7.6.13

Piloto The Fosters, las lesbianas de Jennifer Lopez

Que Jennifer Lopez estuviese tras la producción de The Fosters, serie de ABC Family, me llamó la atención. ¿Cuánto de hispano tendría el invento? Pero siendo como es J-Lo y con ABC Family detrás... bueno me gusta Bunheads, que emite el mismo canal, así que, ¿por qué no? me dije. Bien, el piloto de The Fosters plantea una idea muy original y con mucho potencial. Cómo viven en las casas de acogidas los chavales que salen de un reformatorio. Como ocurre en Bunheads, las protagonistas son todas mujeres. La chica que sale del reformatorio que tiene toda la pinta de que es una pardilla y los Fosters del título que son dos lesbianas. Y aquí comienzan a chirriarme ciertos aspectos de la serie (y sólo llevo 10 minutos).


Que una de las lesbianas sea una policía blanca (ojo, Teri Polo) y la otra, la subdirectora de un colegio negra (Sherri Saum, la recuerdo de En terapia) me hace imaginarme a A dos metros bajo tierra pero con féminas. Vale, J-Lo nos muestra a dos mujeres independientes y triunfadoras, pero que, además, tienen su corazoncito y que se llevan estupendamente. Pero todo empieza a sonar como a cuento de Disney. La policía es el orden de la casa y la profesora es la educación. El matrimonio perfecto para acoger y criar a unos niños. Resulta que además de la chica perdida ésta (Madisen Beaty), estas mujeres tienen otros tres hijos: uno biológico de una de ellas y dos hermanos hispanos... ¡ajá! Aquí estaba el toque Lopez. Para rizar más el rizo de lo multirracial y buenrollista del tema, los hermanos hablan entre ellos en español cuando se mosquean con sus madres. Y por eso la poli también lo habla un poco, para poderlos entender también y compartir sus temores. Yo no entiendo nada de lo que dicen en español, como suele pasar. Los hermanos como que recelan de la nueva y el hijo biológico como que se enamora al instante de verla. La hija hispana es Cierra Ramirez, popular por Vida secreta de una adolescente, y el hijo biológico, David Lambert, un yogurin de esos que vuelven locas a las niñas. Ya no hace falta ver más para saber que lo peor de The Fosters es que va a ir con la moralina por delante, es un tema muy interesante pero tratado de la manera más naif. Lo peor de todo es que no quiere ser un drama, pero tampoco es una comedia. Descartada.

No hay comentarios: