18.4.12

Piloto. Girls: Hannah, una Bridget Jones en los diarios de Carrie

El vino que no falte, ni la deco bohochic
Mucho se puede comentar del nuevo piloto de HBO, Girls, producido por Judd Apatow (Virgen a los 40) y escrito, protagonizado y dirigido (con sólo 25 años, nació en 1986) por una desconocida, Lena Dunham, una especie de Diablo Cody de la TV. Me ha venido a la cabeza viendo el piloto su película sobre embarazos llamada Juno. Mientras la veía sospechaba: aquí hay gato encerrado. No sé si es por su música indie, su falso mensaje liberal o su protagonista, una niña bien que prefiere arrastrar los pies al andar en vez de tomar las riendas, mientras añora tener dinero para no hacer... nada. "Cuesta mucho dinero parecer así de cutre", comenta mientras sale de su apartamento neoyorquino compartido, camino a un trabajo en una editorial donde no la pagan un duro como becaria.

El punto de partida es su obligada emancipación. Cosa que aquí en España no se comprenderá bien porque nuestros papás nos siguen protegiendo. ¿Quién dejaría volar a su hijo del hogar sin un duro en el bolsillo? El guión lo arregla enviando a los padres de viaje. Hannah, hija única, rellenita, feucha pero simpática, a dos años de la graduación y sin un duro en el bolsillo, podría ser una especie de juvenil Bridget Jones en los diarios de Carrie.
El póster de Sexo en Nueva York, referencia absoluta
Porque Sexo en Nueva York está muy presente, y Nueva York, y la moda, y los tíos, y el sexo, y la droga (bueno, opio comprado en farmacia, espero que vaya a más), y la generación perdida... en fin, lo normal. Los chicos aquí entran y salen sin llamar a la puerta, como lo que son, aventuras pasajeras. Da igual que las chicas estén desnudas en el baño afeitándose las piernas o meando y secándose el papo mientras discuten. Ellos se asoman, han logrado meter la cabeza donde sus padres no lo lograron. Pero, en serio, ¿alguien se mete desnuda en la bañera a comerse un helado? Hay cosas que no es que me pillen lejos por un salto generacional, es que son inverosímiles. Sin embargo, la escena del encuentro sexual con Hannah y su novio, me ha parecido de lo más sincera: una sumisión pero sin concesiones. Un dato que perfila al personaje, inmaduro obviamente: sus tatuajes son ilustraciones de cuentos infantiles...
El ligue de Hannah y su apartamento bohemio
Hannah (curiosamente un nombre asociado a las gordas, leáse Pretty Little Liars, o a esa Hannah y sus hermanas de Woody Allen (seguramente no faltarán futuros guiños), como digo, Hannah 'Banana', como la llaman cariñosamente sus colegas, como Bridget Jones, se siente gorda ("un ángel gordo de Victoria'Secret"), comparte cama con su amiga porque se han quedado viendo en la tele a Mary Tyler Moore, menciona de pasada al John Cusack de Un gran amor, película de 1989 (ni había nacido era un bebé) en la que aparece en esa escena mítica bajo la ventana con su gigante radiocasete, hablan de Sonrisas y lágrimas, de Fuera de onda (Clueless) y hasta del poeta Flaubert que murió de sífilis... Dudo que ésta sea "la voz de una generación", como Hannah pretende con su flamante debut en la literatura, un manuscrito que, supongo, será como las columnas de Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York. Tirando del hilo literario conseguirá hacerse un hueco en la vida.

Si en la serie los padres son humildes profesores, aunque se hospedan en el hotel The Warwick, en la vida real, los padres de Lena Dunham son artistas. También lo es el padre de Zosia Mamet, la amiga que tiene el póster de la película Sexo en Nueva York en su habitación, nada menos que David Mamet, el dramaturgo (Zosia es la amiga lesbiana de Peggy en Mad Men).
La fashionista y su bolso de Louis Vuitton
Otra amiga (Jemima Kirke), cosmopolista y fashionista, llega de Francia, embarazada. En la primera imagen, vemos su cabeza apoyada en una bolsa de Louis Vuitton dentro del taxi. Ésta es la nueva generación que patrocina Loewe, 'la que nos cae tan bien'. Sin embargo, ella trata la moda con desprecio, no sabe si le queda bien o no el sombrero que lleva, le da igual. La echan en cara que se olvide de la cena en su honor, que Nueva York no es Barcelona.

