12.12.15

Flesh and Bone, el lado oscuro de las bailarinas a lo Cisne negro


(subida originalmente el 7.11. 15; subo opinión del final de la serie)

Flesh and Bone se estrena el 13 de enero en Canal+ Series Xtra.

(opinión del piloto) Flesh and Bone habla de una joven bailarina que escapa de "su pueblo" (Pittsburgh) para intentarlo en la Gran Manzana. La tía tiene mucho talento y en dos días forma parte de la American Ballet Company. Lo más. Tiene que compartir piso con otra bailarina (la típica chica mala, main girl, muy fogosa en la cama) y se hace amiga de la bailarina millonetis que en sus ratos libres, rebelde, se saca unos billetes en un club de striptease. La mezcla de todo esto hace del piloto de Flesh and Bone, del canal Starz, una montaña rusa de secuencias en las que no falta de nada (y sólo he contado 10 minutos del piloto). También está el director artístico gay que va de diva, pero tiene olfato; la vieja bailarina con el perro en el regazo que manda desde el silencio (Tovah Feldshuh); el jefe de todo esto que es un francés interesante, y, por supuesto, el grupo de compañeras (por decir algo) bailarinas que ven con recelo, envidias y mala follá a la nueva.


Atención al armario de la bailarina rica que hace publi de los Jimmy Choo.
Flesh and Bone recuerda a la película Cisne negro sin llegar al toque locura, pero reúne muchos detalles de aquélla, como el sacrificio, las uñas de los pies que se caen, la ambición por ser la número uno, los estrictos regímenes, el sexo como forma de escalar, las drogas para sobrellevar la presión, las exigentes audiciones y ensayos… Es una mezcla también de las ganas de triunfar de Smash, de montar un número que rompa, con Mozart in the Jungle y esa idea de ruptura con lo establecido, de empezar algo nuevo. Lo que menos me gusta de Flesh and Bone es que son todos estos tópicos los que me hacen pensar en otras películas y series (hasta me acuerdo de Bunheads) y algunos de ellos están muy bien pensados para dejar al espectador con el WTF en la boca.


Pero también es lo que más me gusta, porque ESTA es la realidad de una bailarina: estar puteada y manejada siempre por reglas y normas, como si en vez de bailarinas fueras militares. La protagonista es un acierto, porque no parece bailarina, tiene pecho, no quiere que le hinchen el ego, es una joven, seguramente virgen, asustada, de las que agachan la cabeza cuando le ordenan algo. Esconde un pasado que se nos irá desvelando, algo nos cuentan al final, y que no parece nada de lo que enorgullecerse, más bien, se compadece. Me da la sensación de que Claire, interpretada por Sarah Hay (que, ojo, formaba parte del elenco de Cisne negro, porque todos son bailarines profesionales, no actores), será uno de esos personajes que evolucionarán de patito feo a cisne (supongo que negro). Tiene algo Flesh and Bone de Showgirls, ese punto depravado, ese lado oscuro, que no encaja realmente en el ambiente algo selecto de la danza que imaginamos.

Atención que Ivana, la señora que manda sin hablar, la del perro en el regazo, es Tovah Feldshuh: ha cambiado los zombies de The Walking Dead por las bailarinas ambiciosas.

La creadora de Flesh and Bone es una mujer, Moira Walley-Beckett, productora de Breaking Bad. De hecho, ella ha vendido la serie como Breaking Bad Ballet. POSTUREO. xD Lo mejor de todo es que es una miniserie de ocho episodios, así que espero que la cierren bien cerrada. La idea de la serie es mostrar ese lado competitivo del atleta de élite, pero también desvelar detalles que no te esperas y que sorprenden por lo crudos que son. Eso lo consigue. Me ha gustado, a ver cómo se desarrolla.

Los ocho episodios están disponibles online.
(a partir de aquí con spoilers)

Episodio 1x5. Puntazo @coctelesdeserie cuando la compañera de piso de Claire, que ha perdido la visión en un ojo porque no come y por la presión del ballet, ve cómo su madre se aleja en un bar a ligar con unos chicos de su edad. Escribe puta (whore) en la copa e intenta leerlo con el ojo tapado, y se alegra porque ha recuperado la vista, lo que le anima a apuntarse a la fiesta de su madre y levantarle el ligue.

Episodio 1x6. Flesh and Bone trata temas peliguados como el incesto: Claire tuvo una niña con su hermano a la que dio en adopción. Cuando se reencuentran, a pesar de su huida, ella se mete en la cama de él. Culpa a su padre. A su madre no llegó a conocerla. También es muy valiente hablar de una enfermedad como la esclerosis múltiple: Mia perdió la visión del ojo porque la padece. Eso la lleva a intentar suicidarse en la bañera (también hemos visto algo parecido en Downton Abbey). Por no hablar de las esclavas sexuales del barco, menores de edad vistas en un episodio anterior. Flesh and Bone no ha sido una serie con guiños populares, sin embargo, el mendigo que "cuida" del piso de Claire parece un homenaje al personaje de Robin Williams en El rey pescador, sobre todo, en este episodio en el que camina por la calle hablando de la llegada de "un dragón".

Episodio 1x8 (último). Triunfa el ballet, a costa del sacrificio: Claire se corta el pelo, la coleta, como el que rompe con su vida anterior. Eso le lleva a rechazar a su hermano-novio, que se deja matar por el mendigo-loco. Triunfa el ballet basado en una mentira, el que paga el criminal ruso por culpa de la directora que roba dinero y no lo puede devolver. Triunfa el ballet del exceso, con unos protagonistas que tragan a un profesor frustrado al que alaban en una fiesta de Acción de Gracias (muy metafórico) y que luego no recibe ninguno de los aplausos. Triunfa la envidia de los que meten cristales en las zapatillas de Claire. Triunfa la juventud USA frente a la "prima" ucraniana, dispuesta a dejar de ser bailarina, a aceptar que se acabó una etapa, para convertirse en madre. Triunfa la amenaza y la vanidad, con tal de trascender. Cuando el profesor gay frustrado le pregunta a Claire qué ha sentido al bailar, como el vampiro que quiere exprimir hasta la última sangre de su víctima, ella se limita a no darle ese placer. NO. Así acaba Flesh and Bone. Flesh and Bone es una miniserie muy cruda, y aunque está llena de golpes efectistas y personajes cliché, algunas de sus tramas son muy valientes y fuera de lo común. Para algunos ha sido demasiado lenta y oscura, que es lo que me ha gustado a mí: esa mezcla del glamour y elegancia, lo que se ve, con el lado oscuro que se intenta ocultar, y para no ser actores pues lo hacen realmente bien.  

2 comentarios:

Libros, Películas y Psicología dijo...

Excelente serie...Me encantó tu análisis :) saludos

La niña que pudo comprender dijo...

Gracias, tras algunos capítulos iba leyendo para aclarar su sentido. Y para mí, el final con ese "no",fue totalmente opuesto a la decadencia que se presenta; con cada personaje, con cada situación y sus atmósferas frívolas.. Pero realista: el ballet y el lado del cual nadie habla, anorexia, sobreexigencia, trastornos de personalidad, incesto, perfidia, etc.. Entonces, Claire, la dócil, enfocada sólo en bailar, respondiendo la negativa a la pregunta succionadora y ad portas de la máxima manipulación... Me parece irreal.. Eso no ocurre. Claire responde todo lo que quiere escuchar el profesor en la realidad. El final debió haber sido crudo, como toda la serie, grotesco. ¿Por qué la convierten en heroína, entonces?