15.2.17

Riverdale 1x3: Shannon Purser (Stranger Things), Making a Murderer y Doble cuerpo (easter eggs)

El episodio 1x3 de Riverdale viene con sorpresa incluida: la aparición de Shannon Purser (la Barb de Stranger Things) que aquí interpreta a Ethel, una joven estudiante que ha sufrido la humillación de un chulo del instituto al que le dan para el pelo.


Shannon Purser será un personaje recurrente en Riverdale, así que la veremos (seguramente) sufrir un poquito más. Y, esperemos, que sobreviva y no se la carguen a la primera de cambio.

Doble cuerpo/Twin Peaks
Otra escena memorable de este episodio es ese (otro) enorme guiño a Twin Peaks cuando la dulce Betty Cooper (Lili Reinhart) se coloca una peluca negra y se transforma en su hermana Polly, buscando venganza también del chulazo del instituto. Me recordó al mismo rollo femme fatale de Donna en Twin Peaks, siempre tan modosita, y es ponerse las gafas de sol de su amiga asesinada Laura y trasnformarse en un pendón desorejado. El episodio se llama Body Double, Doble cuerpo, como la mítica película de Brian de Palma. Todos los episodios de Riverdale le hacen un guiño a una película.

Friends
Cole Sprouse, que interpreta a Jughead Jones, el narrador en Riverdale, era el hijo de Ross en Friends. El niño se ha puesto guapete al estilo River Phoenix. Su personaje no pinta mucho y cada vez que aparece no sé por dónde va a tirar, pues se ha convertido en una especie de detective junto a Betty (que va de periodista y en los cómics era mecánica de coches si no me equivoco).


Making a Murderer
El gran personaje de Riverdale, además de las chicas cuando se juntan cual zorrillas venenosas, es Kevin (Casey Cott), el gay. Supone el debut de este actor, nada menos. Siempre que abre la boca escupe referencias pop. La mejor de este episodio es cuando menciona Making a Murderer de Netflix (¿un falso culpable?). Y lo hace con un regaliz en la mano, así que Riverdale también entra en el ránking de series con regalices, que simboliza el toque naif del personaje.

En mi opinión, sin contar mucho más, Riverdale no está a la altura de su piloto. Su único atractivo es ver a sus protagonistas en plan sexy, pero la relación entre Archie, el protagonista, y la profesora es de verguenza ajena. A ver si se la cargan porque esta actriz es penosa.