30.9.13

Breaking Bad 5x16 Felina ¿ha sido un buen final?

Breaking Bad llegó a su fin. A pesar de haber tenido algún altibajo, la serie de Vince Gilligan entra ya a formar parte de mi Top5 de las mejores series de todos los tiempos. Pero, insisto e insistiré hasta que pase lo contrario, como Los Soprano ninguna, incluido su final. ¿Ha estado el final de Breaking Bad a la altura?


(análisis con spoilers) Qué final le das a un tipo como Walter White, después de haber visto otros finales de tipos difíciles como los de Tony Soprano, House o Dexter. Walter merecía morir, eso lo tenía claro, igual que Jesse merecía vivir. La ficción tampoco es justa, pero en la mente de Gilligan esto tenía que ser así. Las acciones de los personajes provocan consecuencias y todos, en mayor o menor medida, han podido elegir. Jesse ríe a carcajada limpia al final del episodio, mientras se aleja para siempre del señor White, como el señor Rosa de Reservoir Dogs, pero ni siquiera estando herido. Jesse, por fin, es feliz, se lo cree, sabe que Walter está gravemente herido, que no volverá. Heisenberg ha muerto, por fin es libre. Posiblemente cuide de Brock o inicie una nueva y solitaria vida en Alaska, cada cual que piense lo que quiera. Gilligan le lanza a la carretera con ganas de vivir.

Mejor morir que vivir sin libertad, leemos al comienzo en la matrícula del coche [explico: el episodio 5x1 se llamaba así: Live Free or Die, y Walter decide morir matando]. Walter sabe que va a morir, lo que le da al personaje un aura durante todo el episodio de muerto en vida. Walter tiene claro un par de cosas: que debe dejar cubierta a su familia (y no sólo por el dinero, también frente a la policía) y que debe acabar con el incipiente imperio de Todd-Lydia que pueda hacer sombra a su legado Heisenberg. Si él no cocina no lo hará nadie. En el episodio todo sucede bastante más rápido de lo que me imaginaba, más que nada porque Gilligan se salta la secuencia en la que podríamos haber visto por qué la casa de Walter está destrozada, con la pintada de Heisenberg [muchas veces ha ralentizado la acción sin venir a cuento repitiendo temas ya sabidos, esta vez consideró no hacerlo]. Hay despedidas que se veían venir como la de Skyler. Ya sabíamos que Saul no volvería a aparecer, me sorprende que lo haga Marie, pero eso sirve para aclararnos que una vez que Walter desaparezca, Skyler podrá contar con su hermana, que no estará sola.

El tema metralleta viene de lejos...

Walter se ayuda de aquella pareja con la que montó la empresa que apareció en la tele en el penúltimo episodio para hacerles llegar el dinero a su hijo Flynn. La amenaza es muy pueril, los colegas de Jesse apuntan con unos punteros rojos. Tanta explicación de Gilligan, la obsesión por tenerlo todo bien atado, que cualquier pregunta del espectador sea respondida está en este caso fuera de lugar. Me sorprende para bien que Walter cuide del futuro de sus hijos de esta manera, así la policía no sospechará del dinero de esta pareja de benefactores; pero es innecesario el paripé que monta para tenerlos acojonados. Creo que este montaje de los punteros nos pone en predisposición para creernos la siguiente escena McGyver que nos tiene preparada, que es lo peor de este episodio y posiblemente de la serie. Cómo puede Walter si está más solo que la una cargarse a Todd y todo su equipo. Con ingenio. Así es como monta una metralleta que dispara sola gracias a un mando a distancia. Demasiaso rocambolesco para mi gusto. La única gracia es que uno de esos disparos acaba en el bazo las tripas de Walter [9 de cada 10 médicos consultados me aseguran que no es el bazo]. Es él mismo el que se hiere mortalmente. Jesse tiene la oportunidad de rematarlo, pero al ver la sangre, no se implica. Él ha estrangulado a Todd con las esposas, no hace falta más. Que Jack esté moribundo y le pueda confesar a Walter dónde está el resto del dinero es la prueba de que Walter ya no necesita ese dinero sangriento del que se ha obsesionado. Antes de que Jack dé la última calada a su cigarro y le vacile de no decirle dónde está el dinero, Walter le dispara en la cabeza. La sangre salpica a la cámara. Es la primera vez que Walter no tiene miramiento ninguno. En ese momento es Walter matando lo que queda de Heisenberg. Que su cara se refleje en el bidón, que lo acaricie, que se pasee por la cocina donde se fabrica la metanfetamina que le inició en este calvario, es su último adiós. Llega la policía, es el fin, cae al suelo y no hay tiempo de nada más mientras suena Baby Blue de Badfinger.

