12.6.13

Juego de tronos, final tercera temporada, hace falta valor

(con spoilers) Podría arrancar esta entrada diciendo palabra por palabra lo que comenté en el blog sobre el final de la segunda temporada. Juego de tronos está hecha para sus fans. Antes lo dudaba, pero a estas alturas ya estoy convencida de que es imposible abarcar todas las referencias, personajes y detalles que ofrece la saga. Por eso, en esta tercera entrega me ha vuelto a aburrir lo de siempre: largas peroratas que no me explican nada (o que yo no entiendo, las de Davos se llevan la palma) mezcladas con escenas impactantes que pretenden cautivar a los que se las imaginaron en los libros. Esto segundo lo consiguen, en lo efectista, Juego de tronos gana. Pero es en los diálogos y ciertas subtramas donde sigo viendo peros que me siguen convenciendo de que la serie podría ser aún mejor. Pero no lo es.



Juego de tronos es una serie que veo acompañada, comentamos los episodios y solemos coincidir en las mismas dudas y aciertos. Luego, suelo hablar de los episodios en el trabajo, con compañeros que también la siguen. Los que leen los libros me ayudan y los que se saben todos los spoilers, también, aunque muchas veces los veo también muy perdidos ante mis preguntas. Eso es lo que me falta en Juego de tronos, cierta claridad. No digo que nos lo expliquen como si fuéramos tontos, pero deberían no dar por hecho un montón de detalles. Hoy, por ejemplo, en Twitter preguntaba si Ramsay, el sádico, era un Snow, ya que lo había visto en la ficha de la web IMDb, pero no recordaba que lo hubieran aclarado. Tampoco entiendo la extremada hijoputez de este personaje, me quedé a cuadros con la secuencia de las dos tías desnudas seduciendo al desgraciado Theon, futuro eunuco, como si fuera una peli de Esteso y Pajares (esto, al parecer, no está en el libro, y sí, sobra). Toda esta situación me pareció de una violencia y desnudos gratuitos. Iwan Rheon, el actor de Misfits, borda su personaje, sí, pero, ¿con qué nos quedamos? No saldrán penes en en esta serie acusada por ello, pero a nadie se le olvidará la escena de la salchicha.

Me comenta en Twitter que la explicación está en la segunda temporada, en esta escena. Olvidada por completo, claro.


Juego de tronos está llena de estos momentos a lo The Walking Dead. Hay una tensa calma que siempre precede a la tormenta. El episodio más comentado de la temporada, el de la boda, me recordó al parto de Lori. Algo se intuye, no sabes que va a pasar, y la cosa se dispara. A mí me impactó más ver ese leve movimiento de Roose Bolton cuando levanta el puño de la camisa para enseñar la malla que todas las caras desencajadas de los fans absurdamente sobrepasados por el desenlace. Esta escena es redonda gracias a la poderosa actuación de Michelle Fairley, brillante, contenida en su temor hasta que explota su dolor, el dolor de una madre, que es lo que siempre ha sido. Luego, me leí esta escena en el libro y, claro, en imágenes resulta más tremebunda que en el papel, pero desaparece el recuerdo de ella hacia Ned Stark, elegantemente escrito por George RR Martin. Que en una boda se monte este guirigay es de locos, también que el anfitrión sea un cabronazo de libro. Juego de tronos juega con ventaja: todos sus personajes son ambiciosos y amorales, pocos se salvan. Eso da pie a escenacas de este calibre, pero una serie no puede basarse exclusivamente en quitarte personajes, en provocar que odies a unos (¿por qué sigue vivo Joffrey?) y comprendas la actitud de otros (todos con Arya). Llega un momento que las cosas se repiten. En un mundo sin ley puede pasar cualquier cosa, claro, pero si no le dan una explicación convincente seguiré flipando viendo volar a los dragones y morir por fin a los Caminantes blancos, mientras siga sin entender muy bien a qué viene que se casen unos con otros si al final "todo vale" y cortan cabezas con absoluta impunidad.

