18.7.12

The Newsroom: Sorkin, Sexo en Nueva York y los Cosmopolitan

Según Mackenzie, su ex, Will McAvoy, trata de "civilizar" a las personas (en su mayoría, mujeres) a las que les gustan los cotilleos. "La vida privada de la gente no debería ser usada como entretenimiento", le dice a una columnista gossip en el episodio 1x4 (I'll try to fix you) de The Newsroom. "Te tendría más respeto si fueras traficante de heroína". Inmediatamente después esta periodista orgullosa de hablar de las Amas de Casa Reales (las Real Housewives) le tira su copa a la cara (a Hope Davis ya la vimos en In Treatment donde coincidió con Alison Pill, Maggie).

Vuelve a repetir su hazaña evangelizadora con otra señora (arriba) que acaba tirándole un Cosmopolitan de granada al jeto. Además de no comerse un rosco, McAvoy comienza a probar lo que critica, apareciendo en las secciones de cotilleos, y siendo amonestado por su jefe que ya no es tan paciente con sus hazañas quijotescas (hasta su equipo le lanza en pleno un vaso de agua a la cara). "El progreso es lento, pero es a largo plazo", le oímos comentar ingenuo.

Mientras McAvoy abandera su causa civilizadora, Maggie, su émula en joven (como Don Draper con su Peggy Olson), también encabeza la suya propia. Su novio Don quiere enrollar a su compañera de piso con Jim. Maggie, celosa, no entiende qué pueden tener en común el productor de un telediario con una dependienta de una boutique en el Village. "Trabaja en la moda", le dice a Don, despectivamente. "Sin ofender, Liz", le dice a su amiga. A lo que ésta contesta: "No sé por qué tendría que estar ofendida".

Es curiosa esta crítica a la telebasura, o a la programación en televisión que es puro entretenimiento si tenemos en cuenta que Sorkin, el guionista y creador, apareció en el preestreno de The Newsroom con su nueva novia, Kristin Davis, la Charlotte de Sexo en Nueva York. Creo que Sorkin no había tocado antes temas como la moda en televisión, o el uso de, concretamente, Cosmopolitans para echárselos a la cara a sus personajes... De hecho, hay un momento en el que Don le dice a Maggie que él no es como Carrie Bradshaw al elegir su bebida... Esto demuestra, saber que Sorkin sale con una actriz famosa por protagonizar un culebrón fashionista, que a veces conocer ciertos cotilleos de las personas (sin llegar a herirlas y siempre que sean reales) facilitan la comprensión de sus acciones. Y eso que yo tiro más hacia la opinión de McAvoy y soy de las que intenta "civilizar" siempre a los que me rodean.

3 comentarios:

Juego de Tronos dijo...

Hombre... es que una cosa es la telebasura gossip y otra MUY diferente fue Sex & The City, que es cierto que no era un divulgativo de los que echan en la 2, pero en el plano de ficción (al menos en las primeras entregas) fue un gran producto.
Que algo sea puro entretenimiento no lo convierte en basura televisiva.

Anónimo dijo...

Pues como Sorkin viera solo cinco minutos de la programación de Tele 5 le daba un aneurisma.

Mariló García dijo...

Juego de tronos, yo fui fan number 1 de Sexo en NY, pero me hace mucha gracia que Sorkin hable ahora de la serie y coincida con su noiazgo con una de sus protas. Seguro que han tenido más de una conversación al respecto seguro que Sorkin intentó tb civilizarla :)