30.4.14

Opinión. Penny Dreadful (Showtime), claves y curiosidades


Penny Dreadful es la nueva apuesta de terror que podría competir (o lo intentará) con American Horror Story (con pinceladas sexuales a lo True Blood). Se estrena en Showtime el 11 de mayo (se ha adelantado el estreno, ya está disponible) y sus dos primeros episodios (serán ocho) los dirige Juan Antonio Bayona (Lo imposible). Creada por el guionista de Gladiator, John Logan, y producida por él y Sam Mendes, sigue los pasos de un grupo, encabezado por Josh Hartnett, Eva Green y Timothy Dalton que se enfrentarán a todo tipo de monstruos de la literatura clásica (veremos vampiros, Drácula, la criatura de Frankenstein, Dorian Gray, Jack el Destripador…).

Subido originalmente el 23.04.14. Esta entrada se irá actualizando.
(contiene spoilers de los siguientes episodios)
1. Night Work




En el tráiler largo vemos quién será la criatura, sólo nos muestran las cicatrices de la cabeza, pero se trata de Rory Kinnear, más popular por ser el ministro humillado de la primera entrega de Black Mirror.

El vampiro de ojos rojos aparece ya en el piloto y parece ser clave.

Reviews, datos y curiosidades de los episodios (puede contener spoilers)

1x1 Night Work.

Desde el minuto uno, Penny Dreadful se nos muestra como una historia clásica de monstruos, de las de toda la vida. Nada de vampiros True Blood como pensaba, ni sexo a granel; tampoco es una American London Horror Story. Ambientada en la ciudad inglesa en la época victoriana (1891), todo lo que va acontenciendo durante la hora larga que dura (se hace larga) respira ese ritmo pausado de las películas de época. Y sus habituales escenarios. Un circo donde muestra su maestría con la pistola Ethan (Josh Hartnett) pegando tiros al indio de turno; un fumadero de opio, tapadera de unos vampiros estilo Nosferatu; unas casas sucias, inmundas, donde la policía descubre a una familia descuartizada, piensan, por Jack el Destripador; una deprimente sala donde los estudiantes de medicina hurgan en muertos sin nombre... escenas que hemos visto en el cine y, sobre todo, imaginado al leer estos clásicos tantas veces versionados. Hay momentos de acción, pero olvídate de espectacularidad: los monstruos no parecen tan invencibles en Penny Dreadful, de hecho, no parecen tan malos. Es fácil matarlos, demasiado. En ocasiones, me recuerda a la atmósfera del Drácula, de Coppola, tiene ese cuidado, lo cual es de agradecer (el maquillaje no canta, por ejemplo). Hartnett es como aquell Keanu Reeves un poco perdido, que se introduce en un misterio del que no entiende nada (como si fuera el espectador). Eva Green y Timothy Dalton sí saben lo que se esconde en esos pasadizos llenos de sangre, su meta es encontrar a la hija desaparecida de él, sir Malcolm. Frente al circense joven y amante ocasional (le vemos el culo mientras se lo monta con una desconocida apoyado en un carromato), la pareja ejemplifica ese Londres del lujo, ajeno al crimen y a la necesidad. De la cantina donde Vanessa Ives contrata a Ethan Chandler al club con invitación donde sir Malcolm contrata al doctor Frankenstein. Dos mundos que se unen y que se ven atacados por las mismas fuerzas del mal. Pero, ojo, como dice la enigmática Vanessa, criaturas que sufren, almas atormentadas. Demimonde. "Todos tenemos nuestras propias maldiciones", reflexiona. Nadie está a salvo. "Believe" (¿cuántas veces hemos escuchado esto?), le dice a Ethan al echarle las cartas. El piloto está muy bien dirigido, siempre hablando en términos de misterio clásico, y contiene algunos detalles originales, como ese jeroglífico escondido; esas inquietantes visiones de Vanessa Ives mientras reza, casi autoexorcismos; los escarabajos carnívoros; "la maldición de la sangre"... ¿Está maldita Vanessa Ives, que asusta hasta a los pájaros? ¿Era necesario reclutar a un tipo como Ethan, por qué? "El jefe está más cerca de lo que crees", le dicen los vampiros: ¿quién corta el bacalao? ¿por qué secuestraron a la hija de sir Malcolm? Al final, el doctor revive a su Adam (esta secuencia está muy bien), llora, se siente como un dios y el monstruo coge su lágrima y se la coloca en su ojo seco. Pensé que este monstruo iba a ser interpretado por Rory Kinnear, será más adelante entonces. En definitiva, Penny Dreadful es una serie de monstruos clásica, muy cuidada, que, aunque recuerde, se aleja de La liga de los hombres extraordinarios (Dalton a lo Sean Connery, pero infinitamente mejor, claro). El piloto abre muchas tramas, aunque echo en falta más ritmo, acción, tal vez, la falta de costumbre. Pero el nivel es alto para una historia que se desarrollará durante ocho horas. La primera da una buena dosis de misterio y de terror, pero necesitamos malvados de verdad. El fotógrafo de la policía se pregunta por la dignidad de la mujer descuartizada antes de inmortalizar su asesinato. Hoy sería impensable, la acribillarían con móviles. Eso es Penny Dreadful, una historia de las de antes, algo que faltaba en televisión.   

1x2 Seance (18 mayo)

4 comentarios:

Elvira dijo...

He visto el primer capítulo y coincido en muchas cosas, está muy bien rodada pero a la vez se ha hecho un poco largo el capítulo, aunque tenían que introducir la historia.
La sombra de La liga de los hombres extraordinarios está ahí (donde no trataban a Frankenstein, curiosamente), sobre todo me ha hecho recordarlo con el pistolero americano, aunque aquí no es ningún alevín de un FBI/CIA en pañales.
Por cierto, la hija de sir Malcolm Murray (dicen poco su apellido) es Mina, o lo que es lo mismo, Mina Harker de casada, la protagonista de Drácula (Winona Ryder en la peli de Coppola).

Series Anatomy dijo...

Tiene cosas interesantes, pero no también hay aspectos que no me han terminado de convencer. Aquí os dejo mi opinión por si tenéis curiosidad ;)

http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/07/la-nueva-familia-monster-de-showtime.html

Saludos!

LILIVAL dijo...

CONCUERDO QUE ES LA LIGA EXTRAORDINARIA, PERO ACA LOS CHUPASANGRE ESTAN DEL OTRO BANDO, ESO SI APORTA ALGO NUEVO QUE NO HABIA VISTO EN OTRAS SERIES NI PELICULAS,LOS EGIPCIOS ENTRAN EN EL BAILE, CON AMON RA Y AMON NO SE QUE, ENTRETENIDA, ME GUSTA ESE AMBIENTE OSCURO Y MISERABLE DE LA EPOCA.

sofia martínez dijo...

¡Demasiada sangre para mi gusto! Me parece que una serie plagada de personajes formidables y grandes actuaciones. Definitivamente el no ha podido ser más positivo: la serie ha sido definida como "imprescindible", "espectacular, impactante y prometedora" y se ha valorado especialmente tanto la escenografía como el trabajo de fotografía que nada tiene que envidiar a una producción cinematográfica. La nueva temporada temporada está lista y de verdad promete muchísimo, ojalá logre sorprendernos y engancharnos con esta segunda etapa.