26.8.13

Breaking Bad 5x11: confesiones

(con spoilers) Como Vince Gilligan no deja nada al azar, hay que tener en cuenta varios detalles de este trepidante episodio. En el título se habla de confesiones (Confessions). No es sólo la falsa confesión de Walter, que (supuestamente) llevaría a la cárcel a Hank. Esta confesión grabada mirando a cámara recuerda al piloto de Breaking Bad, en el que Walter White, atemorizado, nos cuenta quién es como personaje y qué le ha pasado. Aquí no lo está, al contrario: cree tener un as en la manga. La cara que se les queda a Hank y a Marie observando atónitos toda la retahíla de su cuñado es de órdago.

Walter y Walter Jr. ¿o Heisenberg y Flynn?

Momentos antes han hecho un simulacro de comida en una taquería donde se obligan a hablar entre dientes, creando una de esas situaciones tan surrealistas que tanto nos gustan. Ni Margaritas, ni guacamole en Garduno's. Walter (manipulador) sigue insistiendo en la protección de sus hijos y en que lo único que va a conseguir Hank es destruir a la familia. "Bastante tiene mi hijo con saber que me ha vuelto el cáncer". De nuevo, la enfermedad (paradójicamente) como motor de su rebeldía y optimismo. Skyler añade que ya no son así y que "es cosa del pasado". Esto también se lo quiere creer ella, claro. Porque si Walter vuelve al negocio, Skyler también se enfrentará a él.

De la cinta nace otra confesión, cuando Marie le cuenta a Hank de dónde salió el dinero para su recuperación. Es el dinero (de nuevo el maldito dinero) la prueba que llevaría a Hank a prisión. Si Marie no le hubiese mentido, estaríamos ante otro argumento. Pero Marie mintió a Hank, igual que Hank está mintiendo a sus compañeros de la DEA. "Me mataste", le dice Hank. Como pareja también están condenados estos dos. Qué pasará con ese dvd, ni idea, pero más le vale a Hank deshacerse de él. Cuando se enfrenta a Jesse (donde lo dejamos en el anterior episodio) Jesse está dispuesto a hablar, pero no con él. Y Hank no hace nada al respecto. Si Skyler le preguntó histérica si estaba arrestada, Jesse hace algo parecido, al intentar que todo quede dentro de la ley, no como venganza y mérito personal de Hank. Creo que esto llevará a la perdición a este personaje, que no deja de ser mediocre (y poco realista) a la hora de evaluar la situación.

Breaking Bad está llena de mentiras, empezando por su protagonista, que es El gran Mentiroso y El gran Dictador. Y si hay mentiras, tarde o temprano hay confesiones y arrepentimientos. Walter sigue mintiendo. A su hijo Junior, desdoblado en ocasiones en Flynn, como Walter se desdobla en Heisenberg. Lo manipula de tal manera que lo aparta de sus tíos. Por si acaso, de forma sibilina. Walter Jr. traga. Confía en su padre. Me da pena el chaval, cuando se entere no sé cómo reaccionará (¿se podría aliar con el padre cegado por su fortaleza contra la enfermedad?). Le recuerdo jugando con una pistola al inicio de la serie, soportando que su padre le atiborrase a tequilas, haciéndole creer que había ganado dinero a través de internet.

Walter, claro está, intenta engañar/manipular a Jesse, su otro hijo. Sí, al que abraza, protegiéndole, al que confiesa (es mentira) que si quiere salvarse es mejor que se vaya. "Si pudiese lo haría yo por ti", "En unos años será un mal sueño". Jesse le echa en cara la muerte de Mike, por fin, y Walter, sin decir nada, confiesa también su asesinato. Jesse, que se descompone, finalmente cede a marcharse, a huir. Sin Jesse, Hank no tiene nada que hacer. Pero Walter es también el dictador. No hay nada democrático en sus decisiones. Todas son para su propio beneficio (como le echa en cara Jesse). Pero Jesse, que siempre ha sido muy loco, se ha calmado. Atiende a razones, llora desconsolado (Aaron Paul en su mejor momento en la serie, a la espera de lo que vendrá) y vuelve a picar, a creer a su mentor. Pero le deja clara una cosa (que hay que tener en cuenta): "Hank nunca se rendirá".

De una forma un poco forzada (a mí me lo parece), Jesse ata cabos de nuevo. Le faltan los porros, que Saul le ha quitado. Eso le recuerda a Brock, el niño. Jesse pensó que se había envenenado con su cigarro de ricino (el que iba a usar contra Gus) pero luego descubre que Brock enfermó por una baya venenosa (lirio de los valles). Sea como fuere, Jesse se da cuenta, por fin, de que Walter está metido en el ajo (ya veremos qué le dice Jesse a Walter cuando se enfrenten). Ahí es cuando reaparece el mentiroso y maquiavélico Walter White, Heisenberg, al que creía su amigo. Jesse explota, lógico, y logra otra confesión más, la de Saul (me hace reír el momento: "Código rojo" y que de nada le sirvan los guardaespaldas). Saul le había dicho momentos antes: "Hay gente inmune a los buenos consejos", refiriéndose a él. Jesse estaba templado, prefería la fría Alaska a la calurosa Florida; casualidad retorcida que lleve un móvil de Hello Kitty cuando descubre lo que más le duele. Pero en su ataque de ira absoluta, sin pensarlo, fuera de sí, loco, corre a casa de Walter y la rocía de gasolina (¿quemará la cámara? ¿la lotería? Que Walter enterrase el dinero ya cobra sentido). Ya sabemos por qué la casa se quemó, aunque no vemos toda la secuencia. En el próximo episodio llamado Perro rabioso, entiendo que se refiere a Jesse, en estos momentos, una auténtica bomba de relojería. Le come la rabia. Jesse podría haberle perdonado todo, pero ya sabíamos que por esto no iba a pasar. El personaje ha tocado fondo.