"¿Cómo debe ser que te quieran tanto?", añora Hannah al ver a su cuarta amiga, la que tiene un novio al que no quiere, ese que asoma el hocico cada dos minutos. Pero se mofa: "Cuando os veo a los dos suena una canción de Coldplay". La guapa Allison Williams también es en la vida real hija de... un presentador de la CNN NBC, ejem.

Hannah es Carrie antes de convertirse en cisne. Es esa Bridget Jones que nos cae bien porque la compadecemos. Es un patito feo sin rumbo, que comparte su vida de hija única con sus hermanas ficticias (al estilo de Las vírgenes suicidas de Sofía Coppola). Y esas tres amigas tienen un compendio de las otras protagonistas de la serie escrita por Candace Bushnell. Lo mejor de Girls son sus diálogos y la interpretación bastante creíble de sus protagonistas. Lo peor es la confusión generacional que propone: son jóvenes que hablan como sus abuelas, y actúan como teenagers... Un mensaje con el que no empatizo, pero que me recuerda a cuando vi por primera vez Sexo en Nueva York: ni la entendí ni quise entenderla. Con el tiempo se convertiría en una de mis series de cabecera. Girls no es la sucesora de Sexo en Nueva York, pero se aproxima bastante... Seguiré viéndola.

Actualizo: tras ver el episodio 1x2, me reafirmé en varias ideas que ya había comentado por aquí. La falta de complejos de la protagonista, que lo mismo sale en bolas que contando sus intimidades, la forma, no me concilia con el fondo: estas niñas viven situaciones más propias de sus madres o de sus hermanas mayores. Van de intelectuales pero están huecas. Se quejan pero no hacen nada productivo. Me dí el tercero para pensarme si seguir o no, y he decidido tras ver el episodio 1x3 que dejo Girls. No me creo a esta generación que sufre bucho, que sufre tanto, cuando en realidad no tiene de qué quejarse. Y es una pena porque Lena Dunham, la prota, tiene madera, me la creo en su patética y absurda vida. Sin embargo, no entiendo a su personaje, y he llegado a la conclusión de que no me interesa entenderlo. Lo resumí en Twitter: "A mí es que el rollo bohochic de la pandi, y lo mal folladas que están todos me echa para atrás. Ni un gay. Ni una palabrota...". "No me queda nada clara la intencionalidad de Girls. Sufren y nos hacen sufrir, y luego se ponen a bailar. Pura inconsciencia". "El problema es que TODO con esta chica parece ser TAN trascendental. Y luego no es NADA. Es por su culpa. Apariencias".

14 comentarios:

Carlos (Tele de Queso) dijo...

Yo creo que el problema es querer compararla con Sexo en NY. A mi Lena Dunham me ha encantado, toda ella. La música indie para mi genial y los diálogos son perfectos. Yo pensaba encontrarme con otra cosa y he visto en 'Girls' algo distinto. Por cierto, yo también pensé en Juno nada más ver el teaser.

Series de Bolsillo dijo...

Coincido en tu interpretación, excepto en que será la "sucesora" de Sexo en Nueva York. ¡No! Le falta el glamour de la gran ciudad, la influencia de la moda, el fashionismo que Girls no tiene. Es muy cutre. Quizá eso es lo que se busque. No lo compro. Es como 2 Broke Girls, pero en vez de Brooklyn, en Manhattan. ¿Y que es eso de que con 1,100 dólares mensuales va a sobrevivir en NYC? Venga ya!! Eso cuesta alquilar una habitación en Brooklyn, imagina en el Village.

Veré el 1x02 por aquello de... pero todo apunta a que abandono.

-L

Javier PMar dijo...

