21.2.17

Crítica. Órbita 9, Clara Lago y Álex González, amor retro-futurista

¿Una película de ciencia-ficción en español? Seguramente, de primeras, nos choque que se haga un producto que mira a las estrellas con dos actores españoles. Me da la sensación de que hay cierto prejuicio contra el género ci-fi made in Spain. ¿Qué nos vas a contar que no sepamos ya? Y nos ponemos directamente a comparar. Ocurrió, así que recuerde, con Autómata, con Antonio Banderas, con la que se ensañaron y, a mí, hasta me pareció entretenida.


En Órbita 9, los ojos gigantes de Clara Lago ocupan la pantalla, se ha puesto fibrosa y saca unos músculos que cuidadín. Helena, su personaje, forma parte de un experimento científico del que ella no sabe nada. Lo que parece ser un filme ci-fi (que es lo que más me gustaba) da un giro cuando se transforma en un thriller romántico con la entrada de Álex González que bien podría haber hecho de robot y nos lo hubiéramos creído. Bajona. Hatem Khraiche firma un drama retro-futurista que habla de la supervivencia del ser humano ante su inevitable autodestrucción. Hay ciertos guiños sutiles a ese futuro, como el cameo de Belén Rueda que se oculta tras un avatar de lobo. [Y qué curioso (no sé si está hecho aposta) que Helena coma unos fideos chinos que se parecen sospechosamente a los que anuncia Dani Rovira xD] Cuando entra la acción y el villano de libro, ya he desconectado. Eso sí, el final es un punto.

Órbita 9 se estrena el 7 de abril.

[con spoilers]
Álex es un científico frío que, sin embargo, a punto está de echar todo al traste porque después de un polvo se compadece de Helena. Aquí tosemos porque no hay quien se lo crea, como tampoco que pueda escapar del recinto, poniendo cámaras sin ser visto, etc., etc. Tampoco queda claro todo el tema de los padres de Helena, que Álex tenga los papeles de Helena en su casa tan ricamente. Si la cagó una vez, ¿por qué confían en él?  Toda la peripecia del personaje de Belén Rueda no tiene ningún sentido, que la acaben matando para verificar si Álex y Helena se esconden tras los avatares, con lo fácil que hubiera sido disparar directamente al cristal. Lo mismo con el embarazo de Helena. Cuando vuelve a entrar en la cápsula, ¿nadie le hace un chequeo? Ella no sobrevivirá en el exterior, pero él al parecer no tendrá ningún problema en encerrarse allí dentro. En fin.

No hay comentarios: