25.5.14

The Americans 2x13 (finale) el futuro de Paige y la Rolling Stone

Rolling Stone con Warren Beatty, 1 abril 1982

(con spoilers) Si algo nos ha enseñado The Americans es que si aparece Margo Martindale, malo, malo. Comentaba yo en el primer episodio de esta segunda temporada que me atraía mucho el hecho de poder ver a la familia espiando unida. Paige, recuerdo, intentaba averiguar qué escondían sus padres (los pillaba haciendo un 69 por cotilla) y mi conclusión no podía ser otra que: "O mejora o Paige no tiene futuro como espía". Cuando Martindale asoma al final del último episodio (el 2x13) es para confirmarles a los Jenning que su hija es la siguiente, que les funcionan muy bien los espías de segunda generación. Mientras Phil se niega en rotundo (siempre hemos sabido que le tiran mucho los USA y más tras ver cómo muere Jared, el hijo de sus amigos asesinados), es Elizabeth la que deja en el aire que, tal vez, sea ése el destino que le espera a Paige, una causa por la que su hija pueda luchar y llenar esa pasión que le desborda (tal y como vimos en el epi 2x9  con su extraña donación). Lo cierto es que el ejemplo de Jared, que fue el que mató a sus padres, les debería acojonar un rato (cría cuervos). "La destruiría", comenta Philip. "¿Ser como nosotros?", se pregunta Elizabeth.

+La publicidad de TAB en The Americans.

Philip, por si las moscas, amenaza al jefe ruso, mientras éste hojea una revista que no es la Rolling Stone de Warren Beatty, que se ve en primer plano. Philip y Elizabeth recuerdan los sacrificios que padecieron de jóvenes y no quieren que se repita con Paige. Ha habido varios momentazos, cómo ver morir a Lee Targesen (el Tobias Beecher de Oz) acribillado por la espalda en el maletero o ese momento en el que Beeman deja en la estacada a su espía rusa, con una nota en la que le pide disculpas. A Beeman le deja su mujer por otro y él prefiere seguir espiando para EE UU sin venderse. Aquí el amor no gana, lo hace EE UU, aunque Nina se va con un buen fajo de dólares que le pasa su amante ruso. ¿Qué será de ella, volverá? El sueño de Beeman es revelador en un aspecto que puede pasar desapercibido: inconscientemente sueña que la secretaria de su jefe, Martha, y amante del alter ego de Philip, mete en una bolsa los expedientes que encuentra en el pasillo. Martha se lo contó así a Philip, que no hay seguridad y cualquiera se los puede llevar, pero, ¿por qué lo sueña Beeman? No lo entiendo.

Me encanta Martha, qué tía, cómo le dice en el epi 2x8 que tonta no es y que lo que luce Philip es una peluca. Pocas series en televisión muestran como algo natural algunas situaciones cotidianas. Por ejemplo, cuando Philip se quita el condón y ella lo tira al suelo pasándole unos kleenex. Hablan de tener hijos, pero Philip, claro, se niega. "Vamos a beber vino", se resigna ella. "¿Algún aperitivo?", pregunta él. "No quiero nada de comer, sólo beber". ¿Se podría cansar Martha de esta situación? Además, se ha comprado una pistola. ¿Tendrá todo esto relación en un futuro? No me extrañaría que Beeman acabara pillando a Martha. Si la escena del condón me pareció sublime, no puedo dejar de recordar aquella otra en la que Philip mantenía secuestrado a un tipo con esposas al que llega a limpiarle el culo tras cagar en el wc. 

"Paige pertenece a la causa", sentencia el personaje de Margo Martindale. Pues yo pertenezco a The Americans, una serie que me recuerda en muchas ocasiones a Rubicon, y que crea algunas de las escenas más chocantes de la parrilla televisiva, por su aparente normalidad. Que Paige llegue a ser o no la próxima espía podrá poner en peligro, de nuevo, a este matrimonio, separarlos porque uno de ellos se niegue a cooperar de esa manera con la causa. También podría darse la opción de que el matrimonio deje de espiar, tras traicionar a su país si se niega, fueran perseguidos y Beemen fuera el único que los puede ayudar.

1 comentario:

Ruben Quiroga dijo...

Que temporada!!, la acabo de terminar, la vi de un tiron, me fascino! el episodio 9 es el mejor de la serie, espero que nina vuelva, y martha se revele. me encanta esta serie, me intriga mas que Homeland que cada dia esta mas floja....