Sé que es una tontería, pero como alguien nacido en el 89, tengo 23 años, así que ella sí había nacido en el 89 xD

fuertecito dijo...

No enganchará a los fans de Sexo en NY. De hecho, todos los que vieron el piloto esperando una "sexo en ny" con veinteañeras salieron despavoridos. Es una serie amarga y deprimente que se está vendiendo como algo que no es. Y resulta que lo que es es mucho mejor. SeNY se utiliza precisamente pare mostrar lo opuestas que son esas vidas a las de aquellos cuatro personajes, a pesar de que ellas quieren parecerse a ellas. Esta es la generación post-SeNY, post-Friends, la que más se engaña a sí misma. No veo acertada la comparación con Bridget Jones. Hannah no tiene nada que ver con ella. Ah, y esto ya es tiquismiquismo: lo que se come Hannah en la bañera no es un helado, es un cupcake xD Por último: me ha encantado el uso que has hecho de la palabra "papo". Aplausos xD

Mlo/Yonomeaburro dijo...

carlos, yo esperaba encontrarme con lo que me he encontrado, es como el reverso oscuro de Sexo en NY. Me ha parecido interesante, pero me recuerda demasiado al cine indie yanqui, siempre tan ambiguo...

Mlo/Yonomeaburro dijo...

Series de bolsillo, creo que puede ser la sucesora de Sexo en NY no como serie fashionista y glamurosa, si no como fenómeno de una generación. A mí no me aburrió, aunque tampoco me reí como con Carrie y sus amigas. Girls es muy pesimista, tal vez demasiado...

Mlo/Yonomeaburro dijo...

Fuertecito, con los diarios de Carrie en marcha, ha sido ver a Hannah y me la he imaginado en ella. Es como si hubieran dicho, ¿qué harían unas juveniles Carrie pero siendo menos guapas y teniendo menos suerte? Y sobre todo siendo menos alegres (coincido en el tono sombrío). Y pienso en cómo sería Bridget Jones de joven, no tanto por la historia como por el personaje, una chica que no encaja, pero que quiere encajar y no le es fácil.

Mlo/Yonomeaburro dijo...

javier, llevas razón, corregido! gracias!

Anónimo dijo...

Brian Williams es el presentador de NBC Nightly News :)

Mlo/Yonomeaburro dijo...

efectivamente, la verdad es que no sé por qué he puesto la CNN ¿? la edad

baduljp dijo...

Esta nueva serie me recuerda un poco a otra gran producción de este canal sex and the city creo que girls es una versión mas moderna y actualizada de esta famosas serie, habrá que verla para saber que nos espera, aunque puedo deducir que si se trata de una serie echa por hbo es claro que será un éxito.

baduljp dijo...

Esta nueva serie me recuerda un poco a otra gran producción de este canal sex and the city creo que girls es una versión mas moderna y actualizada de esta famosas serie, habrá que verla para saber que nos espera, aunque puedo deducir que si se trata de una serie echa por hbo es claro que será un éxito.

Eliuska Mariel dijo...

Tengo 23 y estoy saliendo de la universidad, sí me identifico con muchas de las situaciones, tal vez tú no te identifiques en nada, pero creo que muchas personas de esta generación sí; además me parece absurdo eso de que hablan como sus abuelas, y que no pueden saber de Flaubert o de una película de 1989 porque nacieron en el 86, es absurdo lo que dices, ¿o nunca has leído un libro escrito hace 200 años? ¿no puedes conocer nada que no sea posterior a tu nacimiento?

Y sí, es una Bridget Jones más joven, definitivamente.

Mariló García dijo...

Eliuska, yo sólo apunto que Woody Allen ya existe. Que no se puede estar imitando al ídolo continuamente. Creo que una generación como la que pretende definir Girls debería encontrar una nueva y más fresca inspiración. Pero si dices que tú y tus amigos leeis a Flaubert, y es una cosa como de lo más normal, pues genial. Ojalá sea así, que nos faltan emprendedores y gente muy cualificada. Gracias x pasarte! :P