda metido hasta el cuello en la mierda.

Ozark recuerda a Breaking Bad, claro, y a Bloodline, otro invento de Netflix, pero Ozark no es sólo un thriller sobre un tipo normal (pero muy listo) que se muda con su familia (disfuncional, claro, ese hijo…) a un pueblo idílico (en apariencia) huyendo de un cártel con el que ha pactado la increíble peripecia de blanquear millones de dólares. Ozar, además, plantea un análisis increíble de lo que es ser un buscavidas en EE UU –que sí, que hay emigrantes chungos, claro, pero también paletos de la tierra que podrían darles mil vueltas– y de esa América profunda con arraigados valores que sólo son una fachada.

Creo que Jason Bateman no se hubiera metido en este berenjenal (no sólo protagoniza y produce, también ha dirigido cuatro episodios) si no fuera porque tenía algo más que contar que las peripecias de un tipo normal en una situación extraordinaria (con el juego que da siempre esto en la ficción). En Ozark se trata de todo: el juego, los vicios, la homosexualidad, las diferencias generacionales, la primera vez, el poder de la fe y de la ambición, las tradiciones, las nuevas tecnologías, la infidelidad, la venganza, el rencor, el sueño americano, el poder de los bancos, la mentira…

Pude entrevistar a Jason Bateman en un junket en Londres de Netflix. El tipo me cayó bien al instante de conocerle. Es como le ves. Luego, cuando hacía alguna broma, no sonreía, es de esos cómicos que no lo es en las distancias cortas (en la vida real, como se suele decir). Tampoco la serie daba para el chiste, que no es Arrested Development, claro.

Éstas fueran algunas de las preguntas que contestó acerca de Ozark (que tendrá segunda temporada) y de lo que es ser un actor que hace comedia al que no le falta el trabajo en Hollywood.

 
¿Qué leches son los Ozarks? 
El guionista Bill Dubuque (El contable) vive en San Luis y el lago de los Ozarks es un destino de vacaciones muy popular para la gente del centro del país, algo así como Florida para los neoyorquinos o México para la gente de Los Ángeles. Hay embarcaciones, bares y casas de vacaciones, y mi personaje, Marty, que vive en Chicago, se muda allí para lavar ocho millones de dólares, ya que cree que es un destino que le parecerá atractivo a su jefe, líder de un cártel.

Marty tiene problemas con la gente de pueblo, ¿no?

Es interesante ver a Marty y a su familia, la gente de la gran ciudad, en los Ozarks, intentando manipular a estas personas tan religiosas y conservadoras. El problema de Marty es que cree que lo tendrá fácil y no es así. Su vida se complicará, pero todos tenemos ese instinto animal de proteger a los tuyos.

¿Ha sido complicado dirigir y estar en todas las escenas?
Me divierte mucho dirigir películas (Juegos de palabras, La familia Fang) pero para mí suponía un reto dirigir los dos primeros episodios siendo el protagonista. Me atrajo la trama, esa familia normal que pasa por una situación intensa e inestable, con ese nivel de producción, tanto visual como musical.

¿Ves similitudes con Bloodline o a Breaking Bad?
No he visto Bloodline, pero me han dicho que es una gran serie. Se parecen porque trata de una familia y porque… hay mucha agua. Como en Breaking Bad, Marty es una persona normal que se mezcla con gente peligrosa. Pero siempre encontrarás similitudes. Eso sí, en Ozark no hay chistes, ni explosiones ni efectos especiales.

¿Drama o comedia?
Normalmente se me asocia con la comedia, aunque siempre intento mostrar el lado más humano del personaje. Mis personajes suelen ser más torpes, toman decisiones equivocadas, están confundidos o superados por lo que otros personajes hacen. En drama tienes que ser más listo, pero no demasiado, porque te enfrentas a decisiones complicadas y si las solucionas la serie se acaba. Suelo hacer personajes normales, y sea comedia o drama, el proceso es muy parecido.

No hay comentarios: