24.1.17

Premios Feroz 2017, alfombra roja y ganadores

En la cuarta edición de los premios Feroz, celebrada en el palacete de los Duques de Pastrana de Madrid, arrasó Tarde para la ira. Por primera vez se nominaban series de televisión: triunfaron Paquita Salas y El Ministerio del Tiempo con tres premios cada una.


Ganadores de los premios Feroz 2017: Tarde para la ira (cinco premios: mejor drama, director -Raul Arévalo-, guión, actor de reparto -Manolo Solo-, actriz de reparto -Ruth Díaz); Kiki, el amor se hace (mejor comedia y trailer); Que dios nos perdone (actor -Roberto Álamo-); María y los demás (actriz -Bárbara Lennie); Un monstruo viene a verme (música original); El hombre de las mil caras (póster); Recibió el Feroz de Honor: Chicho Ibáñez Serrador. En series: Paquita Salas (mejor comedia, actor -Brays Efe- y actriz de reparto -Belén Cuesta) y El Ministerio del Tiempo (mejor drama, actriz -Aura Garrido- y actor de reparto -Hugo Silva); Velvet (actor de reparto -José Sacristán).

Las mejores vestidas de los Feroz 2017



Belén López, de Antonio García, vestido de gasa estilo helénico. Discreto, original y elegante.

Paula Echevarría, de Dolores promesas Heaven, vestido palabra de honor con aplicaciones y tono degradado en celeste y nude. El estilo princesa nunca falla.

María León, de Antonio García, top en negro con plumas y gran escote y falda blanca larga.

De negro, discretas.

Bárbara Lennie, de Chanel, vestido negro con cinturón de tul y flores bordadas. Me sobra el cinturón.

Verónica Sánchez, de Dolores Promesas, vestido negro, con escote con transparencias y peplum, bolso rompiendo en amarillo. Alba Flores, vestido sobrio, con detalles en dorado hasta en la suela de los zapatos de Lodi.

Reguleras.

Natalia de Molina, de Carolina Herrera, vestido blanco roto, con clutch y anillo berenjena. Le marca demasiado las cartucheras.
Adriana Ugarte, de Pedro del Hierro, vestido en negro con estratégicas aberturas.
Este tipo de vestido parece de los años 90, me parece demodé.


Macarena García, de Cortana, vestido largo a rayas bicolor, casi cuadros Vichy. Parece un look de picnic. Y con bolso bandolera.

Originales.

Bárbara Santa-Cruz, de Ana Locking, vestido minifalda en crudo con plumas y plisados.
Metalizados.

Najwa Nimri, vestido metalizado en dos tonos, con gran abertura y escote.

Macarena Gómez, de Just Cavalli, vestido dorado con cinturón y gran abertura.

Apuesta por el color.

Belén Cuesta, de Carolina Herrera, vestido rojo estilo batín.
Andrea del Río, vestido estilo años 20 rojo, con peplum holgado.

Leonor Watling, de azul, sin maquillar y con un collar serpiente de Bvlgari.
Cristina Castaño, de Just Cavalli, tejidos en contraste en azul, muy Hollywood.

De traje masculino.

Leticia Dolera, de traje chaqueta en negro, con detalles de pájaros, top lencerop amarillo y tacones verdes. Emma Suárez, de Ana Locking, traje de chaqueta en negro, demasiado sobrio y mal abotonado.


 Las peor vestidas.

Rossy de Palma, de negro, con clutch en forma de hoja de afeitar y tocado.
Ana Castillo, de Elisabetta Franchi, mono multirayas.

Cayetana Guillén Cuervo, de Elisabeth Franchi, vestido de satén en gris perla, camisón. Cecilia Freire, vestido camisero bicolor.

Maggie Civantos, de Adriana Iglesias, cortina.
Ruth Díaz, de Fernando Claro, vestido de terciopelo color teja, escote asimétrico.

No sabemos cómo la dejaron entrar.

Ellos, tres estilos.

De pajarita: Antonio de la Torre
Sin nada: Alex Garcia
Con chaqueta brilli, brilli: Javier Ambrossi y Javier Calvo.


Premios Feroz 2016
Premios Feroz 2015
Premios Feroz 2014  

Curiosidades de la gala. A mí se me pasó volando porque me sentaron en la mesa ganadora de Paquita Salas. Algo raro, ya que era la única de la mesa que no tenía que ver con la serie y todos se preguntaban quién coño era yo. Al entrar coincidí con Candela Peña y su atuendo a lo Victoria Abril en Cannes pero en mal. Con el frío, llevaba encima una especie de edredón blanco. Un cuadro. La escuché decirle al director Alberto Rodríguez que a ver si la llamaba para algún papel, esto antes de saludar. A saco. Cuando nos marchábamos de la gala a la discoteca But, donde continuaba la fiesta de los Feroz, coincidí de nuevo con ella comentando otra vez con bastante poco tacto que necesitaba trabajar. Como en otras ocasiones, el cátering fue escaso y hubo un puñado de actores que, directamente, se fueron a la puerta de la cocina para asaltar las bandejas. Con el rollo Masterchef por bandera, Miguel Ángel Muñoz se coló en la cocina y salió con un plato lleno de canapés para sus amigas. Cuando Belén Cuesta ganó el primer premio para Paquita Salas, los directores y el protagonista se pusieron muy nerviosos porque, de pronto, cayeron en la cuenta de que podían ganar. Hasta que llegaron sus premios, se pasaron toda la gala hablando, riendo, levantándose de sus asientos, llamando la atención. El homenaje a Chicho Ibáñez fue muy emotivo, especialmente cuando tras los aplausos y una vez que nos fuimos a publicidad, volvió a salir al escenario en la silla de ruedas y se puso de pie para sorpresa de todos, incluido su hijo, que le sostenía. A la salida, nos fuímos a comer algo, lo único abierto era el Taco Away de Tribunal y allí que entraron un montón de actores, algunos, con sus premios incluso. Luego hubo barra libre en But y algún actor que me sorprendió porque era más bailongo de lo que pensaba.