5.7.14

Seinfeld, 25 años de su estreno el 5 de julio de 1989

Si tuviera que elegir mi serie de comedia favorita de todos los tiempos, no lo dudaría, sería Seinfeld. Un día decidí comprarme la serie completa en dvd y me hice un maratón, incluyendo sus abundantes extras. Esta edición se completaba con un libreto lleno de frases ingeniosas y demás curiosidades de la serie (eso sí, en inglés). A pesar de que con cualquier episodio de Friends (su eterna rival) me río pasen los años que pasen, con Seinfeld me parece que hay algo más que cuatro chistes (en un episodio me enteré que los M&Ms se inventaron a raiz de la Guerra Civil española), conlleva una crítica social que luego desarrollaría Larry David o gente como Louis CK que ha devuelto al stand up (como hizo Seinfeld) a primera línea de batalla. Más que hacerme reír, que también, Seinfeld me provoca una toma de conciencia de las cosas más cotidianas, que casi hacemos por inercia; me obliga a preguntarme si están bien o mal determinadas actitudes o comportamientos. Por eso, también me chifla Ricky Gervais (Extras es una obra maestra).

+Hablando de maratones de series en Quinta temporada: Seinfeld.
+Seinfeld, la segunda serie mejor escrita de todos los tiempos.

http://yonomeaburro.blogspot.com.es/2012/08/hablando-de-maratones-de-series-en-el.html

Cuando se estrenó Seinfeld el 5 de julio de 1989 triunfaba nada menos que Alf. Pero Jerry Seinfeld, hasta ese momento un efusivo cómico de stand up, demostraría que, sin salir de Nueva York y riéndose de lo cotidiano, podía parecer más alienígena que aquel bicho feo comegatos. La mitad de la culpa –anónimo físicamente hasta su cameo en el episodio 2x11– la tuvo Larry David, amigo de Seinfeld y un cínico hasta la náusea, que volcó sus obsesiones en George, su álter ego interpretado por Jason Alexander. Con su histriónico vecino Kramer (Michael Richards) y Elaine, la risueña ex de Jerry (Julia Louis-Dreyfuss, ahora protagonista premiada en Veep), protagonizarían algunos de los mejores episodios de comedia de la televisión.

+Teri Hatcher (Mujeres desesperadas) y su autoparodia del ep. 4x19 de Seinfeld.
+El final de Seinfeld entre los más vistos.

http://yonomeaburro.blogspot.com.es/2009/08/la-tomadura-de-pelo-de-los-precios-de.html
Mi colección de Seinfeld

+El timo del precio del dvd de Seinfeld.


Al inicio, no las tuvieron todas consigo. Las bajas audiencias obligaron a emitir Seinfeld con la exitosa y popular Cheers (1982-1993). Cuatro neoyorquinos se sentaban en una mesa del Monk’s Cafe (en el ep. 2x2 se ve la fachada real del Tom’s Restaurant) a charlar sobre sus cosas y, muchas veces, en realidad, sobre nada. Jerry, obsesionado con los Mets (con cameos como el del ídolo de Jerry Seinfeld, George Steinbrenner, que murió en 2010), Superman y los cereales (¡esos armarios de la cocina!), abría el show con una actuación frente al micro que acabaría desapareciendo porque requería un mayor esfuerzo para los guionistas que escribir todo el episodio.

http://yonomeaburro.blogspot.com.es/2011/08/ugly-americans-2x5-la-camisa-de.html

+La camisa hortera de Seinfeld en Ugly Americans.
+The Marriage Ref, la nueva serie de Jerry Seinfeld.
+La obsesión de Seinfeld por el beisbol.
+Bee Movie, Seinfeld convertido en abeja.

