10.5.15

Crítica El gurú de las bodas, lo mejor: el doblaje

El cine de losers se nos está yendo de las manos. Más que nada porque parece que si un tío feo liga con una guapa es porque ella es una arpía. El gurú de las bodas, de Jeremy Garelick, es testosterónica hasta la nausea. Quiere ser la Despedida de soltero del siglo XXI –cambia al burro de la de Tom Hanks por el perro lamedor– pero se queda a medio camino entre El padre de la novia (tensión familiar no resuelta) y el enredo de Somos los Miller (Josh Gad alquila para su boda a un falso padrino, Kevin Hart). En realidad, la boda es lo de menos, la novia (Kaley Cuoco) no pinta nada y el gag se centra en el cachondeo padre que se pega este perdedor encontrándose a sí mismo. Eso sí, confieso: me reí y mucho en algunas escenas gracias al doblaje en español de Florentino Fernández [Crítica publicada en Cinemanía] El gurú de las bodas (The Wedding Ringer) se estrena en España el 8 de mayo.

1 comentario:

sofia martínez dijo...

Pues es la onda aunque no es una súper historia. Es una película paolmitera para pasar un buen rato, no hay moraleja ni reflexión alguna sin embargo ”El Gurú de las Bodas es una buena opción para reírse hasta que salgan las lagrimas, además el elenco es bastante, bastante bueno. Una comedia cuyo objetivo se reduce a hacer reír y entretener. Una historia descarada que demuestra lo que todos ya sabemos, la importancia de estar bien rodeados y sentirse queridos en esta vida.