17.11.13

Un fin de semana en Gijón (Asturias)


Fin de semana en Gijón, aprovechando el tiempo al máximo. Avión ida y vuelta con Ryanair, de estos pequeños que no dejan de moverse en el aire y con un ruido insoportable. Llueve en Gijón, menos mal que voy al festival de cine (mi primera vez) donde vemos buenas películas y qué decir de cómo se come en la ciudad asturiana. Nunca falla. Botellas de sidra casi como escudo de la ciudad, con ellas levantan este árbol verde en pleno pasero marítimo. Parece de Navidad, y quiero pensar que lo es. Además de un símbolo muy de aquí, ecológico.

Más viajes.

Restaurantes en Gijón: Casa Zabala y La Galana.

Nada como aprovechar la mañana del sábado sin agua para hacerte la típica foto tonta que parece que te sientas encima de la escultura gigante de Chillida. En la inauguración del Festival de Cine de Gijón 2013 le hago esta foto a la portavoz del jurado esa noche, la actriz Aida Folch que parece otra con ese tupé. Me gusta mucho como actriz.

Primer día en el Festival de Cine.
Segundo día en el Festival de Cine.


La organización del festival me hospeda en el hotel Begoña, muy cerca del Teatro Jovellanos que es donde se hacen la mayoría de los pases. Me llama la atención la pequeña terraza que da a la calle y que tiene una mesita y una silla, y se cierra con un biombo. Esta terraza da a una iglesia y hay un tipo con un acordeón pidiendo que no para de tocarlo durante horas. Un hilo musical insoportable. Y La Botica Indiana, un local con encanto en el que ponen cócteles y que conozco gracias a que nos tuiteamos a través de @coctelesdeserie


Es imposible no comer bien en Gijón. Ya os contaré mi experiencia con el menú de Casa Zabala y el tapeo con sidra escanciada en La Galana, pero os dejo este cartel para que veáis cómo se las gastan. En el restaurante Mercante, por 12 euros, podías comer hasta tres platos (pastel de cabracho o fabada con lo que me gustan) y postre. Un pasote, aunque no he comido nunca en este local, así que no sé si merece la pena el atracón.


Genial esta boda en la que hay un grupo de gaiteros amenizando la salida del matrimonio de la Iglesia.

2 comentarios:

Torci dijo...

Vaya casualidad, Mariló. Seis años he estado viviendo ahí y justo este que me mudo y me pierdo el festival... ¡La que vas eres tú! Una pena, pero la próxima vez avisa y te recomiendo mil cosas ;)

Anónimo dijo...

Muchísimas gracias por tu visita a nuestra Botica de la Plaza Mayor de Gijón y por citarnos en el blog. Seguimos en contacto por Twitter.