6.5.14

Capricornio Uno y las teorías de las fotos trucadas del viaje a la Luna

Descubro gratis en Wuaki Capricornio Uno, de Peter Hyams (1977) película mítica en la que se nos cuenta cómo el gobierno de EE UU hace creer al mundo entero que han enviado un cohete espacial a Marte con tres astronautas. Momentos antes del despegue televisado, obligan a los astronautas a salir, el cohete despega y ellos son trasladados a un plató de cine desde el que simulan estar pisando Marte. Todo es un paripé, hasta que hartos de ser manipulados, los astronautas escaparán de su escondite. Los protas son los jovencísimos y todos con pelazo James Brolin, Sam Waterson (el jefe de Will en The Newsroom) y OJ Simpson, cuando aún era un héroe antes de ir a juicio por matar a su mujer. Un periodista es el que irá tirando del hilo y es genial ver a Elliot Gould (Ezra, el otro padre de Ray en Ray Donovan), ir de fanfarrón con el cigarro pegado en los labios. Como cameo inquietante aparece Telly Savalas, el inolvidable Koyak sin su chupachús pero con una mala baba que es lo más gracioso de la peli.

Pues bien, lo mejor de la peli es que supuestamente narra lo que muchos pensaron en su momento: que el viaje a la Luna en los años 60 no se realizó nunca, por falta de tecnología, básicamente. Las pruebas de los escépticos fueron las imágenes y las fotos supuestamente trucadas que se tomaron en ese viaje. Para cada una de las controversias hay una respuesta que descarta que todo fuera un montaje de Nixon, pero es muy divertido seguir pensando que ese viaje fue tan fantasioso como una película de Hollywood.

Aquí he reunido algunos enlaces sobre la conspiración. Que Kubrick escondiera tantos guiños en El resplandor relacionados con el viaje del Apolo 11 es para mí la prueba de que hubo algo que no se contó, que el rumor de que Kubrick fue contratado para rodar el viaje a la Luna, tras estrenar 2001, con la tecnología que le había prestado la NASA, podría ser cierto. Pero, bueno, han pasado muchos años desde 1969, y en tantos años –ojo, casi 50– no hemos conseguido colonizar nada, como siempre se pensó. Es raro, ¿no?


No hay comentarios: