4.9.15

Ray Donovan 3x8 Cucumber

Bridget, niña de papá más aburrida que un calcetín en Tabernas, y su pésimo gusto con los hombres (¿es Napoleón?)
Gracias guionistas de Ray Donovan, primero, porque ha vuelto Avi, la mano derecha de Ray en sus trabajitos sucios. Gracias, también, por el arranque del episodio 3x8, en el que Ray está cavando una tumba en medio del desierto, pero no sabemos para quién. Y durante el episodio sobran los candidatos. Gracias por esa secuencia tontaca de la hija de Ray, vestida de colegiala, en casa de su profe, intentando comerle la boca, mientras él, drogado porque es un depresivo, deja a entrar a la Lolita Bridget, pero luego como que se desvanece sobre el sofá para que ella se pueda aprovechar como una cosa tonta. Este chico, que es el mismo que el del parche en el ojo, bailarín frenético de Mad Men, luce una gran cicatriz en la cara, como si Aaron Staton le tuvieran siempre que desfigurar un poquito para que nos creamos que a un pavisoso le pueden pasar también cosas inesperadas. En fin, que en este episodio llamado Tulipán que debería haberse llamado pepino (ahora os cuento), hay una secuencia de ésas que tanto me gustan de Ray Donovan en la que Ian McShane se sale.
 
(con spoilers) Finney está tan tranquilo tomándose un whisky y recordando sus momentos idénticos en Deadwood cuando de pronto aparece el ex marido de su hija Varick a darle un poco la vara. Recordemos que Paige se divorció, se calzó a Ray y, ahora, Finney no le quiere ni ver. Recordemos también que Finney estaba enamorado de Varick (OJO), al que había llegado a ecribir una carta. Tremendo todo. En fin, que Varick que no quiere perder su estatus, va prácticamente a suplicar a Finney que le quiera, porque ellos se quieren, que salga del armario. "Yo no soy gay", le suelta Finney, con esa mirada de algarrobo que pone. La verdad es que entre esto y Jon Voight chasqueando la lengua mientras mueve el mojino no sé qué me produce más pesadillas. Sigo. Varick insiste e insiste, y Finney agarra el atizador de la chimenea y le golpea en la cabeza matándolo ahí mismo. Todos sabemos que Finney le amaba, que mira que hay que tener mal gusto, pero decide evitar su homosexualidad cargándose el elemento que le hace recordar que lo es. Pero ya sabemos lo del perro muerto y la rabia. Ray tendrá que ayudarle a ocultar el cadáver, de ahí la tumba del inicio.

Me está usted cayendo muy bien, pero gayer lo será tu fucking mother

(con spoilers de Cucumber) Pues bien, si has visto Cucumber (pepino) recordarás una escena similar en el episodio 1x6 en la que un hetero mujeriego se lo monta con el gay negro protagonista, pero en uno de los momentos decide que no es gay y que no quiere serlo y le atiza en la cabeza sin venir a cuento en una de las mejores escenas del año. La diferencia es que en Cucumber no hay un Ray Donovan que te limpie tus mierdas.

2 comentarios:

Marilo Martin dijo...

Jajaja q bien analizado este capítulo . Enhorabuena . Estoy esperando el próximo

Marilo Martin dijo...

Jajaja q bien analizado este capítulo . Enhorabuena . Estoy esperando el próximo