Cierta incoherencia en la serie –un cambio de actor (el padre de Jerry) y una violencia inaudita para una comedia (el FBI tirotea a Seinfeld en un sueño en el ep. 2x4)–, terminó con la emisión de El restaurante chino (2x6), episodio en tiempo real en el que vemos al grupo esperar una mesa durante 23 minutos. “Definió la anarquía de la serie. No pasaba nada. Ése fue el primer episodio clásico”, comentaría Seinfeld. Pero algo sí que pasaba, sólo hay que echar un vistazo a las tomas falsas diver- tidísimas del dvd, gracias a la improvisación, y al humor físico del perfeccionista Michael Richards (verle enfadarse porque los demás no están a la altura forma parte ya del humor de la serie).

+¿Errata en el número de episodios de Seinfeld?
+El homenaje de Bored to Death a Seinfeld.
+Jerry Seinfeld en Vanity Fair.
+La serie en portadas de Rolling Stone.


No teníamos el reconocimiento que merecíamos, pero estábamos orgullosos”, comentaría Jason Alexander. Gracias a un mayor presupuesto pudieron rodar en exteriores y en la tercera temporada se cambia la cabecera y hasta el mobiliario del piso de Seinfeld, uno de los habituales escenarios. Llegaron entonces los premios, Emmy a mejor comedia (lograrían 11), y Globo de Oro en su cuarta temporada (tres finalmente).

+El cameo de Jerry Seinfeld en Rockefeller Plaza.
+El cameo de Julia Louis-Dreyfuss en Rockefeller Plaza.
+El reparto al completo en portada de EW.

Podría haber continuado, éramos los número uno, pero no íbamos a hacerlo mejor”, confesaría Seinfeld. La serie acabaría en 1998, Friends, su mayor competencia, llevaba cuatro años en emisión, y decidieron apostar fuerte con un episodio largo, que huyese de la apatía, ambientado en un juicio delirante, que, aunque fue visto por 70 millones de personas en EE UU, en general, no gustó. Larry David siempre creyó que tenían que haber creado mayores expectativas. De hecho, se pensó en una última escena en la mesa del Monk’s, con George comentando: “Ha sido brutal”. Han pasado 25 años pero parece que fue ayer cuando Seinfeld resumió su alianza con Larry David: “Somos dos imbéciles intentando comprender el mundo“.

+Jerry Seinfeld, premio Webby por Cómicos, coches y café.
http://yonomeaburro.blogspot.com.es/2012/02/carteles-asi-se-baila-en-seinfeld.html

+Así se baila en Seinfeld, según Elaine.
+Julia Louis-Dreyfuss, desnuda en Rolling Stone.
+Julia Louis-Dreyfuss, icono Emmy en The Hollywood Reporter.
+Larry David, portada de Rolling Stone.

+Newman perdió peso, pero lo volvió a ganar en Hot in Cleveland.
+La broma a costa de Newman en Happy Endings.

Mis reyes de la comedia: Ricky Gervais y Jerry Seinfeld.

1 comentario:

Alvaro R. M. dijo...

Seinfeld es imperfecta, descacharrada, a veces chapucera. Hay episodios aburridos, secundarios prescindibles, chistes que - vistos veinte años después- ya no tienen gracia... Y sin embargo, es la sitcom que yo me llevaría a la isla desierta, si sólo pudiera llevarme una. Tardé años en comprender por qué era mi serie favorita a pesar de todo, hasta que un buen día descubrí que George Costanza era un álter ego que vivía en Nueva York. ¡Nos dominanaban las mismas neuras, los mismos miedos, las mismas sinrazones! Que luego descubrí que eran las mismas de Larry David, el co-creador de la serie, como bien apuntas en la entrada.
Fue mucho después de eso cuando conocí a otra fanática de "Seinfeld" que me explicó: "Es la mejor comedia que existe porque sus personajes, aunque parezcan exagerados, son iguales que la gente que uno se topa todos los días" Son mezquinos, egoístas, dubitativos, malas personas incluso si la situación lo requiere. El mundo les sobrepasa, y ellos reaccionan huyendo de las cosas, o riéndose de la gente. Seinfeld y sus amigos son gente normal". Y ahí me caí del caballo, como San Pablo.

Por cierto: Veep es lo mejor que ha dado el género de la comedia en el último lustro. El cinismo de los políticos, que no necesita ni guión.