Antes se ha despedido de Skyler, de su bebé en la cuna, de su hijo Flynn que no le ve, mientras se aleja tras un cristal empañado. Walter puede decir adiós a los suyos. Hasta tiene un recuerdo de Hank, cuando éste, al inicio de Breaking Bad, le animaba a tener una vida con más emoción. No si ahora es Hank el culpable... Walter regresa no sólo para despedirse de Skyler, también para confesarle donde está el cuerpo de Hank, dándole las coordenadas de la lotería. Por un momento pensé que le iba a tocar el gordo (¿después de tanto tiempo?) pero no, le sirve a Walter para exculpar definitivamente a Skyler. Y es en esta escena donde está la mejor parte de este episodio, que no tiene nada que ver con la metralleta McGyver, el ricino en la Stevia de Lydia (con la que la mata, para algo estaba guardando el maldito cigarro) ni las aparentes toses que dan grima. Cuando Walter insinua a Skyler por qué ha hecho todo lo que ha hecho y Skyler, en caliente y ya cansada, le espeta que no vaya a mentar de nuevo a la familia, Walter le interrumpe: "Lo hice por mí. Porque me gusta. Estaba realmente... estaba vivo". Por fin, Walter dice la verdad, aunque continúe mintiendo en el resto del episodio. También incita a Jesse a que lo mate, diciéndole que quiere que lo haga. Si Walter no hubiese estado herido, Jesse le habría disparado, y el final de Breaking Bad hubiese sido otro. Pero el final es éste: Heisenberg, el que inventa la metralleta loca, a lo Scarface siglo XXI mata a Walter, uno de esos disparos acabará con él. Ningún otro habría podido acabar con el mayor criminal de la historia de EE UU. Heisenberg mata a Walter y fin de la historia. Una muerte por accidente, eso sí, con alevosía y premeditación. El rey Heisenberg ha muerto, ¡viva el rey!

Todas las entradas en el blog sobre Breaking Bad.

23 comentarios:

Roberto García Orenes (a.k.a. Maquia) dijo...

Totalmente de acuerdo contigo en relación a lo mejor del capítulo: la conversación con Skyler y la confesión de por qué lo hacía. Al igual que en toda esta quinta temporada, las conversaciones entre los personajes han sido lo mejor (Hank y Walter, Hank y Skyler, etc.).
Muy bueno el post.

Daniel Sanchez Funez dijo...

Es muy difícil agradar en el último capítulo , este por algún detalle perdonable es de los mejores finales , lo deja todo bien atado como quería cuando empezó la serie que no les falte de nada a los hijos.

EL INTERNO dijo...

Perdón, y el artilugio de la silla de ruedas de Salamanca no te preparó para aceptar este de la metralleta?

Swarley dijo...

"Live free or die", la traducción mas acertada seria "Vive libre o muere" , no hace falta irse tanto por las ramas...
Y en cuanto a la secuencia de la destrucción de la casa, creo que ya quedó claro en el anterior episodio cuando el Sr. X se lo cuenta en su refugio de New Hampshire...
Y el artilugio de la ametralladora, es totalmente factible...a lo largo de la serie Walter White ha demostrado sobradamente que lo de profesor de instituto se le quedaba corto...fué el quien diseñó la maquinaria para el "laboratorio movil", la bomba del tio Salamanca y aquella "bateria" cuando se quedan tirados en el desierto, asique este ultimo artilugio debió resultarle hasta facil....

Swarley dijo...

Ah...y el bazo se encuentra en el lado izquierdo del cuerpo, mas bien creo que le da en el hígado...

Miss Whatever dijo...

De fondo, escuchamos Baby blue, de Badfinger, la canción perfecta para el final. Walt disfruta una última vez de lo mejor de su vida hasta caer al suelo muerto. La cámara se va alejando al más puro estilo Lost, sólo le faltaba cerrar los ojos. Y así, fue la metanfetamina (Felina) la que lo empezó todo, pero también con la que termina: Walt tuvo lo que se merecía.
Es un episodio genial, no os lo voy a negar. El broche de una serie que nos ha enganchado capítulo a capítulo. Y respondiendo a la pregunta con la que inicié el post, sí, es un final digno de Breaking Bad, pero quizás haya podido decepcionar a muchos, en parte hasta a mi. En mi opinión, han faltado algunas últimas buenas escenas, como una despedida decente con Jesse o quizás verlo cocinar una última vez. Y desde luego no podéis negar que desde la muerte de Hank la tensión de la serie disminuyó mucho.
Por ello, aunque repetiré hasta la saciedad que me ha encantado el final y, sobre todo, la temporada, el capítulo no ha conseguido mantener el nivel de Ozymandias, que en mi opinión se corona como el mejor capítulo de la temporada y, por ello, casi lo considero el final real y los dos capítulos restantes una especie de epílogo.
Desgraciadamente, Breaking Bad ha terminado y será muy difícil reemplazarla. We'll miss you, biach.
Si quereis leer mi review completa, aquí teneis http://notodopuedeserlost.blogspot.com.es/2013/09/breaking-bad-felina-series-finale.html

EL INTERNO dijo...

