19.11.13

The Walking Dead 4x6: el rey del parche ha vuelto Gobernator!


(con spoilers) Como el lobo feroz, el Gobernador mostraba la patita (el parche en el ojo) en el último episodio (4x5). En ese momento, me dije, éste sí que es un cliffhanger, aunque no escribí sobre ello porque esta temporada de The Walking Dead no sé hacia dónde va. Y encima el Gobernador no había salido hasta entonces. Pero, por fin, sabemos de él. Y el tío está solo. El episodio 4x6 comienza con una extraña sucesión de escenas en las que el Gobernador parece estar tocado del ala y ha quemado su pueblo: con las llamas a la espalda que quedan mejor, porque lo que es la humareda del edificio con los efectos especiales de Érase una vez son de traca. El Gobernador se ha pasado dos meses en "La carretera", como Viggo Mortensen, pero con las pintas (y parche incluido) de Jeff Bridges en Valor de ley. Nos da miedo. Ha estado vagando solo, sin rumbo. ¡Hasta habla de sí mismo en tercera persona! Miente con su nombre: les dice que se llama Brian Heriot porque ve una pintada en la pared. Sobrevive caminando tan lento como los zombies pero driblándolos cuando se le cruzan (esto es muy Aterriza como puedas). Y topa con una familia buena, con dos mujeres temerosas que no harían daño a nadie (de hecho jamás se han enfrentado a un zombie porque somos tontitas y no nos valemos por nosotras mismas aunque tengamos pistolas), con un hombre moribundo que lucha contra su cáncer y con una idílica jovencita que le recuerda a su hija. Todo es perfecto y es así, no hay más. El Gobernador pasa los días allí, entra en un hospital jugándose la vida por conseguirle la bombona de oxígeno al viejo, se corta el pelo, juega al ajedrez con la niña que pinta en el ojo del rey un parche (EL REY), mata al padre cuando se convierte en zombie a punto de atacarlas y se lo carga con la misma bombona (lo que me recordó a la peli Irreversible), lo entierra, se trajina a una de las mujeres, rescata de una horda de zombies a la niña... Vamos, que no se ha aburrido. Y todo prácticamente enmudecido (con la que habla es con la niña, ¡acabáramos!). Es un héroe, incluso podría ser como Rick (RICK NO VUELVAS). Nos cae muy bien, como nunca. Si a mí me gustaba siendo malo, ahora ya me derrito. Este Gobernador parece querer pasar página, quema la foto en la que aparece su familia, está dispuesto a seguir adelante, pero... cae a una zanja con la niña y es encontrado por uno de los suyos, que logró huir. El Gobernador ya no piensa en sí mismo, sólo en proteger a esa niña, de la que sí se puede hacer cargo. Salvarla a ella es un poco salvarse a sí mismo también. ¿Y cuál es la moraleja? En tiempos apocalípticos, aunque huyas, habrá quién te reconozca.

Final de la tercera temporada.

3 comentarios:

PRG dijo...

A mi el capitulo me ha gustado, pero sobre todo porque la trama es calcada a la novela The Walking Dead: El Gobernador. Obviamente hay muchos cambios, pero la historia principal es la misma. Tanto que llegó un momento que si no llega a ser por el parche en el ojo habría pensado que eran flashback lo que veíamos (la historia de la novela es anterior a la llegada del Gobernador a Woodwory).

nico manu dijo...

Gustado nada … a quien le importado la niña. donde estan los demas ¿ donde esta daryl, rick ya parece game of thrones. Matando a los principales Que apareceran caminantes blancos tambien.

nico manu dijo...

Gustado nada … a quien le importado la niña. donde estan los demas ¿ donde esta daryl, rick ya parece game of thrones. Matando a los principales Que apareceran caminantes blancos tambien.