19.9.13

Crítica The Bling Ring, de Sofia Coppola, cuidado fashionistas y egobloggers!


The Bling Ring se estrena en España en octubre, pero en EE UU ya está en dvd y en iTunes... ¿Qué incita a unos chavales a colarse hasta ocho veces en casa de Paris Hilton para robarle sus zapatos de marca, sus joyas y bolsos, hacerse fotos con ellos y subirlas a Facebook?

En el medio, el descubrimiento de la peli: Katie Chang.

¿Quién derrocharía el dinero sustraído en las mansiones de Orlando Bloom o Megan Fox en la zona VIP de una discoteca, mientras presume de sus fechorías entre rayas de coca y contoneos provocativos en la pista de baile?


El momento más loco es la aparición en la disco de una botella gigante de vodka.

Emma Watson, chachorra Juicy Couture, con su hermana y Taissa Farmiga, una amiga adoptada

Más info sobre la peli y Taissa Farmiga.

En The Bling Ring, Sofia Coppola construye con (como siempre) sugerentes imágenes y buena música, una historia increíble pero cierta, protagonizada por inconscientes niños de papá, con la única aspiración de disfrutar de la vida sin tener que dar cuentas a nadie.

El zapatero real en la casa de Paris Hilton

Si el famoso deja la llave debajo del felpudo, ¿por qué no usarla? Una metáfora del todo vale: lo gratis está al alcance de la mano. ¿Para qué pagarlo?

Venden lo robado, tremendo todo.

Fiel a determinadas marcas (que igualmente la veneran), la directora lleva al límite la obsesión de los egobloggers por ser modelos a imitar; la ilusoria esperanza de llegar a ser tan popular y fantástica como las estrellas de los (falsos) realities. Ha explicado que no pretende hacer moralina con este drama surreal, pero sí se pueden descubrir algunas claves que indican lo contrario.


Supongo que harta de que tachen de superficial algunos de sus alegres guiños fashionistas (las Converse en Maria Antonieta, por ejemplo), encuentra una manera de alejarse, como amante de las tendencias, de este otro tipo de personajes abducidos por una fantasía enfermiza. Es la televisión y las propias celebrities los que crean estos monstruos.


También esos padres que desayunan en silencio y conviven con unos hijos a los que no ven nunca.

Los títulos de crédito del inicio.

Si su quinto filme arranca con un primer plano de un collar en el que se lee Rich Bitch (y su nombre al lado) acaba con una Lindsay Lohan encarcelada por un robo. Dos mujeres, niñas de papá (Coppola y Disney) con una trayectoria vital opuesta. The Bling Ring no es su mejor película, pero ataca a parte de esos fans que la adoran. Y eso es muy valiente.

A mí me chifló Somewhere, su anterior película (Stephen Dorff aparece entre los agradecimientos de The Blig Ring, pero no así Kristen Dunst que sí aparece en la película. No se entiende).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Dios mío, ¿esto es una crítica?

Anónimo dijo...

Dios mío, ¿esto es una crítica?

Mariló García dijo...

Díos mío?