14.9.17

'Stranger Things' y las claves de su colección de posters retro

(esta entrada se irá actualizando)

¿Esconden claves los pósters que han usado Stranger Things para promocionar la segunda temporada? ¡Seguro que sí!


Netflix está tirando la casa por la ventana con la promoción de la segunda temporada de Stranger Things. La serie no esconde sus homenajes al cine más molón de la década de los 80, al contrario, le da visibilidad siempre que puede, tanto en la serie como en su publicidad.

Una de las brillantes ideas que han tenido sus creadores es recrear con sus actores algunos de los pósters más icónicos de los filmes en los que se inspiran. No sólo queda bien, es que da pistas de por dónde podría ir la temporada.

Perseguido (The Running Man, 1987), de Paul Michael Glaser, con Arnold Schwarzenegger. El prota es perseguido en un futuro en el que en un programa televisivo los concursantes (prisioneros) se juegan la vida en directo.Jim Hopper, el sheriff de Stranger Things, también se verá en la misma situación.



Tiburón.

En Stranger Things adoran a Steven Spielberg. Ya tardaba el homenaje a Tiburón (Jaws, 1975) comparando el mar con el otro lado y al tiburón con el monstruo de la serie. Como la bañista que se juega la vida al nadar cerca del animal, Once camina sobre el agua con parecido peligro.
Posesión infernal.


Una cabaña en el bosque y un grupo de amigos que invocan al diablo. Posesión infernal (Evil Dead, 1981), de Sam Raimi, es una joya del terror, fuente de inspiración para un montón de filmes de género posteriores. Joyce protagoniza el póster de Stranger Things en el que es arrastrada al lado equivocado.

Ojos de fuego.

Once parece Drew Barrymore en Ojos de fuego (Firestarter, 1984), de Mark L. Lester. En Ojos de fuego, una niña de ocho años podía provocar fuegos mirando con sus ojos. También, como en el caso de Once, se trataba de un experimento del gobierno. ¿Esto quiere decir que Once se va a defender como sea, que será mucho más violenta?

Alien, el octavo pasajero. 

En el otro lado nadie puede oir tus gritos, dice el póster de Stranger Things. Tampoco se podían oir en el espacio de Alien (Ridley Scott, 1979). De ese mismo huevo saldrá algo terrorífico que nos lo hará pasar muy malamente.

Cuenta conmigo (Stand by me).

 Desde la primera temporada Stranger Things es un claro homenaje a Cuenta conmigo (Stand by me, 1986), de Rob Reiner. Cuatro chavales enfrascados en una aventura encuentran en su camino un muerto y deben lidiar con sus miedos.

No hay comentarios: