27.1.17

Múltiple (Split): el secuestro de Shyamalan se reserva el giro más inesperado de su filmografía

(opinión sin spoilers) James McAvoy interpreta varios papeles en Múltiple, este nuevo thriller de Shyamalan con secuestro de adolescentes incluido.


La primera parte de la película (un tipo loco encierra a tres chavalas) podría aparecer en los periódicos. A diferencia de La habitación o Calle Cloverfield 10 (por poner dos ejemplos antagónicos) en Múltiple desconocemos el motivo, porque Shyamalan se lo guarda para, mientras tanto, ir analizando quién es este tipo con múltiples personalidades a través de una psicóloga de avanzada edad. Una de las tres chicas (Anya Taylor-Joy y su perturbadora mirada), nos dicen, no debería haber estado ahí. Es la rarita del instituto, para entendernos.

En la segunda parte de la película o sigues de la mano de Shyamalan o te piras. Al espectador se le desvelan los motivos del supuesto loco y entramos en otro terreno. Nos alejamos de La visita (su última película sobre otro "secuestro" de chavales) para mirar a El protegido (¿y si este loco pudiera poner en jaque a la ciencia?). Múltiple ha conseguido reconciliarme con el director tras películas absurdas como Airbender y After Earth. Tampoco me gustó La visita porque el giro sorprendente lo pillé en el minuto uno.

Pero en Múltiple 1) James McAvoy puede dar miedo y hacer reír (lo cual no es nada fácil) 2) Es un thriller que te mantiene en tensión, en ocasiones, al estilo de No respires, donde valían más las miradas que las palabras 3) Propone un tema (el del trastorno de la personalidad) desde un punto de vista insólito 4) Presientes que la cosa no puede salir bien, pero al mismo tiempo lo dudas, creando una curiosidad constante por ver "qué pasa". Y 5), definitivamente, quédate en tu butaca cuando creas que la película ha acabado porque si Shyamalan ha creado el twist perfecto ha sido aquí, con una última escena inesperada que logra dar sentido a esa segunda parte con la que te habías quedado un poco wtf. Y para explicar más a fondo este tema, tengo que empezar otro párrafo, eso sí, con spoilers. También comento más abajo la cagada del final que me deja un sabor agridulce con respecto a esta película.

Shyamalan dirige Wayward Pines, primera temporada.
Shyamalan dirige Wayward Pines, segunda temporada.
Crítica de After Earth.
Mark Wahlberg, y el ficus de El incidente.
Crítica de El incidente.

(A partir de aquí, con spoilers)

Podría ser que James McAvoy fuera el nuevo Bruce Willis de El protegido (2000) y le diera sentido a este películón de Shyamalan (El protegido es mi película favorita del director). Cuando acaba Múltiple, aparece Bruce Willis sentado en una cafetería, comentando que hace 19 años (¿?) hubo un caso parecido de un tipo en silla de ruedas, refiriéndose, claro está, a Samuel L. Jackson. En El protegido David Dunn era invencible, como lo parece ser el protagonista de Múltiple cuando se cree la Bestia. Y su álter ego, Elijah Price, el villano de la historia. Shyamalan contó después en varias entrevistas que le gustaría rodar la secuela de El protegido, con lo cual no me extrañaría nada que uniera ambos universos, con David Dunn de superhéroe y la Bestia como villano. A veces, me sacaba de la película el rapado de James McAvoy que me recordaba a otro actor, Edward Norton en American History X. Otras, me parecía demasiado obvio que la chica secuestrada fuera a vencer al malo porque le recordaría al violador de su tío. Pero el final lo esclarece todo. La chica no se salva porque tenga buena puntería y una ira acumulada por los abusos, lo hace el hecho de que sea una paria como el personaje de James McAvoy. Los losers ganan en Múltiple, porque la Bestia escapa y ella, también. Hasta Shyamalan se reserva un cameo de informático salidorro en el que dice adorar los bares Hooters donde las chavalas van con los escotes al aire. Sin embargo, hay cosas de la peli que sigo sin entender y que no la hacen redonda. Según la psicóloga, cuando su paciente se enrabieta hay una frase clave, como la kriptonita para Superman, que consiste en decirle su nombre y apellidos reales y que le hace apaciguarse. Cuando esta señora es sedada y se enfrenta a la Bestia, tiene fuerzas para escribir en un papel su nombre y apellidos reales para que luego la chica se pueda salvar (momentáneamente), pero, ¿no es capaz de decirle ella misma las tres palabras para liberarse? No me queda clara la estrategia.