17.3.17

Goliath (Amazon), opinión, el dibujo de Monster's Ball y su parecido con Billions

(esta entrada NO contiene spoilers)

Goliath (Amazon) pasó desapercibida (incluso para mí), pero tras el Globo de Oro a su prota, Billy Bob Thornton, me la vi del tirón. La serie creada por David E. Kelley y Jonathan Shapiro ha renovado por una segunda temporada. Debajo os cuento lo mejor y lo peor de la serie. Pero antes, un guiño muy cachondo que no puedo pasar por alto.


Billy Bob Thornton, un abogado de segunda, que fue alguien en el pasado, y ahora está alcoholizado y más solo que la una, se mete en un caso, entre otras cosas, porque tras él parece estar el personaje de William Hurt, Donald, un tipo que fue su socio y ahora es un cabronazo con pintas que se la tiene jurada. Estos dos se odian al nivel de Bette Davis y Joan Crawford en Feud.



Billy se siente amenazado desde que se encarga del caso. Un tipo ha muerto en una explosión en un barco. La empresa de Donald dice que se suicidó, pero todo apunta a que hay un trasfondo ilegal en su muerte que apunta directamente a la cúpula de dicha empresa que fabrica armas de alto nivel para, dicen, defender al país de posibles ataques terroristas.

En el muelle, se fija en un tipo que le está dibujando y a por él que va, preguntándole qué hace. Billy se encara con este desgraciado que lo único que hace es ganarse unos dólares con sus retratos. La verdad, es que el tipo le echa imaginación y se casca un dibujo donde el actor sale bastante bien parecido y en el que se inventa los rasgos, incluyendo unas gafas cuadradas que nada tienen que ver con las que lleva.

MONSTER'S BALL
Esto no tendría mayor misterio si no fuera porque, al mismo tiempo, me vuelvo a ver Monster's Ball, y no recordaba que a Billy Bob Thornton ya le habían hecho un dibujo de su cara en la ficción.

Billy Bob Thornton es un policía racista que acaba chuscándose a Halle Berry porque, que quieres que te diga, también está más solo que la una y la soledad vence al racismo. Por aquella época ya estaba con Angelina Jolie, y resulta la mar de extraño ver al hermano de Angelina haciendo de poli en un cameo de 5 segundos, pues parece la actriz pero con el pelo corto. Quién le iba a decir a Billy Bob que le iba a caer la del pulpo con su extravagante relación.


La trama esencial de Monster's Ball es que Billy Bob es el poli que está al cargo de la ejecución de un reo al que le ha caido la pena capital. Este reo no es otro que Puff Daddy que en sus últimos momentos dibuja al carboncillo al policía. Este retrato, que parece que no pinta nada en la historia, tendrá mucho que ver en el futuro cuando el poli se enrolle con la mujer del ajusticiado que no es otra que, efectivamente, Halle Berry.


Monster's Ball es una muy buena película. En ella también aparece el fallecido Heath Ledger metiéndose un tiro, algo que da bastante yuyu visto ahora.


OPINIÓN DE GOLIATH
Como comentaba al principio, Billy es un abogado que vive en un motel, se pasa la mayor parte del tiempo en la barra de un bar y tiene a una perra callejera de mascota. Solo por la vida, recibe un caso que se tomará como algo personal. Billy Bob Thornton borda el papel de tío pasado de rosca, seguro de sí mismo, fuerte, pero de apariencia frágil y con bastante sorna.

En el otro lado, William Hurt es Donald, una especie de villano de Marvel, sobreactuado y que desfasa cada vez que aparece. Su personaje da grima, tiene la cara quemada (muy rollo Hannibal) y lleva un aparatito en la mano, una ranita, con la que hace el ruido de un grillo cada vez que algo le molesta, y suele ser a menudo. Este personaje que arranca a tope, escondido en su despacho, en penumbra, con una luz roja amenazante, se va desinflando a medida que avanza la trama, para acabar teniendo un final injustificado ni a la altura del personaje badass. No le hace un favor su becaria, una actriz mala mala que es aún peor cuando la escuchas doblada al español.

Lo mejor de Goliath, además de su protagonista, es el reparto femenino de la serie, algo absolutamente fuera de lo común, pues todas las ayudantes tanto de uno como de otro son mujeres. Las de Billy son callejeras, saben burlar a la ley con poco y representan a varios tipos de mujer, incluyendo una prostituta (papelón de Tanya Raymonde de Perdidos); una peleona (Nina Arianda, vista en hannibal) que aspira a hacerse un hueco en la abogacia (sus enfrentamientos con Billy son geniales); una señora gorda aparentemente del montón que les echa un cable y la hija de Billy, una joven que vive como puede con el divorcio de sus padres. Para Donald trabajan dos mujeres antagónicas: la ex mujer de Billy (Maria Bello), tranquila y con los pies en el suelo; y Molly Parker (House of Cards), ambiciosa e hiriente, sobre todo cuando encuentra los puntos vulnerables de su víctima, por ejemplo, la becaria del jefe (Olivia Thirlby), una versión de sí misma en joven. Ambas visten de infarto.

Lo peor de Goliath, es que en muchos aspectos me recuerda a los personajes de Billions. Si en Billions la terapeuta de un broker es la mujer del fiscal que lo persigue, aquí Maria Bello interpreta a la ex mujer de Billy que trabaja para William Hurt. El conflicto de intereses es el mismo en ambas series con un personaje femenino, también hay esa lucha de poder encarnizado. Pero lo peor no es esto, si no el remate de la temporada, como si no hubieran creído que podrían renovar, acelerado, cerrándolo todo a trompicones, como si faltaran escenas y no dando la oportunidad a sus personajes a despedirse de una forma digna. A ver qué ocurre en la segunda temporada, supongo, que habrá nuevo caso.