Seguro que por una llamada de Saul, Walter se hace con la pistola congelada que tenía escondida en la máquina de bebidas del lavadero. Hielo (ahora Walter) y fuego (Jesse en el infierno). Walter tiene miedo, le tiene miedo. Las secuencias en el lavadero son surrealistas, como si Walter creyese que hay micrófonos o se obligase a interpretar el papel de tipo normal. Skyler no da crédito, porque ella sí es la que hace una vida normal, cobrando a los clientes con total naturalidad. De hecho, cuando Walter le comenta que ya están bien, que nada les puede pasar, está escondido en la sombra, como si fuera Heisenberg, sólo le falta el sombrero.

Walter, no, Walter sigue pringado. Que el episodio comience con Todd me escama. Con Todd, recordemos, aquel chaval que mató a un niño en bicicleta a sangre fría, confesándole la peripecia (no ésta, si no la del robo al tren) a una pareja cutre que sólo desea buena metanfeta. Sólo se me ocurre que Todd esté ahí para negociar (por los motivos que sean) de nuevo con Walter, para que vuelva al negocio. También podría acabar siendo un cebo para la DEA, un chivato con el que Walter no contase. Posibles finales para la serie se pueden dar a partir de ahora, pero sí creo que hay algunos que se pueden descartar. Por ejemplo, que Walter confesase sus crímenes a cámara para que no le salpicase a su familia (no creo que lo veamos más); o que se suicide (la escena crudísima de Marie aconsejándole que lo haga es brutal o insinuando en la cinta que es muy cobarde para suicidarse); o que mate a Jesse ("Me matarás como hiciste con Mike", llora Jesse, ¿también casi por accidente?). Walter se hace fuerte con el cáncer y protegiendo a su familia, le da un motivo para ser realmente una mala persona. Pero, sin su familia, si Skyler o su hijo le dan la espalda, ¿cuál será su motivación? Sólo podría ser la venganza. Que sepamos que volvió a por el cigarro de ricino nos sigue dejando en ascuas.  

Breaking Bad 5x9: Blood Money
Breaking Bad 5x10: Buried

10 comentarios:

AnaFer dijo...

El chiquillo que envenenó Walter CREO (porque me has puesto en duda) que no murió.

Mariló García dijo...

Es cierto, qué ganas de sangre tengo! Aquí la info: http://es.breakingbad.wikia.com/wiki/Brock_Cantillo

malejemplo dijo...

No envenenó al niño, con las bolitas aquellas de la planta que tenia en el jardin?

CarlosRM82 dijo...

El cigarro no envenenó a Brock, de hecho a Pickman lo liberan al saber que fue envenenado (cree que involuntariamente) por comer vayas de una planta (que cultivó W. White).

Más tarde W. White le hace ver que el cigarro lo perdió y lo aspiró la Roomba.


Pickman se da cuenta de que toda la historia es mentira, y es otra manipulación más de Walter/Heinsenberg, y ahí ya explota...


PD: Sublime el video de la confesión.

Julio dijo...

Por favor, sed más claros con vuestra interpretación del momento de la "revelación" ("anagnórisis" se llama en la tragedia griega al momento en que a uno se le revela la verdad de si mismo). ¿Qué descubre Jesse cuando saca el paquete de tabaco? ¿en qué orden liga las ideas y conecta los hechos inconexos? AYUDA, POR FAVOR, AMIGOS.

Mariló García dijo...

Cambiada esa parte del texto. Explicado el tema Brock y cómo Jesse comprende que WW le ha mentido.

Anónimo dijo...

Estoy como Julio...
La pregunta es... cómo es capaz Jesse de conectar algo que pasó hace tanto tiempo con lo que ha pasado en ese momento?
Y otra cosa...
Walt le hace creer que no ha perdido el cigarrillo y le da uno falso, entonces por qué vuelve a pensar en eso ahora...?
Que alguien me explique esto porque me estoy volviendo loca.
Gracias.

Mariló García dijo...

En la entrada comento que este tema de Jesse está pillado por los pelos. A mí me lo pareció así. La única explicación lógica es que Jesse no se quiere fiar ya de Walter, sabe que es un mentiroso patológico y que él no es importante en su vida.

¿Cómo lo conecta? Porque quiere hacerlo, porque necesita que Walter sea un cabrón para poder dirigir su ira contenida hacia alguien.

Otro tipo de explicación no tiene lógica.

Marcos sanchez toledo dijo...

Jesse pensó que se había envenenado con su cigarro de ricino (el que iba a usar contra Gus) pero luego descubre que Brock enfermó por una baya venenosa (lirio de los valles). Sea como fuere, Jesse se da cuenta, por fin, de que Walter está metido en el ajo (ya veremos qué le dice Jesse a Walter cuando se enfrenten)
k koño es esto tio? xDDD ya veremos como la serie acaba pero para mi que te estas emocionando demasiado en... XD jesse sera lo k es desde siempre... un drogata al que heisemberg saco de su vida... k conste k amo a jeese <3

cristian martin pimen dijo...

Se da cuenta porque le falta la marihuana, que le saco el guardaspalda de saul, antes de salir de su oficina si miran veran como le roba la marihuana sin que se de cuenta por lo que jessy piensa que tambien le pudo robar el cigarrillo la primera vez , duda, luego va golpea a saul quien confiesa que si le robo el ricino, pero que no sabia que iba a hacer ww con el.