Me quedo con momentos grandes por su sutileza: todas las escenas protagonizadas por Charles Dance (Tywin Lanister) especialmente aquélla en la que solloza al confesar la debilidad por su hijo enano. Imprescindible la interrelación entre Brienne y el Matarreyes, en ese cambio de papeles. Las escenas grandiosas de la Khaleesi (muerta una madre, ella es ahora la Madre) y su ejército (imponente su nueva conquista, Daario Naharis). Y, cómo no, Tyrion, mejor esta temporada, llevando a cuestas las sillas y enfrentándose a su hermana y a todo el que se le ponía por delante. Es un Scarface, así que cuidado. En el último episodio eché en falta alguna escena potente con los dragones y no ha sido así. El creador de los efectos especiales lo había prometido en una entrevista, así que las expectativas se quedaron en nada. El año que viene más, pero no sé si mejor. 

Ante las muertes de la boda roja (me parto).


11 comentarios:

anto33 dijo...

Muy negativa te veo...Yo aún no he leído los libros y no me cuesta tanto seguir la serie.Además,se pueden consultar páginas para las explicaciones.Pero esta temporada me ha parecido muy lenta,la verdad.En algunos episodios no pasaba nada.Me ha decepcionado sobre todo el poco tiempo en pantalla de Daenerys.Y el que me harta cada vez más es el soso de Jon Snow,brrrr....

Mariano dijo...

marilo, en el ultimo capitulo el mismo Roose Bolton, menciona que su hijo bastardo snow, estaba encargandose personalmente a su manera de theon greyjoy. Saludos!

Mariló García dijo...

Anto 33, la serie no me motiva lo suficiente como para ponerme a indagar en la Red. Ya te digo que lo hablo con otras personas que leen los libros o que leen spoilers y aún así hay cosas que se nos escapan. ¿Qué es del libro, que no lo es? Es lo de menos. Yo también creo que es una serie que se hace lenta, pero Rubicon era así y a mí me encantaba. Intento comprender por qué se me hace lenta y son los diálogos vacíos y el hecho de que nos presenten los temas sin explicación alguna.

Mariló García dijo...

Mariano, tb me lo han comentado en Twitter, añado el vídeo. Gracias!

Devaneos de un moderno Peter Pan dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Es verdad que juegan mucho con el efectismo para ganarse a aquellos fans que ven en la serie cierta falta de coherencia y explicación encontrada únicamente si lees los libros.
No sabes cuánto me alegra que alguien diga algo sobre la relación de Brienne y Jaime. Cómo cambian los papeles, cómo uno se va colando en el pensamiento del otro, cambiando de ser totalmente negros a "puede-que-no-sea-tan-malo"... Después de la actuación de Charles Dance (las tablas y el buen hacer en teatro se le notan a la legua) creo que son los dos actores que mejor llevan a sus personajes.

Sara B. dijo...

Es cierto que la serie es lenta, pero hay que tener en cuenta que Juego de Tronos no es la típica saga de aventuras y guerra, sino que va más allá. Los momentos épicos son escasos porque aquí lo que destaca es la estrategia, es más una aventura política con tintes épicos. Puede que por eso muchas veces choque la masacre de personajes, pero creo que el autor intenta mostrar la vida misma, tan cruel como es, donde no siempre gana el que queremos.

Por otro lado, no creo que la escena de Theon y Ramsay sobre. Es cierto que no aparece en sí en los libros, pero también que hay un gran agujero desde que se pierde a Theon hasta que volvemos a saber de él donde no se sabe qué pasa. De hecho, una de las grandes preguntas es si le han cortado su miembro. Martin ya ha dicho en alguna ocasión que está aprovechando la serie para enseñar momentos que no aparecen en los libros (como por ejemplo, la clara homosexualidad de Renly Baratheon, la cual apenas es palpable).