Pues por el sitio donde se ve q fue herido, los órganos lesionados pueden ser riñón o intestinos. Aunque balas de semejante calibre pueden ser de fragmentacion y lesionar más estructuras. Por lonquieren demora en morir diría q lesionó intestino. Si, soy medico.

Anónimo dijo...

"Walter merecía morir, eso lo tenía claro, igual que Jesse merecía vivir."
esta frase no puede ser más estúpida y moralinas. rajoy merece morir, Walter White ha sido un puto héroe haciendo loq ue todos hubíesemos hecho en esas circunstancias y con su inteligencia. Qué puta manía con ofrecernos series salvajes como Dexter y Breaking Bad para luego limpiarse las manos de la forma más cobarde. Walter y Dex son putos heroes que no merecen morir. coño ya.

Anónimo dijo...

Estoy con el anónimo de aqui arriba, bien dicho!

Anónimo dijo...

He leido muchas reviews hoy, y tengo que decir, sintiendolo mucho, que esta es la peor. No es mala en si, pero no has entedido puntos muy importantes (y no muy complicados, la verdad) tanto del capitulo, como de la temporada como de la propia serie. Empecemos por esa traduccion un tanto desastrosa, se puede interpretar que "live free or die" significa lo que comentas, pero en ningun caso se puede traducir de esa manera, simplemete porque no es lo que pone, la frase real es mucho mas abierta.

Sigamos por uno de los momentos mas importantes y sorprendentes de la finale: la visita a Gretchen y Elliott. Se daba por hecho que Walt volvia a Albuquerque empujado por su propio ego para matar al matrimono Schwartz, sin embargo resulta algo decepcionante ver que, a pesar del golpe maestro de utilizarlos para hacer llegar a su familia el dinero que ya creia perdido, esto no va ocurrir. El giro de guion siguiente es billante. La intervencion "pueril" que comentas no solo sirve para dar al capitulo el tono de humor que ha tenido desde el primer capitulo (y despedir a dos personajes muy queridos sin resultar forzado) y para cerciorarse de que el dinero va a llegar a su hijo, sino que Walt/Heisenberg tambien consique asegurarse de que la pareja va a vivir con miedo probablemente hasta el final de sus vidas, mirando por encima del hombro a cada instante, encerrados (metaforicamaete) e la amenaza de recibir un dispero en cualquier instante, sin libertad en el sentido mas amplio dela palabra, por tanto bien podrian estar muertos (live free or die).

La destruccion de la casa no necesitaba explicacion, esta ya se dio en el anterior capitulo, a menos que prefirieras ver a los "turistas" que comentaba Mr.X destrozar la casa en vez de a Walt resolver los cabos sueltos antes de morir.

En cuanto al invento McGyveriano, si, puede chirriar un poco, pero conociendo los antecedentes de Walter desde luego me resulta mucho mas inverosimil el hallazgo de las llaves del coche robado o la forma de descubrir la vivienda actual de Gretchen y Elliott que la fabricacion del brazo para la metralleta. Desde el principio de la serie se ha dejado claro que Walter es un genio (una de las razones que lo llevan a tomar el camino que tomo), y si eso te parece inverosimil, mas o igual lo deberian de ser las resoluciones de capitulos como el del cuartel de Tuco, la caravana sin combustible, el robo al tren, la bomba que mato a Gus Fring, los imanes... esto es parte de la tonica de la serie, si te empiezas a sorprender en el ultimo capitulo hay algo que no funciona.

Daniel Sanchez Funez dijo...

Siempre se mueren los mejores

Mariló García dijo...

Al ataque! Perdonad que no haya contestado pero estoy de viaje (y sigo en ello). Intentaré daros réplica y en el mejor de los casos corregir algunos errores del texto (esto es lo que tiene ver el epi, escribir del tirón e irte de excursión por Reikiavik, donde estaba cuando terminó Breaking Bad).

Mariló García dijo...

Daniel, es difícil que el último episodio de una serie tan seguida contente a todos, pero ésa es la diferencia que la puede hacer o no una serie de culto, indiscutible. Breaking Bad ha mantenido un nivel excelente durante todos estos años, pero siempre ha pecado de querer tenerlo todo bien atado, demasiado. A mí en este final me ha faltado alma, ver más tiempo a Jesse, disfrutar de la interpretación de Bryan Cranston, no sólo de sus silencios. Por eso, si algo destaco es cómo han solucionado el tema de darle el dinero a los hijos, que como bien dices, en principio, es el leit motiv de la serie. Es lo único que no me esperaba, que esta pareja reapareciera, un as en la manga de Gilligan , sin duda. Lo demás, ya nos lo habían ido adelantando desde el comienzo de la temporada y me ha resultado previsible.

