20.1.16

España según Arrested Development: pantalón torero, el póster de Átame de Almodóvar y el bigote de machote

El póster de Átame, de Pedro Almodóvar en Arrested Development
(subida originalmente 3.6.14)
ACTUALIZO: desde el 1 de febrero se podrán ver las cuatro temporadas de Arrested Development en Netflix. POR FIN.

En mi maratón de la cuarta temporada de Arrested Development, he ido descubriendo cameos y secuencias inolvidables, pero no había escrito sobre ello hasta ahora. Arrested es una de esas comedias que todo el mundo debería haber visto, pero que ha sido menospreciada en España, donde se emitió la primera temporada en español y de las dos siguientes nunca más se supo. Cuando se anunció que resucitaba para ilusión de sus fans, me llevé una desagradable sorpresa: a nadie se le ocurrió doblar las temporadas perdidas. No tengo que defenderme de ver una serie en español, ya sería el acabose. Lo digo porque últimamente tengo la sensación de que si no ves una serie o una película en VO eres poco menos que tonto del culo. Veo las series como me da la gana. Algunas en versión original y otras, en español. Me pasó con House y me pasa con Arrested Development. Por eso, he tenido que esperar a que se emitiese la cuarta temporada en español para verla como yo quería verla. Y hay gente que me ha criticado que lo haga en español. No sé por qué. Por eso defiendo que podamos elegir y con Arrested Development en España no nos han dejado. No existen esa segunda y tercera temporada dobladas, es más, a nadie se le ocurrió que con su vuelta a alguien le pudiera interesar. Entiendo perfectamente que haya gente que tras ver la primera en español, haya saltado directamente a la cuarta. No ha sido mi caso, pero disfruté las otras temporadas en VO de otra forma- No sé si esto lo sabrán en EE UU, pero ¡qué pena! Y más cuando (y por eso he escrito este post) hay un episodio en el que se hace un guiño a España. Y, ahora, viene otra colleja, que Arrested Development no es perfecta. Una vez más, ya lo vimos en Cómo conocí a vuestra madre con losmariachis en Barcelona y en el piloto de Undercovers con el Madrid de chufla de JJ Abrams, en Arrested Development nos retratan como si los españoles fuéramos mexicanos.


En un flashback del episodio 4x13, vemos a George Michael (interpretado por Michael Cera) en España, frente a un edificio de estilo español (supuestamente un “campus hermanado UCI”), mientras suena una guitarra (un clásico) acompañando a una pareja, muy morenos los dos. Él, además, lleva una bufanda de España como si esto fuera lo más normal del mundo ¡en una tarde soleada! Además, jamás he visto a nadie en España con una bufanda roja y amarilla a no ser que sea por un partido de la selección.  


George Michael acaba en una casa en la que dos españoles (que, en realidad, parecen mexicanos, de nuevo) se enzarzan en una apasionada discusión (que para eso son latinos de raza). George Michael parece presenciar desde dentro un culebrón. Tampoco falta la guitarra estratégicamente colocada en el suelo del salón. El marido enfurecido se va echando pestes, momento que aprovecha su mujer, muy brava, para acostarse con George Michael por despecho. A George Michael le ha crecido hasta un bigote en el tiempo que pasa en España, porque los muy machos llevan bigote, faltaría más. Se ha hecho un hombre en nuestro país.


A su vuelta, le vemos colocar un póster en la puerta de su habitación de la película de Pedro Almodóvar, Átame. Luego, cuando queda con su compañero de habitación nerd viste unos ridículos pantalones hasta la pantorrilla que, según dice, son de estilo torero. Pero, ¿quién lleva eso más allá de una plaza de toros? La madre que los parió.

Por cierto, en el episodio 4x14, Buster se alista en el Ejército y, sin saberlo, se carga medio Afganistán al mando de unos drones que él cree que son videojuegos. Hasta que mete la pata y su compañero le dice que se ha cargado una pinacoteca en Madrid (¿el Museo del Prado?).

2 comentarios:

ari dijo...

Pues sólo les ha faltado meter a un grupo de viejos que sólo sepan hablar de fútbol, y a un par de políticos corruptos, para retratarnos a la perfección. No veo dónde está el problema...

Anónimo dijo...

¿Que nos han retratado a la perfección? No te conozco pero igual si que vas con un ridiculo pantalón de torero y una bufanda de España por la calle porque sí. Y también llevas bigote y en tus ratos libres eres mariachi. En fin...