Como lectora, muchas veces también me pierdo y tengo que volver a las wikis para recordar. Pero creo que estamos tan acostumbrados a las escenas fuertes de Juego de Tronos que nos olvidamos de que las escenas verdaderamente fuertes aquí son los diálogos, los entresijos de la inteligencia de cada personaje.

"En el juego de tronos, o ganas o mueres". Creo que esa cita define tan bien la serie que te das cuenta de que no puedes cogerle cariño a nadie.

Condesadedia dijo...

Sí, el hijo de Bolton es un Nieve, porque su padre no se molestó en casarse con su madre antes de que el crío naciera. En el norte todos los bastardos llevan el apellido Nieve, es el equivalente a nuestro Expósito. Y hace maldades porque es un psicópata, no hay una explicación más elaborada.

Tal vez la serie debería detenerse un poco en detalles como los "apellidos de bastardos", pero si ya hay espectadores que se quejan de se habla mucho y se mata poco, no me quiero ni imaginar que se pusieran a soltar los parlamentos que salen en los libros sobre las costumbres, historia y geografía de Poniente y alrededores.

Eso sí, es un placer leer opiniones de no-lectores. Hace ver las cosas desde otro punto de vista.

Anónimo dijo...

La Boda Roja esta inspirada en hechos reales de la edad media. Personalmente me encanta el hecho de que en esta serie (y en los libros), no existan los típicos personajes protagonistas que lo hacen todo, bien, están en todas partes y lo pasan mal pero al final salen victoriosos y se llevan a la chica.

Lo he visto ya tantas veces hasta aburrir, que se agradecen esta clase de obras.

lostieforever dijo...

Ayer te respondí en Twitter que el HDP de Martin quiere que los fans de la serie compren sus libros y no me equivoqué. Siempre veo el programa de Conan a las 12 de la noche por HBO y anoche dieron el de la entrevista de este gordito con cara de buenazo a lo Papá Noel.

Me divertí mucho porque el tipo es francamente gracioso, pero no hacía más que referirse a "los fans que leyeron los libros" y la Boda Roja fue escrita hace ya 11 años.

Dio un argumento similar al del coment del último anónimo: él quiere sorprender a sus fans, porque si uno ya sabe que nuestros personajes favoritos van a ganar la guerra y se quedarán con la chica (o el chico) sería una serie más.

En cuanto a confundirse, pues a veces sí, pero le echo un vistazo al mapa que subí a mi blog y también busco en otros sites de la serie y los libros. A mi no me aburren los diálogos, porque parece una obra de teatro. Y yo AMO el teatro, donde hay que prestar atención a lo que dicen, más que a lo visual, que en el caso de GOT es bastante explícito.

Estoy preparando un post sobre las diferencias entre GOT y LOTR bastante divertido, donde hablan de este tema, porque si en algo coinciden es que tienen multitud de personajes y linajes!

Saluditos!

Selva dijo...

Comparto lo de la poca claridad y la confusión que se crea en muchas de las situaciones o personajes de la serie. Creo que tener que consultar la web para entender una serie es como que un pintor tenga que explicar lo que significa su cuadro, si te lo tienen que explicar, algo anda mal. A mi también me encantaban Rubicon y algunas otras series tildadas de "lerdas", pero el caso de GOT es distinto, tenés que ser un experto para entender todo lo que pasa, y sino en muchas escenas conformarte con mirar los dibujitos, como si fueras un niño que no sabe leer mirando un libro.
Igualmente pienso seguir con la serie, por supuesto, pero ha bajado en mi ranking de favoritas, hay otras series que también son de buena calidad y que me entretienen mucho más.

sofia martínez dijo...

Me parece muy interesante lo que comentas, los haces de una forma distinta a las críticas y reseñas que he leído. Sin embargo puedo decir que la serie funciona como entretenimiento y lo logra bastante bien, prueba de ello es la actual Game of Thrones tercera temporada que mezcla elementos que sin duda a la gente le gusta ver. Es una serie buena pero no deja de ser sólo para pasar el rato.