Mariló García dijo...

El interno, entiendo que Walter sea un manitas, el McGyver de Albuquerque y que Gilligan apueste siempre por el humor, si es negro, mejor. Quería terminar a lo Scarface, pero ¿cómo va a ser Scarface un tipo como Walter? Pues inventando un arma que acabe con los nazis. El problema es que eso visualmente es un trago de mucho cuidado. Que encaje todo es tan inverosímil que se pierde el chiste.

Mariló García dijo...

Swarley, no anoté nada del episodio y lo escribí de memoria. La matrícula, efectivamente, dice en inglés: Live Free or Die, que es como se llama el primer episodio de esta última temporada. Un guiño al fan, ni más ni menos. No me voy por las ramas, ése es el sentido de todo este episodio: morir matando, como hace Walter. Mejor morir a no poder vivir en libertad.

Mariló García dijo...

Swarley / El interno: si el bazo no es aceptado como animal de compañía pongamos las tripas y acabemos con el asunto.

Mariló García dijo...

Miss Whatever, con Ozymandias a mí tampoco me hubiera gustado que acabase Breaking Bad, hubieran quedado muchas cosas por cerrar. Pero sí es verdad que siempre ha mantenido cierto nivel que otras series no consiguen.

Mariló García dijo...

Anónimos, los asesinos NUNCA son héroes. Y Dex (SPOILER) no muere. Son opciones válidas. En el caso de Walter él es el causante de su propia muerte, nadie lo mata, se lo hace él solito.

Mariló García dijo...

Anónimo, creo que he respondido más arriba. Pero insisto, no me importa.

+La frase literal es un título de un episodio y una matrícula, en efecto, pero siempre hay que ir un poquito más allá, a lo Emiliano Zapata.

+Walter no consigue nada matando a la pareja, sabíamos que no los iba a matar. No caí en que fueran ellos los que dieran el dinero a Flynn, eso sí me gustó, tal y como comento. Es pueril el tema punteros porque los colegas de Jesse nos han caido mejor desde que hablaron de Star Trek y Babilon 5, pero antes eran unos pringados que no nos interesaban lo más mínimo. Gilligan les da una importancia que no se entiende. Salen más ellos que Jesse. No tiene sentido. Que esta pareja que está forrada viva atemorizada por un tipo como Walter que quieres que te diga. En fin, que no encaja el fondo con la forma.

+Si adelantas la imagen de la casa destrozada con las letras Heisenberg creas una atención. Gilligan ha destacado y presumido de atarlo todo, y de jugar con momentos del pasado y del futuro. Éste es uno de ellos, pero vaya, que había tiempo para todo. Por lo que sea, él al final no lo ha querido mostrar. En otras ocasiones no le ha importado ralentizar el asunto hasta la exasperación.

+No me sorprende la metralleta loca, me averguenza. Defendí la muerte de tebeo de Fring, pero esto es demasiado para una finale de una serie que ha revitalizado la tele.

Kierkegaard dijo...

Hay un episodio especial de "cazadores de mitos" sobre Breaking Bad.

Tendría que haber una segunda parte donde pongan a prueba lo de la ametralladora en el maletero.

Anónimo dijo...

Está bien Mariló, dices que es una serie de culto...pero en los comentarios por defender tu punto de vista la catalogas de inverosimil y previsible...¿pretendes que nos estallen las cabezas a los lectores?

Sí, se queda todo muy cerrado (o bastante cerrado) y a mi personalmente es lo que me gusta, que se aten los cabos, que no me acueste preguntándome que coño era ese oso polar en una isla tropical...y no saberlo nunca!!!

También soy de la opinión que Heisienberg debía morir, llamadme moralista si os parece, pero es lo que debe ser. Y en este caso que es Heisenberg quien termina aniquilando a mister White mejor, desde luego no quería verlo sobrevivir e imaginármelo en una cama de hospital, tosiendo sangre y con una palangana para cagar.

Anónimo dijo...

vale más morir de pie que vivir de rodillas.....

Live free or die.

Rene Suarez dijo...

Merece un comentario la conversación entre Walt y Scally, cuando le dice que no lo ha hecho por la familia sino por si mismo. Evidentemente lo ha hecho todo por ambas razones, pero de esta forma libera a la familia de vivir el resto con esa sensación de culpa, de haber sido el motivo de tantos crímenes.

Otro cabo que deja atado antes de morir.